El ingeniero aeronáutico sanjuanero Carlos Fernández trabaja en Bristol en Airbus, empresa de la que ha sido imagen internacional

Después de vivir un año en Pisa (Italia), donde estuvo realizando su proyecto fin de carrera, y de trabajar en Hamburgo (Alemania), este joven se encuentra desde el pasado mes de septiembre de 2017 en Reino Unido, donde forma parte de Airbus, comprobando la seguridad de los aviones. Una experiencia que este onubense valora de forma muy positiva, tanto a nivel personal como profesional.

Con amigos de San Juan del Puerto durante una visita en Hamburgo.
Carlos, con amigos de San Juan del Puerto durante una visita en Hamburgo.

Mari Paz Díaz. Carlos Fernández Santiago es un onubense nacido en San Juan del Puerto hace 27 años. Tras estudiar en el CEIP J. J. Rebollo de su localidad natal y en el IES Juan Ramón Jiménez de Moguer, centros de los que guarda muy buenos recuerdos, este joven se marchó a Sevilla para estudiar Ingeniería Aeronáutica en la Hispalense. Una elección que se debió a que “me gustaban los números y entender cómo funcionan las cosas, así que terminé estudiando esta carrera, seguramente influenciado por tener un padre al que le fascinan los aviones y que siempre ha concentrado toda mi admiración”. Fue el inicio de una destacada trayectoria profesional que ha incluido, entre otros logros, el haber vivido un año en Italia para hacer su proyecto fin de carrera, una beca en la empresa Airbus, en Sevilla, y, por último, su salida al extranjero para trabajar por Europa. De todo ello, nos habla en esta entrevista concedida a ‘Onubenses por el mundo’.

Con compañeros de trabajo en la planta de Airbus de Bristol.
Con compañeros de trabajo en la planta de Airbus de Bristol.

-Carlos, ¿por qué decidiste irte fuera?
Hay varias razones, pero principalmente fue buscando nuevos retos que me enriquecieran en lo personal y en lo profesional: vivir en un país distinto al mío, aprender idiomas, tener una experiencia laboral plena en otro país, saciar mi curiosidad, viajar, mezclarme con otras culturas…

-¿Cuánto tiempo llevas fuera de España?
Ahora mismo, de manera continua, llevo algo menos de dos años fuera, contando dos destinos diferentes. Anteriormente, ya había pasado un año fuera, con lo que, en total, son unos tres años.

-¿Cuáles han sido tus experiencias en el extranjero?
Mi primera experiencia en el extranjero fue en 2013, cuando pasé un año en la Universidad de Pisa (Italia), realizando mi proyecto fin de carrera. Después, en 2016, empecé a trabajar en Hamburgo (Alemania), hasta que en septiembre de 2017 cambié de nuevo de destino, rumbo a Inglaterra.

Cena de despedida con amigos y compañeros de trabajo días antes de dejar Hamburgo para irse a Bristol.
Cena de despedida con amigos y compañeros de trabajo días antes de dejar Hamburgo para irse a Bristol.

-¿Cuál está siendo tu labor allí, en Reino Unido?
Trabajo en Airbus, que es una empresa que fabrica aviones. En concreto, actualmente, trabajo en el Departamento de Test, donde nos encargamos de comprobar cómo en los aviones prima ante todo la seguridad –por razones obvias–, por lo que tenemos que encargarnos de que todo sistema que se instale en ellos funcione tal y como se espera. Yo, en concreto, hago pruebas de los sistemas de combustible y del tren de aterrizaje, es decir, las ruedas del avión.




-Además de trabajar en Airbus, es curioso que te has convertido en la imagen de una campaña internacional de la empresa…

El onubense, en el cartel publicitario en Airbus.
El onubense, en el cartel publicitario en Airbus.

En realidad, esto no fue más que una anécdota. Un día recibí la llamada del Departamento de Comunicación de la empresa para preguntarme si podían venir y hacerme unas fotos en mi lugar de trabajo para un evento de publicidad. Yo, en principio, pensaba que sería algo interno y ni pregunté, pero resulta que cuando vino el fotógrafo con el equipo de comunicación me dijeron que era para ponerlo en una valla publicitaria, además de internet. Fue gracioso.

Con compañeros de trabajo en Lake District, durante una formación de trabajo en equipo.
Con compañeros de trabajo en Lake District, durante una formación de trabajo en equipo.

-¿Cuál es tu balance de estas experiencias en el extranjero?
Dejando de lado el hecho de que estar fuera supone estar lejos de la familia y los amigos más cercanos, sólo puedo decir cosas positivas sobre mi experiencia en el extranjero. Aprendes, vives experiencias, ves mundo, intercambias aficiones. Por ejemplo, en Inglaterra, he terminado jugando al bádminton, que -y que me perdone nuestra campeona del mundo Carolina Marín-, es algo que no me había animado a probar hasta ahora. En el ámbito profesional, más de lo mismo: creo que es muy enriquecedor trabajar en sitios donde la forma de hacer las cosas es distinta y llevarte contigo todas las buenas prácticas que puedas aprender. En definitiva, creces.

-¿A qué es lo que te ha sido más difícil adaptarte?
Bajo mi punto de vista, lo más difícil es siempre perderte grandes ocasiones con la familia o los amigos. No poder ir a tomar un café y volverte. Ver poco a la gente a la que quiero. Mi hermano y mi sobrina viven en Huelva, mientras que mi hermana está en Alemania. No es lo que me gustaría.

Ahora mismo vive en Bristol. / Foto: expedia.
Ahora mismo vive en Bristol. / Foto: expedia.

-Vives en Bristol, una ciudad situada al oeste de Londres. ¿Cómo es tu vida allí?
Bristol es una buena ciudad, aunque obviamente es diferente a lo que hay en España. Como todos los que vivimos de los Pirineos para arriba, hay que saber convivir con la lluvia y con tirarte días sin ver el sol. Viniendo de la ciudad con más horas de luz al año de España, ha tocado acostumbrarse.
Bristol es una ciudad de tamaño medio, no muy lejos de Londres. Es conocida por la oferta cultural que ofrece, especialmente la musical. Un número considerable de músicos viene aquí a ganarse la vida tocando. A su vez, es una ciudad muy abierta y cosmopolita: con muchos españoles, franceses, italianos… Y, sin ser Londres, tiene de todo, -aunque con una oferta más limitada, como corresponde. Es una ciudad divertida.

En Hamburgo, de barbacoa con unos amigos.
En Hamburgo, de barbacoa con unos amigos.

-¿Cuál es la imagen que tienen de España los británicos?
Hay de todo, pero de España lo que me suelo encontrar es que la suelen haber visitado y les encanta por su tiempo y belleza. Muchos son los que me han dicho que les encantaría vivir en España. Me suelen preguntar de modo gracioso que qué se me pasa por la cabeza para haber dejado España para venir aquí. También suelen estar al tanto de la crisis y la situación laboral por la que estamos pasando.

-¿Cuáles son tus planes futuros?
Mis planes futuros, a corto y medio plazo, pasan por seguir en Bristol. La ciudad está muy bien, hay mucha oferta de ocio y me encanta mi trabajo. A largo plazo, mi intención es volver a España, pero todavía siento que me falta mucho por hacer antes de plantearme hacerlo.

En Londres con unos amigos que vinieron de visita.
En Londres, con unos amigos que vinieron de visita.

-¿Qué piensa tu familia y tus amigos de tu aventura?
Tengo algunos buenos amigos que, de broma, me piden que vuelva ya y me deje de tonterías, pero, en realidad, tanto mi familia como mis amigos, me dan todo su apoyo, porque piensan que estoy haciendo lo correcto en estos momentos.

-¿Qué es lo que más echas de menos de Huelva?
-De Huelva echo de menos a la familia, los amigos, el tiempo, las playas y la comida, sobre todo.

-¿Te has marcado algún nuevo reto?
-Siempre tengo cosas en mente. Me gustaría aprender francés, porque este año pasaré, al menos, tres meses viviendo en Toulouse. Y el año que viene tengo planeado pasar, por lo menos, tres meses viviendo fuera de Europa.

En Lake District, un Parque Nacional del noroeste de Inglaterra.
En Lake District, un Parque Nacional del noroeste de Inglaterra.

-Por tanto, por ahora, no piensas volver a España.
Pienso volver a España, aunque no en breve. No obstante, voy de visita a Huelva cada vez que puedo para recargar pilas y ver a la gente cercana. ¡Verano y Navidades son innegociables!

-Para terminar: un mensaje a los onubenses.
Animo a todo el mundo, que tenga la oportunidad de vivir una experiencia fuera, que la coja y saque el máximo provecho de ella. No conozco a nadie que se haya arrepentido, y ayuda a aprender en muchos sentidos de la vida. Además, te hace valorar aún más las cosas buenas que tenemos en Huelva.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.