Voluntarios plantarán 1.000 plantas en la zona afectada por el incendio de Moguer

La Universidad Popular de Mazagón ha organizado, coincidiendo con el Día Mundial de la Naturaleza, una jornada de reforestación.

Voluntarios
Voluntarios plantarán árboles en la zona incendiada.

Redacción. La Asociación de Personas Expertas y Voluntarias, Universidad Popular de Mazagón (UNIPO), toma la iniciativa para poner en marcha el primer Programa de Reforestación Participativa en Mazagón para paliar los efectos devastadores del incendio acaecido el pasado 24 de junio del 2017 .

Cuenta con el apoyo de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, que subvenciona el proyecto, y con la coordinación del equipo de Espacio Parque Natural Doñana.

Tras el incendio, la Asociación UNIPO inmediatamente movilizó voluntariado para ayudar en todo lo necesario. A este llamamiento respondieron alrededor de 400 personas de todas las partes de Andalucía, a las cuales se convocó para tratar el asunto y con el objetivo de promover una participación activa y poner en marcha una iniciativa anual de prevención, sensibilización y reforestación.




A lo largo del año se han venido realizando distintas acciones de prevención y sensibilización, como “programa de recogida de colillas Eco-Colilla”, programas de radio informativos, jornadas de conferencia y ahora el I Proyecto de Reforestación Participativa “Doñana siempre verde”.

El proyecto, en el cual se han inscrito sesenta voluntarios, consiste en un conjunto de actividades y comenzó el 17 de febrero con la inspección de una de las zonas afectadas “el Arroyo de las Juezas”, para seguir con la elaboración de un diagnóstico donde los participantes decidieron, del catálogo de árboles y plantas facilitado por Parque Natural Doñana, qué especies se van a plantar.




El sábado día 3 de marzo, y coincidiendo con el Día Mundial de la Naturaleza, realizamos la reforestación en jornada de mañana. Los voluntarios plantarán 1.000 plantas, y como acto simbólico, tendrán la oportunidad de “bautizar” su contribución al medio ambiente, designándoles un nombre significativo. Todo esto unido a acciones de seguimiento.

A pesar de las inclemencias del tiempo, este grupo de valientes está dispuesto a seguir adelante para dejar su semilla a nuestra “Madre Naturaleza” y a la humanidad.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.