La idiosincrasia del Ándevalo, representada en la colección ‘Raíces’ de El Ajolí

Los paisajes de esta zona de la provincia se representan en los rosas y naranjas, amarillos y marrones de la línea 'Tierra'.

Las raíces de El Ajolí se encuentran en el Andévalo.
Las raíces de El Ajolí se encuentran en el Andévalo.

HBN. Cuando queremos responder a las grandes preguntas de la vida: quiénes somos, de dónde venimos y adónde vamos, la decisión más inteligente es pararse y volver a nuestros orígenes, a esas raíces a las que debemos nuestra forma de ser y nuestra trayectoria.

Pensando precisamente en esos comienzos, la colección 2018 de Pepe Jiménez ‘El Ajolí’ se llama ‘Raíces’ y supone un repaso a esa tierra, la onubense, que fue testigo de los comienzos de esta empresa en 1981 en el andevaleño pueblo de San Bartolomé de la Torre. Allí Pepe Jiménez y su esposa Pepa pusieron en marcha un pequeño taller que medio siglo más tarde es un referente internacional de la moda flamenca.

Vestidos con estampados y lunares recuerdan a la tierra.
Vestidos con estampados y lunares recuerdan a la tierra.

Muchos de los vestidos de esta colección son un homenaje a esa tierra que ha visto nacer y crecer a El Ajolí. El Andévalo onubense se muestra en los tonos de estos trajes de flamenca, en sus rosas y naranjas, amarillos y marrones, que al verlos nos transportan a un paisaje muy nuestro.

Estos vestidos son, como la tierra a la que agasajan, una transición entre la belleza del mar y la arena y las sinuosas curvas de los relieves serranos. Unos trajes de frontera, en los que los lunares conviven con estampados florales y encajes llenos de elegancia y encanto.

Comienzas las romerías en la provincia y con ellas las onubenses lucen sus nuevos trajes de gitana.
Comienzas las romerías en la provincia y con ellas las onubenses lucen sus nuevos trajes de gitana.

 




Tras la Semana Santa, con la de Piedras Albas, comienza la época de romerías en esta zona de la provincia de Huelva, cuna del fandango y de algunas de las tradiciones onubenses más arraigadas. Es momento para enfundarse en uno de estos vestidos de gitana que recuerdan con sus originales diseños y variadas texturas los paisajes más occidentales de las tierras onubenses.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.