Trigueros implementa un Programa de Contraprestaciones en favor de la dignidad del ciudadano

Los Servicios Sociales del municipios elaboran un itinerario para cada familia en riesgo de exclusión, a fin de que sean los miembros de la unidad quienes encuentren la solución a sus problemas.

La concejala de Trigueros Patricia Cerullo.
La concejala de Trigueros Patricia Cerullo.

HBN. El Ayuntamiento de Trigueros ha dado un paso más en la atención a las familias del municipio que están pasando por una coyuntura poco favorable. El Consistorio, a través de la Concejalía de Igualdad y Políticas Sociales, además de tener en marcha distintos programas de ayuda a la contratación destinados a personas y familias en situación de vulnerabilidad social, ha creado un Programa de Contraprestaciones que está obteniendo buenos resultados.

Desde hace aproximadamente un año, los Servicios Sociales de Trigueros atienden a personas y familias, que exponen sus casos puntuales, y estudian sus necesidades y demandas para tratar de que sean ellos mismos quienes encuentren la solución a su problema.

Las Escuelas de Familia son una herramienta para el Ayuntamiento.
Las Escuelas de Familia son una herramienta para el Ayuntamiento.

Como explica Patricia Cerullo, concejala de Igualdad y Políticas Sociales de la localidad, “gestionamos recursos para que puedan mejorar su situación. ¿Qué recursos? Pues se les ofrece formación y cualificación dirigida tanto a la orientación y búsqueda de empelo, como a la cualificación, conocimiento, uso y manejo de nuevas tecnologías. Trabajamos puntualmente en la Escuela de Familia, donde padres y madres vienen a sesiones concretas, de temáticas como comunicación afectiva, valores democráticos e igualitarios dentro del sistema familiar, ahorro y administración de los recursos…”.




Asimismo, desde los Servicios Sociales de Trigueros también elaboran un itinerario de cada familia en cuanto a su problemática y la solución por parte del núcleo familiar, porque el objetivo es siempre que sean los propios ciudadanos quienes, con orientación, sean capaces de  solucionar sus problemas. “Nosotros somos un medio para que lleguen a la solución. Hay un trabajo individual y también comunitario”, apostilla Cerullo.

El objetivo del programa es evitar que se genere una dependencia de los Servicios Sociales.
El objetivo del programa es evitar que se genere una dependencia de los Servicios Sociales.

Así pues, con este Programa de Contraprestaciones se logra que el ciudadano no genere una dependencia respecto a los Servicios Sociales, que los vean como un lugar al que pueden acudir para que les ayuden y orienten, pero no par que les resuelvan. De este modo, el Ayuntamiento pretende que las personas tengan más autonomía e independencia, así como mejorar su dignidad y autoestima.




Así lo manifiesta la concejala de Igualdad y Políticas Sociales: “queremos que haya una independencia de las personas hacia los Servicios Sociales y que éstas generen las competencias y capacidades para buscar soluciones. Hay una serie de recursos que pueden adquirir y aprender a gestionar para que mejore su calidad de vida, pero también es importante el acceso al Programa de cualificación, formación y acompañamiento que desde la Concejalía se les ofrece”.

El Ayuntamiento colabora con otros colectivos en este Programa.
El Ayuntamiento colabora con otros colectivos en este Programa.

Para llevar a cabo esta iniciativa, Trigueros trabaja de manera coordinada con los Servicios Sociales Comunitarios y con el Servicio de Prevención de Drogodependencias de la Diputación de Huelva. Asimismo, desde del propio Ayuntamiento participan en el Programa todas las áreas implicadas, desde Igualdad a Educación, pasando por Deportes, Juventud, etc. Se trata, pues, de un trabajo en red de los profesionales, interdisciplinario y transdisciplinario, en el que se implica también a todos los agentes sociales del municipio. 

El Ayuntamiento realiza esta labor en distintas barriadas, abarcando diferentes proyectos. “Estamos trabajando en un proyecto de prevención dentro de un Centro Social llamado Calle 5 en torno al alcohol y las drogas. Educamos en valores a los más jóvenes y sus familias para que adquieran hábitos de vida y ocio saludables, además de trabajar la educación desde la perspectiva de género y para la paz y la ciudadanía. Con este abordaje sistémico estamos trabajando con 250 familias con menores a cargo“, explica Patricia Cerullo.

trigueros servicios socialesPor otro lado, el Consistorio tiene previsto llevar a cabo un programa de cualificación que tiene que ver con una Escuela de Familias. En ella quieren abordar la comunicación en el sistema familiar, la definición de roles, la corresponsabilidad familiar, el desarrollo emocional y la autoestima, etc. desde un abordaje sistémico, ya que “cada familia es un sistema y hay que trabajar cada una de las relaciones dentro de ese sistema familiar”, apunta la concejala.

Por último, Cerullo ha valorado este Programa de Contraprestaciones afirmando que está “muy satisfecha de este trabajo. Es un trabajo que genera autonomía, independencia hacia los Servicios Sociales y responde a la dignidad de las personas como ciudadanos del municipio”.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.