La estación de penitencia de Los Judíos deja constancia del patrimonio cofrade más antiguo de Huelva

La Hermandad con las imágenes más antiguas de la Semana de Pasión de Huelva ha partido del templo catedralicio para acercar a los onubenses las tallas de Jesús de las Cadenas, el Cristo de Jerusalén y Buen Viaje y María Santísima de los Dolores. Entre sus estrenos destacan la nueva coraza del soldado romano y la restauración de los varales del palio y de la corona de la titular mariana.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

HBN. Nuevo día espléndido de la Semana Santa de Huelva 2018. Una jornada muy esperada por todos los devotos onubenses por poder disfrutar sin prisas, en jornada festiva, del sabor cofrade en las calles de la capital. Turno este Jueves Santo para la Real e Ilustre Hermandad Sacramental y Capitular de Nuestro Padre Jesús de las Cadenas, Santísimo Cristo de Jerusalén y Buen Viaje y María Santísima de los Dolores, conocida popularmente como los Judíos.

La plaza de la Merced al paso del misterio de Los Judíos.
La plaza de la Merced al paso del misterio de Los Judíos.

A las 19.30 horas, la plaza de la Merced estaba ya abarrotada de devotos que no querían perderse la salida de una de las cofradías con más solera de Huelva. No sólo por ser la única que realiza su estación de penitencia desde la Catedral, todo un honor al ser el principal templo de la Diócesis -ya tenía su sede en el convento mercedario antes de su nombramiento como Catedral de Huelva-, sino también por tener como titulares a las imágenes más antiguas de nuestra Semana de Pasión.  

La Hermandad ha estrenado un nuevo Senatus.
La Hermandad ha estrenado un nuevo Senatus.

Puntual, como lo están siendo todas las hermandades este 2018, a las 19.45 horas se abrían las puertas del templo catedralicio para dejar salir a los numerosos nazarenos, nada menos que 450 de los 1300 hermanos de la entidad, enfundados en sus túnicas color crema con escapulario en el mismo tono, capa y morrión rojo corinto, botonadura roja y correa de cuero negro.


Expectación en el pórtico y en los alrededores de la Catedral. Los penitentes caminaban a buen paso en dirección a la Plaza de la Merced y al Paseo Independencia. Ya en el cortejo los onubenses han podido ver los primeros estrenos de los Judíos de este año, que han portado un nuevo Senatus, bordado por el taller de Santa Clara y la orfebrería de Hijos de Juan Fernández y donado por un grupo de hermanos, así como un nuevo guión Asuncionista de las orfebrerías Hermanos Delgado y San Juan realizado a partir de la anterior insignia del bicentenario.

El Cristo de Jerusalén y Buen Viaje.
El Cristo de Jerusalén y Buen Viaje.

Objetos nuevos que se unen al riquísimo patrimonio de esta Hermandad, una de las más antiguas de Huelva (la fecha documental encontrada es 1792). En este sentido, su hermano mayor, Fernando Carvajal, siente gran nerviosismo y responsabilidad al poner en la calle tallas y objetos de tanto valor. “No perdimos nuestros pasos y enseres en la Guerra Civil, por eso tenemos el patrimonio más antiguo de Huelva. Ponemos un punto de clasicismo de barrio al Jueves Santo, quien nos ve se transporta a la Semana Santa de otros tiempos. Representamos la poca historia antigua que sale en Huelva”, manifestaba hace unos días Carvajal a Huelva Buenas Noticias.

A las 19.55 horas, alcanzaba el porche de la Catedral onubense el primero de los tres pasos de la Hermandad: el misterio de Jesús de las Cadenas. La talla es de autoría anónima del siglo XVII, atribuida sin documentación a la escuela gaditano-genovesa, y las imágenes secundarias son obra del palmerino Martín Lagares, representando el misterio el momento de la burla al Señor.

Detalle del paso de Jesús de las Cadenas.
Detalle del paso de Jesús de las Cadenas.

Lo primero que ha llamado a los onubenses congregados en la plaza ha sido que Jesús de las Cadenas lucía referencias al VIII Centenario fundacional de la Orden de Nuestra Señora de la Merced, que se conmemora este 2018. Una efeméride por la que la Santa Sede le ha concedido un Año Jubilar a la entidad. En Huelva, es la Hermandad de La Merced, unida desde sus orígenes a la Orden, la que está celebrando dicho centenario con un calendario de actos extraordinarios a lo largo de todo año en el que ya está inmersa.

Un niño habla a los costaleros bajo el paso.
Un niño habla a los costaleros bajo el paso.

Por otro lado, el romano del misterio está procesionando con una nueva coraza en metal cincelado y pulimentado realizada por orfebrería San Juan, otro de los estrenos de la Hermandad para este Jueves Santo.

Tras el paso de misterio, decorado con rosas y flores en tonos burdeos, ha caminado un año más la Banda de Cornetas y Tambores Cristo de la Victoria (León), cuyos sones han llenado de emoción los primeros minutos de la cofradía en la calle.

Varios niños han participado en el cortejo.
Varios niños han participado en el cortejo.

La misma complicada maniobra de salida que los costaleros del misterio habían protagonizado, se ha repetido en el pórtico catedralicio para el paso del Cristo de Jerusalén y Buen Viaje. Este crucificado, de autor anónimo del siglo XVI y que se venera desde antiguo en La Merced, fue, según algunas investigaciones, titular de una antigua Hermandad de Ánimas, con un marcado carácter marinero, de ahí su advocación.

Cabe recordar que el Cristo de Buen Viaje, restaurado por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, es propiedad de la Diputación Provincial de Huelva, entidad que ostenta el título de Hermana Mayor Honoraria desde 1922 (en el palio aparece bordado el escudo de la institución). 

La Banda Jesús del Gran Poder.
La Banda Jesús del Gran Poder de Coria

Sobre un clásico monte de claveles rojos salpicado de iris morados, se presentaba el Señor en esta jornada de Jueves Santo, acunado por los sonidos de la Banda de Cornetas y Tambores Jesús Gran Poder de Coria y en la que su paso ha estrenado nuevas parihuelas. Nada más salir al pórtico, los hermanos han recolocado la cruz, que habían bajado para que pudiera cruzar el dintel de la Catedral.

Con los dos pasos ya en la calle, el avance de los nazarenos avisaba de la próxima salida de la titular mariana de la Hermandad. Antes de asomar los cirios blancos, en el cortejo del palio los onubenses podían contemplar, como es costumbre, una representación de penitentes con el antiguo hábito Servita (negro de cola, con escapulario del mismo color).

La Virgen ha procesionado con el hábito isabelino.
La Virgen ha procesionado con el hábito isabelino.

También la Virgen ha procesionado con el hábito de la Orden Servita, popularmente denominado ‘isabelino’, dada la tradición secular que atribuye el mismo a una donación personal de la reina Isabel II a la Santísima Virgen, y en su exorno floral ha destacado la presencia de azucenas.

Los varales del paso de palio, que ha contado con nuevas parihuelas, se han mostrado tras ser restaurados íntegramente por orfebrería San Juan, al igual que la corona de María Santísima de los Dolores de Seco Velasco, objeto de una rehabilitación importante. Además, la titular de la Hermandad lleva un tocado del siglo XVIII en su rostrillo, otra de las novedades de la Hermandad de Los Judíos para este Jueves Santo.

Asimismo, cerrando el cortejo, los músicos de la Banda Municipal Nuestra Señora del Rosario (El Cuervo, Sevilla), que este año han tomado el relevo al Liceo Municipal de la Música de Moguer.

Tras la Virgen camina la Banda Municipal Nuestra Señora del Rosario.
Tras la Virgen camina la Banda Municipal Nuestra Señora del Rosario.

Con los tres pasos en la calle, la cofradía se ha encaminado hacia Carrera Oficial, abriéndose paso entre cientos de devotos que caminan junto a sus titulares. Toda Huelva ya disfruta en este Jueves Santo de la Hermandad de Los Judíos, que recorrerá, entre otras, las calles San José, Ginéz Martín, Puerto, Palacios, Plaza de las Monjas, Ginés Martín, Doctor Vázquez Limón y, posteriormente, enfilará la Plaza de la Merced para recogerse, según lo previsto, cerca de las 2.00 horas de esta Madrugá.

Una vez finalice este Semana Santa, la Hermandad de La Merced tiene prevista la restauración íntegra, por parte de Bordados Santa Clara, del manto procesional de la Virgen, que ya tiene más de un siglo, obra de Juan Manuel Rodríguez Ojeda, así como la restauración de la Virgen de la Merced, que están realizando en el taller de Pedro Manzano en Sevilla. Dos grandes proyectos que se suman este año a las celebraciones del VIII Centenario fundacional.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.