Cartaya, último destino de la Escuela de Pacientes de los cardíacos onubenses

La Escuela de Pacientes de ANCCO concluye en Cartaya un nuevo taller donde han participado pacientes que han padecido un infarto de miocardio o que sufren alguna afección cardíaca.

Enfermera gestora de casos del centro de salud de Cartaya junto con uno de los docentes de la escuela.
Enfermera gestora de casos del centro de salud de Cartaya junto con uno de los docentes de la escuela.

Redacción. La Escuela de Pacientes de la Asociación Cardíaca Nuevo Camino para el Corazón Onubense (ANCCO) ha sido impartida por Francisco Pacheco y Rafael García, acompañados por Ana María Escolástico Cueto, enfermera gestora de casos del centro de salud de Cartaya. Los dos docentes son pacientes cardíacos con un infarto previo y que vivieron hace tiempo la misma situación por la que ahora atraviesan sus ‘alumnos’, de ahí que sea de una extraordinaria aportación el intercambio de experiencia entre estas personas afectadas por una misma patología, hecho que puede servir de gran ayuda para poder aprender a vivir con esta nueva realidad.

Pacheco y García, pacientes expertos, han compartido sus vivencias con los nuevos afectados en un clima de participación, ayudándoles a superar los temores iniciales que esta nueva situación conlleva, intentando, en todo momento, transmitir que hay que vencer los miedos y lograr tantos ellos como su entorno familiar una normalización de su vida personal.

Una de las sesiones celebradas en el centro de salud de Cartaya.
Una de las sesiones celebradas en el centro de salud de Cartaya.

Durante las dos sesiones celebradas, la primera el miércoles, día 7 de marzo, y la última, miércoles 14 de marzo, los pacientes han podido tomar conciencia de su enfermedad, la importancia de tomar adecuadamente la medicación, la necesidad de cambiar o adaptar determinados hábitos de vida para evitar recaídas. Asimismo, se ha profundizado en la importancia de controlar y evitar los factores de riesgos, prestando especial atención a la hipertensión, diabetes, colesterol, mantener una dieta baja en sal y tabaquismo. Otros aspectos como el socio-laboral o la sexualidad también fueron abordados. Destacando la importancia de realizar una actividad física adecuada a las condiciones de cada uno, pero siempre huyendo del sedentarismo. Por último, tampoco se dejó de abordar otra de grandes secuelas cuando se produce un episodio cardiológico, el psicológico, ya que resulta fundamental hacer frente decididamente a este hándicap que a la inmensa mayoría de los pacientes le ocurre. Para combatir ésta es fundamental conocer la enfermedad, sus limitaciones y afrontarla aprendiendo a vivir con ella.


Compartiendo sus vivencias con los nuevos afectados en un clima de participación.
Compartiendo sus vivencias con los nuevos afectados en un clima de participación.

Francisco Pacheco y Rafael García recordaron a los pacientes cartayeros de la existencia de ANCCO, sus fines y los objetivos que ésta tiene a corto, medio y largo plazo y emplazando a todos ellos a sumarse a esta asociación, que viene trabajando por el bienestar de todos los cardíacos onubenses. Informando de la inminente puesta en marcha de uno de los grandes proyectos que desde hace tiempo tenía la entidad, la pulsera o colgante QR Salva Vida que será entregada a todos los socios que hayan realizado su donación correspondiente al primer semestre de este año.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.