El maestro onubense Daniel Chico, cuando la vocación por la enseñanza te lleva a ser feliz en tu trabajo diario

Tras cursar Magisterio en la Universidad de Huelva, el docente realizó Psicopedagogía, estudios durante los que fue beneficiario de una de las becas internacionales de la Fundación Atlantic Copper, que le permitió sufragar parte de los gastos que le generó su estancia Erasmus en el ciudad eslovena de Maribor. En la actualidad imparte Educación Física en el SAFA-Funcadia.

El maestro onubense Daniel Chico.
El maestro onubense Daniel Chico.

Rosa Mora. Que aluda a la popular sentencia del pensador oriental Confucio de “elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida” dice mucho de la actitud del docente onubense Daniel Chico García hacia la enseñanza. Su cercanía e interés por los niños, mostrándose desde muy pequeño dispuesto a acompañar y cuidar de sus familiares más directos, unido a su pasión por los deportes, le hicieron decantarse por los estudios de Magisterio en la especialidad de Educación Física, diplomatura que cursó en la Universidad de Huelva. 

El docente fue beneficiario de una de las becas internacionales que concede anualmente la Fundación Atlantic Copper.
El docente fue beneficiario de una de las becas internacionales que concede anualmente la Fundación Atlantic Copper.

Su deseo por seguir formándose llevó a Daniel Chico a matricularse en Psicopedagogía, teniendo la oportunidad de realizar el último año de esta licenciatura en la ciudad eslovena de Maribor, donde disfrutó de su Erasmus. Esta estancia en Eslovenia, no obstante, reconoce el maestro onubense, no hubiera sido igual de no haber sido uno de los beneficiarios de las becas internacionales que anualmente concede la Fundación Atlantic Copper, destinadas a estudiantes onubenses y consistentes en una aportación económica para sufragar parte de los gastos que generen el viaje y la estancia de los beneficiarios en el extranjero. Su misión, señalan desde la Fundación, “es favorecer la internacionalización de los más jóvenes, promoviendo la interculturalidad y el perfeccionamiento de idiomas, requisitos que le aportarán mayor competitividad en su futuro acceso al mercado laboral”. Misión que en el caso de Daniel Chico se vio cumplida, siendo excelente la valoración de su estancia en Eslovenia, “te abre horizontes, abre tu mente, amplía tu cultura, adquieres autonomía, conoces gente maravillosa de tantos sitios…”, nos explica en esta entrevista. 

Valora de manera muy positiva su estancia Eslovenia.
Valora de manera muy positiva su estancia en Eslovenia.

– ¿Qué te llevó a estudiar Magisterio?
– Bien, en primer lugar, creo que desde que tengo uso de razón me ha gustado mucho cuidar a los niños, empecé con el pequeño de mis dos hermanos y así con todos mis primos menores. Además, siempre he sido muy deportista, así que si lo juntas todo supongo que la solución es Magisterio de Educación Física. Todo eso unido a la influencia de los buenos maestros y profesores que he ido teniendo a lo largo de mi vida me hizo decantarme por magisterio.


– ¿Siempre tuviste claro que querías dedicarte a la docencia?
– En realidad no, de pequeño era, y aún me considero, un amante de los animales y la naturaleza. Por lo tanto yo quería ser biólogo, concretamente biólogo marino -por aquello de que me gustaba acompañar a mi abuelo a pescar- o incluso cuando era más pequeño quería ser paleontólogo ya que como muchos niños que nos criamos en los 90 Jurassic Park fue todo una revolución.

Daniel es un enamorado de su profesión.
Daniel Chico es un verdadero apasionado de su profesión: la docencia.

– Tras realizar Magisterio de Educación Física cursaste Psicopedagogía siendo beneficiario de una de las becas internacionales de la Fundación Atlantic Copper, ¿Cómo supiste de la existencia de estas becas?
– En mi caso lo escuché en la Universidad y después lo pregunté en casa, puesto que mi padre es trabajador de Atlantic Copper y me lo confirmó. Para acceder a ella simplemente la solicité a través de la web de la Fundación, ya que cumplía los requisitos para solicitarla.


– ¿Qué supuso para ti esta beca de la Fundación Atlantic Copper?
– Pues fue una ayuda clave para mantenerme en Maribor, Eslovenia, hasta que llegó el primer pago de la beca Erasmus. Ya que otros tenían que esperar como agua de mayo ese primer ingreso, tirar de sus ahorros, trabajar o depender de sus familias.

– ¿Fue tu primera experiencia internacional?
– Bueno, en Huelva todo el mundo ha cruzado la frontera a Portugal alguna vez, pero en mi caso fui unos meses antes a Londres a visitar a unos amigos que estaban allí con una beca de inmersión lingüística.

Actualmente trabaja de como profesor de Educación Física en el SAFA-Funcadia.
Actualmente trabaja de como profesor de Educación Física en el SAFA-Funcadia.

– ¿Cómo valorarías tu estancia Erasmus? ¿Qué te aportó a nivel personal y profesional?
– La Erasmus la valoro cuantitativamente con un 10, cualitativamente ya es más difícil, ya que es tanto lo que te aporta tanto a nivel personal como profesional, ya que te abre horizontes, abre tu mente, amplía tu cultura, adquieres autonomía, conoces gente maravillosa de tantos sitios… y ves que realmente somos todos tan parecidos, que resulta difícil comprender por qué hay tantos problemas en el mundo.

– ¿Qué estás haciendo en estos momentos?
– En estos momentos acabo de empezar a trabajar como profesor de Educación Física en el SAFA-Funcadia, colegio en el cual realicé secundaria y bachiller, además de seguir formándome en idiomas y recientemente como monitor de ajedrez.

Aspira a ejercer el Magisterio toda la vida.
Aspira a ejercer el Magisterio toda la vida.

– ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
– Creo que ya lo dijo Confucio, si no recuerdo yo mal, que si eliges una profesión que te guste no tendrás que trabajar ni un solo día. Pero si tuviera que elegir, está claro que el día a día con los niños.

– ¿Cuáles son tus aspiraciones?
– La verdad es que podría resumirlas en disfrutar de todo lo que me rodea y de todo lo bueno que me está ocurriendo a mí y a los míos. Y por supuesto, ser maestro toda la vida.

– Muchas gracias.

 



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.