Las Fichas Taylor, Memoria Histórica de la Cuenca Minera de Río Tinto

Alfredo Moreno Bolaños y Gilberto Hernández Vallecillo honran la memoria de Luis Gil Varón, el primero en investigar estos documentos.

Alfredo Moreno Bolaños / Gilberto Hernández Vallecillo. Para hablar o escribir sobre el tema de las llamadas “Fichas Taylor”, es indudable primeramente dedicar un reconocimiento a la persona que no solamente fue el primero en investigarlas, sino por añadidura a la primera persona que indagó en la “Memoria Histórica de la Cuenca Minera de Río Tinto”, no es otro que Luis Gil Varón

articulo1 Las Fichas Taylor,Gil Varón nació en Minas de Riotinto el 1 de Agosto de 1924, sus padres eran Florentín Gil Mora – abogado y Juez Municipal -, y Refugio Varón. Siete hermanos componían los hijos del matrimonio mencionado, siendo Luis el más pequeño. A la edad de 18 años optó por ingresar en un Noviciado de la Compañía de Jesús para cursar estudios que le llevarían a culminar religiosamente en el sacerdocio.

Se hace cargo de la Escuela Profesional y Técnica de Minas de Riotinto, inaugurada el 21 de Diciembre de 1959. Dicha escuela quedaría desde entonces regida por los padres Jesuitas, que por entonces en Andalucía tenían bajo el patronazgo de las escuelas de la Sagrada Familia la dirección 13 centros educativos. Ejerciendo en la labor mencionada, visita los semiabandonados archivos de la anterior Rio Tinto Company Limited; en la Oficina de Registro de Personal, Oficina Técnica, archivos de Topografía, etc., reuniendo el necesario conocimiento para plasmarlo en lo que finalmente utilizaría en su Tesis Doctoral, presentada en la Universidad de Sevilla, en 1975 y bajo el título: “Geografía de la población minera de Rio Tinto”.


articulo2 Las Fichas Taylor,Posteriormente, sacó a luz el estudio “A migration model for Rio Tinto, 1873 -1973” que le valió el título de Master of Arts por la Universidad de Keele (Inglaterra) y más tarde le seguiría: “Minería y Migración. Rio Tinto 1873-1973” en 1984. Durante tres años estuvo en la Universidad de Filosofía y Letras de Córdoba como Profesor Ayudante en clases prácticas y dos años como encargado del Departamento de Geografía.

Es ocasión de mencionar el libro: “Miscelánea Geográfica en Homenaje al Profesor Luis Gil Varón”, llevado a cabo por el equipo de Profesores de la Facultad de Geografía de la ya citada Universidad, en la que destaca la semblanza que le dedica el Catedrático, D. Antonio López Ontíveros, cuyo último párrafo sigue:


“El modesto homenaje que hoy tributamos a nuestro amigo Luis Gil Varón, con esta Miscelánea Geográfica, al que se han sumado también amigos no cordobeses, es merecido por él y sentido por nosotros. Nos enriqueció con su docencia e investigación, nos beneficiamos -y a veces abusamos- de su sencillez y humanidad, queremos exaltar su entrega y desinterés”.

Al dejar la Dirección del Colegio en Minas de Riotinto, sus superiores le destinaron a otro de los centros que la empresa minera poseía en las Islas Canarias. A su regreso a la Península toma como residencia la Casa y Centro Cultural de la iglesia de San Hipólito (Córdoba). Enfermo de corazón, fue trasladado a la Residencia de los Jesuitas en Granada, donde falleció el 26 de Marzo de 2007.

Adentrándose en la mera investigación de las bajas laborales en la Compañía Minera, se inclina por hacer un riguroso análisis de las bajas de 1936 – año de grandes bajas -, para ello lleva a cabo una codificación de ocho claves que definen el motivo causante de la baja. Para el año 1936 la cifra total fue de 1.709 bajas definitivas.

articulo3 Las Fichas Taylor,

Gil Varón opta por analizar tres fuentes de información; la primera son los expedientes personales de cada uno de los hombres y mujeres que trabajaron en las minas, para ello tomó algunos datos y el año de baja final, es decir cuando finalizaron las readmisiones y las bajas provisionales. Gil Varón, realiza un de aquellos cuyas bajas cumplían las causas: “baja por huelga” o “ausencia de dos meses” y además añadían la palabra “fallecido”; por cierto, este último concepto, lo denomina “un eufemismo de fusilado”, confeccionando un listado de 369 extrabajadores que cumplían la casuística anterior.

Consecutivamente a este análisis, Gil Varón dice encontrar “un pequeño fichero particular que guardaba el jefe de la Agencia en aquellos años, H. E. Taylor”, y que “El fichero está hecho de su puño y letra, y contiene exclusivamente información sobre asuntos sociales durante la república y guerra civil”; por lo que su análisis se va a convertir en la segunda fuente. Con este fichero y algunas adiciones confecciona una lista que la denomina “A”, en la que piensa se encuentran solamente los obreros fusilados en la guerra civil, con algunas excepciones. La tercera fuente es una lista de 715 nombres, “Relación de bajas producidas en el personal de esta Compañía, desde 18 de Julio de 1936 hasta el 28 de Junio de 1940”, con la cual elabora la lista “B”, y que apenas coincide con la “lista A” solamente son 46 los nombres coincidentes entre ambas listas.

La segunda fuente, es decir la lista “A”, da a conocer los llamados “Desaparecidos”, con un total de 392 obreros, algunos de los cuales tienen otros motivos añadidos, como “shot by troops” o “gone West” o “condemned to death”. Una vez creada la lista, la aumentó con datos que le ofrecían desde el exterior del Archivo, una vez verificadas los nuevos apuntes que le indicaron como fusilados, la cifra total se elevó a 420.

articulo4 Las Fichas Taylor,

Vista la importante investigación de Gil Varón, y con motivo de nuestro futuro libro “Memoria Vindicada. 1936-1939. Estudio de la Memoria Histórica en la Cuenca Minera de Río Tinto. A la luz de las fuentes documentales”, no dudamos en ningún momento en realizar con exhaustividad y con los medios a nuestro alcance, iniciar desde “0” el estudio de Gil Varón.

articulo5 Las Fichas Taylor,El día 16 de Septiembre de 2016, iniciamos el análisis del citado legajo con las llamadas “Fichas Taylor”, para ello establecimos una metodología de investigación consistente en diseñar una base de datos y una digitalización de todas las piezas localizadas en tal fichero. Consta este legajo del Archivo Histórico Minero de Fundación Río Tinto de tres archivadores:

  • “ARCHIVADOR 01 A-H”, desde la ficha nº 1: Abadía Muñoz, José hasta la ficha nº 493: Huelva Martín, Pilar.
  • “ARCHIVADOR 02 I-P”, desde la ficha nº 494: Iáñez García, Esteban hasta la ficha nº 920: Pulido Merino, Antonio.
  • “ARCHIVADOR 03 Q-Z”, desde la ficha nº 921: Queija Vega, Antonio hasta la ficha nº 1298: Zarayo Paya, Manuel.

La base de datos confeccionada para la investigación de las “fichas Taylor”, contempla los siguientes campos: Archivador, nº de ficha, clave, nombre y apellidos, departamento, empleo, calle, pedanía, pueblo, afiliación, color escritura, hipervínculo ficha, texto ficha, fechas (alta, baja, arrestado, fusilado, desaparecido, liberado), observaciones, legajo, referencia y expediente.

articulo6 Las Fichas Taylor,

Es conveniente preguntarnos: ¿Cuándo aparece Hastings Elwin Taylor en Minas de Riotinto?, ¿Cuándo confeccionó Taylor estas fichas?; para ello debemos situar en primer lugar al autor de las mismas tanto en Minas de Riotinto como en el Departamento de la Agencia de Trabajo (Labour Bureau). Nuestro personaje, nace en Roxby (Lincolnshire, Inglaterra), el 20 de marzo de 1880; es contratado como Secretario del Director General el día 2 de enero de 1926 con un salario de 700 £/año.

En Octubre de 1927, es transferido a las oficinas de Londres como Secretario del Presidente de la Compañía en la sede central (Head Office) de la misma en Londres, desempeñando dicha función hasta su regreso a Minas de Riotinto en 1929, donde es nombrado de forma provisional Jefe de la Oficina Administrativa. En Enero de 1932 sucede a James Baird, quien marcha de Riotinto en Abril del mismo año; y por tanto deja atrás 12 años al frente del citado Departamento. Por el mes de febrero de este último año citado, se le encarga desde la Dirección de la Compañía un estudio sobre reducción de mano de obra. Una crisis mundial y el consecuente sobrante de unos 3.000 obreros, según David Avery, nos permite pensar la posibilidad del inicio de la fichas en 1932.

articulo7 Las Fichas Taylor,Tras la Huelga Revolucionaria del 4 de Octubre de 1934, llegado el mes de Diciembre del mismo año, Taylor solicita información departamental directamente a los responsables de los mismos, dirigiéndoles escritos personales y remitiéndoles preguntas que deberían contestar sobre el comportamiento de ciertos trabajadores.

El día 1 de Enero de 1936 es nombrado Ayudante Jefe (Chief Assistant) de la Agencia de Trabajo además de tomar la responsabilidad de Inspector de Escuelas, igual categoría que su predecesor Baird. Taylor es pensionado el 1 de Enero de 1941 con 250 £/año. Es por tanto lógico deducir que las “Fichas” fueron confeccionadas y actualizadas entre 1932 y 1941.

Todo apunta, que tras Agosto de 1936, Taylor retoma la actualización de estas fichas, el motivo de llegar a esta conclusión, es la publicación en las mismas de nombres de calles que al menos en Minas de Riotinto (Mina, Valle, Mesa Pinos, Dehesa, Atalaya y Naya) se cambian a partir del acuerdo anunciado en la Sesión Ordinaria del Pleno de 7 de Septiembre de 1936 , donde literalmente se escribe:

“A continuación se acordó designar al primer Gestor Sr. López mueva para reformar el nomenclátor callejero de esta Villa, entre cuyos nombres deberá figurar el de los Generales, Jefes y Oficiales que más se hayan destacado en el Movimiento Salvador de España”, de ahí que aparezcan los nombres de “General Franco”, “General Fanjul”, “Comandante Castejón”, “Fal Conde”, “General Yagüe”,”26 de Agosto”, etc…

Una vez conociendo los datos preliminares tanto de la presencia de Taylor, como de su método de trabajo, nos pusimos a digitalizar las 1.298 fichas que componen este fondo y que se encuentra en el Archivo Histórico Minero de Fundación Río Tinto. Las fichas tiene unas dimensiones de 10 x 9’5 cm. y en ellas se anotan los obreros desaparecidos o bien con las expresiones ordinarias como “shot by troops”, “gone west”, “condemned to death”, etc. además de un breve historial. Muchas tiene en común el despedido en 1.934 ó 35 y su readmisión en marzo de 1.936, se efectúan en ellas apuntes de afiliación política, sindical, asociacionismo, además de calificativos personales y apodos.

articulo8 Las Fichas Taylor,La organización más controlada fue el “Sindicato Minero de Río Tinto” (S.M.R.T.) y dentro de la “Sección de Empleados”, donde figuraban las funciones de Listeros, Capataces, Administrativos, Maestros, Ayudantes de Escuela, etc… Dicho Sindicato fue creado en 1913, del que fuera Presidente y Secretario Eladio Fernández Egocheaga. Francisco Baena en 2007 en su trabajo: “Colonialismo y comunicación. La política informativa de la Compañía británica en las Minas de Riotinto, Huelva (1913-1920). ZER, 23, 2007, Revista de Estudios de Comunicación”, escribe: “Era un sindicato de inspiración socialista, pero más próximo a las tesis libertarias que al pablismo moderado que predominaba entonces en la Unión General de Trabajadores”.

Recientemente hemos finalizado la elaboración e introducción de los datos que figuran en las 1.298 fichas, aunque dicha sea la verdad, aún nos queda una revisión global de textos que por estar en inglés, deberemos de ir paulatinamente revisando. En lo que si estamos disponibles es en ofrecer de forma novedosa el informe estadítico y nominal de la personas que aparecen en las fichas y de cual fue su destino en cuanto a la represión militar y no militar que sufrieron algunos habitantes de nuestra Comarca.

Al igual que Gil Varón analiza las fichas y extrae los nombres de aquellos trabajadores de las que contienen ciertas expresiones comunes, tales como “shot by troops”, “gone west” , “condemned to death”, etc… así como la palabra “desaparecido” que una vez vistas las fichas, podemos decir con seguridad que casi en su totalidad suele ser sinónimo de “fusilado”. Nuestro trabajo inicial y con un primer volcado de información en la Base de Datos, nos va a permitir hacer una evaluación rápida de las claves determinantes y citadas en este mismo párrafo. El resultado que arrojan las búsquedas en la base de datos son las siguientes: “Shot by troops” o “Shot” (18), “Gone west” (5), “Condemned to death” (6), “Desaparecido” (363), solo faltarían incluir aquellos nombres que figuran en la Lista A de Gil Varón y que no aparecen en las fichas.

En este análisis habría que eliminar algunos nombres, que aún figurando en las fichas, y en otras investigaciones de otros autores, la realidad demuestra que no ocurrió así, y podemos documentarlo con seguridad y con suficientes referencias para desmentir tales criterios que Taylor escribe y que las claves de búsquedas establecidas y dadas a conocer, no se refieren al titular de la ficha y por tanto éstos no son la persona fusilada o desaparecida. A continuación detallamos los casos que hemos encontrados:

  • En la ficha nº 12, correspondiente a Domingo Alvarado Álvarez, se informa que es su hermano Luis el que ha sido fusilado por las tropas (Brother Luis was shot by troops).
  • En la ficha nº 15, figura Florencio Álvarez Cerero, de Mesa Pinos (Minas de Riotinto), se informa que su hermano David ha sido fusilado por las tropas (Brother David was shot by troops 1936).
  • De José Vargas Seoanes, ficha nº 1219, de Minas de Riotinto, informa Taylor que su hermano es fusilado por las tropas (Brother shot by tropps), concretamente se refiere a Ramón Vargas Seoanes, domiciliado en Mesa Pinos (Minas de Riotinto), es fusilado el 2 de Septiembre de 1936 en el Cementerio de El Campillo, según informa tanto el Registro Civil de este pueblo como el propio expediente de inscripción fuera de plazo e incoado por José el día 20 de Abril de 1940.
  • En la ficha nº 11, de José Alonso Ramírez, de Nerva, se informa literalmente que fue condenado a muerte en Junio de 1937 (Condemned to death June 1937), el verdadero dictamen fue “Perpetua” en el juicio con sentencia de 1 de Junio de 1937 y correspondiente al Sumario nº 210/1937, conmutándosele dicha pena por 8 Años.
  • Julián García Rodríguez, de Nerva, está identificado en la ficha nº 319, y “Condenaded to death June 1937”, pero el dato real se encuentra en el sumario 217/1937, donde se informa que es condenado a 30 años.
  • La Ficha nº 620, indica a priori que Francisco López Moya, de Nerva, es condenado a muerte en Junio de 1937 (Arrested in Nerva & condemned to death June 1937), sin embargo la realidad fue que en el Sumario 217/1937 se puede observar que fue condenado a 30 años.
  • Nicasio Marín Martín, de Nerva, en su registro de la ficha nº 670 informa que: “Condemned to death June 1937”, sin embargo una vez consultado el Sumario 217/1937, sabemos que fue condenado a 12 años de reclusión.
  • En la ficha nº 1214, Gregorio Valdés Gil figura como “Condemned to death June 1937” (Condenado a muerte), es condenado a Perpetua el 1-6-37, Sumario nº 210/1937, fallece el 1/11/1938 en el Hospital Asilo Penitenciario de Segovia. Este caso como puede observarse no puede incluirse.
  • Juan Colete Pérez, vecino de El Campillo, es citado en la ficha nº 132, con la anotación “Desaparecido” y ante la generalidad establecida de ser “fusilado” en cuanto a lo que esta observación supone, tenemos que asegurar en este caso que Colete Pérez no fue fusilado, prueba de ello es lo que manifiesta el Sumario 6536/1939, donde la sentencia de fecha 10 de Octubre de 1939 fue de “Perpetua. El 19 de Abril de 1944, se le concede la libertad condicional, fijando su residencia en Silos de Calañas (Huelva).

En un primer paso y solo desde las fichas Taylor, y con una búsqueda de los conceptos “Desaparecido”, “Gone West”, “Condemned to death” y “Shot by troops” el resultado por pueblos es el siguiente: 

articulo9 Las Fichas Taylor,

En un segundo paso, hemos añadido aquellos nombres que figuran en una Lista “A” y otra lista elaborada desde los expedientes personales y confeccionada por Gil Varón y que no figuran en las Fichas denominadas “Taylor”, el resultado es:

articulo10 Las Fichas Taylor,

Taylor, a la hora de informar en la fichas respecto a la vecindad del trabajador, es muy concreto en la mayoría de los casos cuando se refiere sobre todo a Minas de Riotinto, gracias a esto podemos dar a conocer que fue en la aldea de Atalaya con un 34% de fusilados – un total de 64 de los 190 del municipio -, donde más se sufrió la represión de los Bandos de Guerra publicados desde el 26 de Agosto de 1936, fecha en que entraron las tropas en Minas de Riotinto.

Una vez realizado la unión de las tres fuentes documentales, es el momento de extraer aquellos casos que no han sido inscritos en los diferentes Registros Civiles de la Cuenca Minera de Río Tinto; este análisis arroja la siguiente estadística y resultado nominal por pueblos:

articulo11 Las Fichas Taylor,

Los datos por población que se pueden observar en la anterior tabla, serían los que habría que añadir a la investigación que publicamos en Marzo de 2017 y que estaban referidos solo y exclusivamente de la información detallada que encontramos en los diferentes Registros Civiles de los diferentes pueblos que componen la Cuenca Minera de Río Tinto, y que recordamos a continuación:

articulo12 Las Fichas Taylor,

Tal y como comunicábamos en Marzo de 2017, los datos que de detallan y pertenecientes a los Registros Civiles, son los que a priori figuran como posibles inhumaciones en las diferentes fosas comunes de los cementerios de la Cuenca Minera de Río Tinto.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.