La ONCE pone el broche de oro a su 16 Bienal de Música en Huelva

La Salve Rociera despide con emoción a los 200 artistas ciegos y con discapacidad visual grave que han participado en esta edición.

Una de las actuaciones del último concierto de la Bienal.
Una de las actuaciones del último concierto de la Bienal.

Redacción. Cerca de 7.000 espectadores han disfrutado de alguno de los 15 conciertos que ha ofrecido la 16 Bienal de Música de la ONCE desde el pasado miércoles en ocho ciudades andaluzas y que han clausurado en Huelva el director general adjunto de Servicios Sociales, Andrés Ramos, y el alcalde de la ciudad, Gabriel Cruz.

La Salve Rociera interpretada por la Coral Allegro de Valencia con la voz de Coraluna ha llenado de emoción el palacio de congresos de Casa Colón para despedir a los 200 artistas, músicos, cantantes y vocalistas, que han participado en esta Bienal que se ha celebrado en ocho municipios de Huelva, Sevilla y Cádiz 30 años después de que la ONCE pusiera en marcha estos encuentros a nivel nacional, precisamente en Sevilla, primera sede de una Bienal de estas características.

Andrés Ramos dijo que la ONCE siempre ha estado ligada a la música y que la evolución de las personas ciegas no hubiera sido igual sin su compañía. “Nos iguala a todos”, subrayó. El director general adjunto de Servicios Sociales de la ONCE reivindicó la música sin adjetivos. “Porque eso es lo que queremos; ser músicos, artistas, trabajadores, estudiantes, futbolistas, deportistas, amos y amas de casa…. en definitiva, ciudadanos de primera y con vuestros conciertos de estos días –les dijo a los participantes- seguimos demostrándolo”.




Andrés Ramos, que tuvo palabras de recuerdo al científico Stephen Hawking, fallecido esta semana, por su ejemplo de superación. “Vaya desde aquí nuestro recuerdo pero también nuestra demostración de que serán nuestras capacidades y nuestro entusiasmo los que nos lleven tan lejos como seamos capaces de pelearlo”.

once bienal musicaPor su parte, el alcalde de Huelva felicitó a la ONCE por su capacidad de movilización y organización y su apuesta por la cultura como instrumento de integración social para el colectivo de personas con discapacidad. Gabriel Cruz dijo que “la Bienal nos ha brindado la oportunidad de descubrir y disfrutar de grupos e intérpretes de gran nivel gracias a la generosidad de la ONCE, intensificando la oferta cultural de la capital onubense estos días y demostrando que la música no entiende de barreras”.




Como colofón a estos cuatro días, la gala de clausura ha ofrecido un macroconcierto en el que han participado las Corales Alaia de San Sebastián, Allegro de Valencia y Breogán de La Coruña, el Orfeón Fermín Gurbindo de Madrid, y la Orquesta Ciudad de los Califas de Córdoba, además de la actuación especial de Coraluna para la interpretación de la Salve.

En las últimas horas de Bienal, en la Casa Colón se han podido escuchar la actuación conjunta de los participantes que han interpretado el ‘Coro de los Esclavos Hebreos’ de Nabuco, de Verdi, bajo la dirección artística de Carolina Loureiro, que es la única mujer ciega directora de una agrupación musical, y el ‘Aleluya’ de ‘El Mesías’ de Händel, bajo la dirección artística de Christian García, que es también el director de la Coral Allegro, las dos obras con arreglo instrumental de Joaquín Núñez.

La 16 Bienal de Música de la ONCE ha contado con el apoyo de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, la Diputación de Sevilla, los Ayuntamientos de Sevilla, Huelva, Jerez, Alcalá de Guadaíra, Bormujos, Carmona, Mairena del Aljarafe y La Palma del Condado, la RTVA y Acquajet.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.