La empresa, de física a digital

Aquella empresa grande y tradicional que conocíamos se ha visto obligada a cambiar su forma de relacionarse con el entorno.

Nube. Comenzar este artículo en la época local-agrícola, es comenzar a hablar de la importancia del ábaco en nuestra sociedad, el mayor instrumento informático de la historia. El ábaco y, por así decirlo, la desconfianza, dio lugar al desarrollo de la empresa como la conocemos hoy. La empresa aparece cuando la necesidad de alimentarse ya ha sido satisfecha, pero dando lugar a una nueva necesidad, la de obtener todos los bienes materiales que nos faciliten nuestro día a día.

La sociedad ha avanzado mucho desde los comienzos del ábaco y, repasar las crisis que desde entonces se han vivido nos muestran el derrumbe de los sistemas por los que la sociedad ha pasado. Cuando la empresa nació, nacían también las naciones y los nacionalismos, que aún nos acompañan en nuestros días. Sin embargo, la sociedad actual, está yendo mucho más lejos, borrando las fronteras y cambiando a las empresas como las conocíamos.

La empresa y el trabajador siempre han sido un instrumento fabuloso para la sociedad proporcionando los recursos necesarios encargados de mejorar la calidad de vida de quienes lo habitamos, pero la sociedad está cambiando y, en el mundo informatizado e interconectado que nos encontramos en estos días, dichos conceptos se empiezan a quedar antiguados, viéndose obligados a cambiar, pues si alrededor de un 30% de la población mundial es capaz de satisfacer las necesidades tanto alimentarias como de bienes materiales, ¿a qué se puede dedicar el resto de la población mundial? Aquí encontramos el origen de la crisis de 2008 y 2012. Y es que, la sociedad de hoy solicita información pues, el avance de las tecnologías nos brinda la oportunidad de consumir toda la información que necesitemos en cada momento. Este hecho, ha provocado un cambio para las empresas, cuales han decidido abrir sus fronteras a todos los rincones del planeta.


Una empresa física no tiene la capacidad de competir con una empresa online, ya que esta última tiene una serie de ventajas que la otra jamás podrá disfrutar. Algunas de ellas son que, como cliente potencial, tienes una variedad de productos mayor de la que podrías tener en tu localidad, o incluso en tu país; te ofrecen información más detallada de todos los productos o servicios; y la posibilidad de comprar en cualquier lugar y hora. En cambio, una empresa online no te ofrece la posibilidad de probar el producto antes de realizar la compra; o la posibilidad de ser informado personalmente por el vendedor, quien trasmite una confianza que provoca la decisión de compra. Aunque es muy probable que este último inconveniente vaya a desaparecer, esta afirmación la hacemos refiriéndonos a la reciente venta de WhatsApp a su nuevo propietario, Facebook, por unos 21.800 millones de dólares. Parece ser que el objetivo de Facebook con esta compra, es “humanizar” las relaciones que se establecen entre la empresa digital y sus clientes, un hecho reciente que nos muestra que es posible que el futuro del e-Business vaya encaminado hacia esta forma de venta es el lanzamiento del WhatsApp Business cual proporciona a las empresas tanto físicas como online comunicarse con sus clientes de una forma más eficaz y mediante una aplicación que ya tiene mil millones de descargas y es usada en todas partes del mundo.

A modo de aclaración, este nuevo modelo de atención al cliente consistiría que, mediante un chat, cual podría ser WhatsApp, los interesados en adquirir un bien o servicio de una empresa pudieran ser informados a partir de la ayuda de un robot capaz de acumular experiencias y conocimientos, de tal forma que, ante cualquier pregunta del interesado, sea capaz de dar soluciones, informar, aconsejar e incluso mostrar productos que cumplan los requisitos del comprador. Un proyecto que está ya en los planes de Facebook.


Finalmente y, como conclusión, aquella empresa grande y tradicional que conocíamos se ha visto obligada a cambiar su forma de relacionarse con el entorno, un entorno que, en estos últimos años ha sido muy dinámico, pues las fuentes de información de hoy día han hecho que las empresas evolucionen a ser empresas más pequeñas y digitalizadas, cuyos procesos productivos provengan de empresas externas y, la inmediatez de la entrega de los pedidos sea un requisito fundamental que todo cliente potencial tiene en cuenta.



One Response to "La empresa, de física a digital"

  1. Encarni de la Rosa Mesa   11 marzo 2018 at 4:22 pm

    Por el estudio de las empresas

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.