Bmw

La nueva Sección Medieval del Museo de Huelva, dedicada a al-Ándalus, contará con piezas recuperadas de la Isla Saltés

Dos cañones de la época de Colón y una serie de dinares de oro abbadíes del siglo XI aparecidos en el Castillo de Aracena serán otros elementos que se incluyan en este espacio, en el que, de algún modo, estarán representadas la Mezquita de Almonaster y las murallas de Niebla. El director del Museo, Pablo Guisande, nos explica esta iniciativa, que permitirá al visitante hacer un recorrido cronológico completo por la historia de Huelva a través de las salas del centro museístico.

El director del Museo de Huelva, Pablo Guisande, en el espacio que ocupará la nueva sala islámica.
El director del Museo de Huelva, Pablo Guisande, en el espacio que ocupará la nueva sala islámica.

Mari Paz Díaz. La historia de Huelva tiene mucho que decir en la época medieval, una etapa de enorme relevancia para la configuración de la actual provincia onubense, a pesar de que los restos arqueológicos de esta época han quedado en ocasiones solapados por la importancia de otros vestigios onubenses de tanto interés, como pueden ser los ídolos prehistóricos del Seminario o el casco corintio aparecido en la Ría de Huelva. Una situación que el Museo de Huelva quiere solventar dedicando un espacio amplio y propio a la época islámica dentro de su Sección de Arqueología.

Imagen de los restos de la casa islámica aparecida en la Plaza de San Pedro. / Foto: Miguel Ángel López.
Imagen de los restos de la casa islámica aparecida en la Plaza de San Pedro. / Foto: Miguel Ángel López.

Una cuestión anunciada por la delegada territorial de Cultura de la Junta de Andalucía, Natalia Santos, a raíz de los trabajos de restauración del muro islámico aparecido en un solar de la Plaza de San Pedro de la capital. Un proyecto de enorme interés, al que Huelva Buenas Noticias dedicó un amplio reportaje, que puedes recordar en el siguiente enlace: Descubren durante las obras de una vivienda en la Plaza de San Pedro unas pinturas murales de la época islámica únicas en Huelva

Guisande explica el espacio que ocupará este área de restos mozárabes onubenses.
Guisande señala el espacio que ocupará este área con restos mozárabes onubenses.

Una propuesta que, según explica a HBN el director el Museo de Huelva, Pablo Guisande, no es nueva, sino que “en el Museo venimos trabajando desde hace tiempo para que las exposiciones permanentes tengan un orden cronológico en la Sala de Arqueología. Sin embargo, hasta ahora, existía un vacío de la época mozárabe, cuando, realmente, Huelva tiene mucho que decir en la etapa islámica”.  Ante esta situación, añade Guisande, “la intención del Museo es hacer un guiño a la interesante etapa de la Huelva islámica, dotándola de un espacio propio dentro de nuestra zona expositiva, una cuestión que no habíamos podido hacer anteriormente debido a la falta de espacio”.


La Sala de Arqueología mantiene una estructura de carácter cronológico. / Foto: Escuela Superior de Arte y Diseño.
La Sala de Arqueología mantiene una estructura de carácter cronológico. / Foto: Escuela Superior de Arte y Diseño.

Tal y como nos concretan los arqueólogos del Museo de Huelva, “debemos tener en cuenta que la estructura del museo tiene un discurso cronológico, que parte de la Prehistoria y que sigue por las diferentes etapas, como la romana y visigoda. Por este motivo, la idea es actuar en la Edad Media, dando protagonismo al mundo islámico en Huelva, lo que permitirá unir este espacio con la conquista cristiana, unificando criterios en la línea del tiempo. Una idea que no habíamos podido llevar a cabo al no contar con espacio suficiente”.

Imagen de la noria romana que podemos encontrar a la entrada del Museo, lugar donde se ubicarán los enseres mineros de la época romana, dejando espacio para la sala islámica. / Foto: Museo de Huelva.
Imagen de la noria romana que podemos encontrar a la entrada del Museo, lugar donde se ubicarán los enseres mineros de la época romana, dejando espacio para la sección islámica. / Foto: Museo de Huelva.

Una falta de espacio que se ha solventado utilizando una zona que hasta este momento se dedicaba a la época romana y paleocristiana. En concreto, “los objetos que ahora tenemos en este área, que se refieren a la minería romana, pasarán a exponerse junto a la gran rueda hidráulica minera procedente de Riotinto y que se encuentra a la entrada del Museo. Un espacio que, al quedar vacío, se aprovechará para mostrar la riqueza arqueológica de Huelva en la Edad Media”, concreta Guisande. Hay que recordar que la noria romana es una de las piezas más significativas de la colección arqueológica del Museo de Huelva, puesto que, con sus 4,30 metros de diámetro, sorprende por su monumentalidad en el vestíbulo del museo, además de ser una pieza única en el mundo por su buen estado de conservación. Esta pieza de los siglos I-II d. C., hallada en 1928 en la zona de Masa Planes de Riotinto, fue restaurada entre 1999 y 2002 en el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, e instalada en el Museo de Huelva en 2003 con mejoras de iluminación de espacio patrocinadas por la Fundación Atlantic Copper.


Dinares de oro abbadíes del siglo XI, aparecidos en la intervención arqueológica del Castillo de Aracena en 2012. / Foto: Museo de Huelva.
Dinares de oro abbadíes del siglo XI, aparecidos en la intervención arqueológica del Castillo de Aracena en 2012. / Foto: Museo de Huelva.

Un espacio libre que se aprovechará para esa Sala Medieval, que cubrirá un periodo cronológico muy amplio, que abarca 1.000 años de historia de Huelva, de ahí que cuente con un gran interés. Todo ello permitirá reformular la Sala Arqueológica del centro museístico onubense con piezas muy atractivas para el visitante. Pero, ¿qué incluirá esta nueva sección de carácter permanente? Entre las piezas que podrán admirarse en este nuevo espacio del Museo de Huelva se encuentran elementos tan llamativos como las pinturas de la época islámica que han aparecido en el solar de la Plaza de San Pedro, una vez que hayan finalizado las labores de restauración de las mismas, así como una serie de dinares de oro abbadíes del siglo XI, aparecidos en la intervención arqueológica del Castillo de Aracena en 2012 e, incluso, dos cañones de la época de Colón, con los que se pondrá el acento en la parte de la Reconquista y el Descubrimiento, es decir, en los siglos XV y XVI. 

Imagen de las algunas de las piezas de la isla Saltés que se expondrán en la nueva sección.
Imagen de las algunas de las piezas de la isla Saltés que se expondrán en la nueva sección, custodiadas en la actualidad en el sótano del museo.

Igual o más llamativas son, si cabe, las piezas procedentes de la Isla Saltés, así como otros objetos de Niebla, que se pondrán en valor en este nuevo espacio expositivo. “A través de estos interesantes restos se podrán explicar cuestiones como la importancia del color en el mundo islámico, las técnicas decorativas de la cerámica, los modos de intercambio comerciales con las monedas…, temas que nos ayudarán a comprender nuestra historia en la Edad Media, especialmente, en lo que se refiere a cómo se organizaba el espacio público de una ciudad, la vida cotidiana de aquella época”, nos comentan los arqueólogos.

Restos de cerámica que permitirán comprender la importancia de la decoración en los objetos islámicos.
Restos de cerámica que permitirán comprender la importancia de la decoración en los objetos islámicos, también ubicados ahora en el sótano por falta de espacio.

La idea es que el público pueda comprender la distribución de una vivienda de entonces, a través de elementos usados en la cocina, como una olla, aparecida en Saltés, además de la representación de una habitación musulmana, donde entrarán en juego las pinturas murales de la casa almohade de San Pedro, sin olvidar la zona de la necrópolis con la Alcazaba. Un material que, en gran parte, fue restaurado para exposiciones anteriores, como sucedió con la muestra titulada ‘Saltés. En las Puertas del Paraíso’, que se celebró en julio de 2015 y que permitió la recuperación de un conjunto de 43 piezas procedentes de las excavaciones de la Isla de Saltés y alrededores. 

En esta vitrina con tanta luz se expondran las pinturas murales, así como otras piezas del mundo doméstico islámico.
En esta vitrina con tanta luz se expondran las pinturas murales, así como otras piezas del mundo doméstico islámico.

Una vida cotidiana que, sobre todo, quedará reflejada en una gran vitrina que encontramos en una pared de la sala, tal y como nos señala Pablo Guisande, que ratifica que “incluiremos las pinturas murales de San Pedro, así como algunas piezas interesantes recogidas en la capital, que nos permitirán mostrar cómo era el mundo doméstico en la época islámica. Con ello, sacaremos a la luz muchas piezas, que ahora mismo se encuentran almacenadas en el sótano del Museo al no haber tenido espacio para exponerlas”.

Estas dos piezas, que se encuentran en la entrada de la Sala, también se incluirán en la nueva sección.
Estas dos piezas, que se encuentran en la entrada de la Sala, también se incluirán en la nueva sección.

La nueva sección, además, no sólo se referirá a la capital onubense, puesto que también incluirá elementos determinantes de la provincia, como sucederá, por ejemplo, con la Mezquita de Almonaster la Real, que quedará representada, o con la muralla de Niebla, un espacio onubense de carácter único. Del mismo modo, el director del Museo añade que “también se van a utilizar dos piezas que ahora mismo ya están expuestas en la puerta de la sala, así como unos candiles de aceite que se usaban para la iluminación de las viviendas”. 

Una de las obras incluida en los fondos de Bellas Artes del Museo de Huelva. / Foto: Museo de Huelva.
Una de las obras de los fondos de Bellas Artes del Museo de Huelva. / Foto: Museo de Huelva.

Con todo ello, en la Sala de Arqueología del Museo de Huelva se podrá hacer un completo recorrido por la historia de Huelva, haciendo un guiño importante al mundo islámico. Un glosario cronológico que nos enlazaría ya con la Sección de Bellas Artes del Museo, donde podemos encontrar una colección muy relevante, a pesar de que su importancia haya quedado oculta, en ocasiones, ante la magnitud de las piezas arqueológicas aparecidas. Sin embargo, como recuerda Guisande, “en Huelva no se le da la relevancia que tiene esta Sección de Bellas Artes, a pesar de que en nuestras salas podemos encontrar obras de la escuela local de Huelva, de los siglos XIX y XX, con autores de la talla de Daniel Vázquez Díaz o José Caballero, entre otros muchos. Un amplio espacio con el que, como hemos comentado, completamos el recorrido cronológico de la historia de Huelva desde la Prehistoria”. Iniciativas que contribuyen, sin duda, a poner en valor y difundir nuestro rico patrimonio histórico y artístico. 



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.