La sede la Rábida de la UNIA realiza un simulacro de incendio dentro del Plan de Autoprotección

El objetivo de este curso es capacitar y concienciar a los trabajadores para las funciones que se les asigne.

Un momento del simulacro de incendio en la sede de La Rábida.
Un momento del simulacro de incendio en la sede de La Rábida.

Redacción. La sede de La Rábida fue ayer el escenario de un simulacro de incendio dentro del Plan de Autoprotección, que la UNIA tiene en sus cuatro sedes. Anteriormente a este ejercicio, se procedió en dos jornadas, 21 y 22, a la formación de todo el personal de La Rábida, incluido los de los servicios externos ( limpiadoras, cocina, seguridad, jardinería, etc.).

El objetivo de este curso era capacitar y concienciar a los trabajadores para las funciones que se les asigne y que están recogidas en el Plan de Autoprotección; que los usuarios conozcan sus funciones y responsabilidades dentro del Plan y también la formación a nivel básico en Autoprotección; prevención y control de riesgos; y primeros auxilios.

Tres fueron los supuestos a los que se debía enfrentar los trabajadores de la sede de La Rábida.
Tres fueron los supuestos a los que se debía enfrentar los trabajadores de la sede de La Rábida.

Tres fueron los supuestos a los que se debía enfrentar los trabajadores de la sede de La Rábida. En primer lugar, en caso de incendio entre otras recomendaciones están la de mantener la calma, cerrar las puertas del recinto incendiado, así como avisar a los servicios de emergencia y proceder a la evacuación de los trabajadores y los alumnos. Fue en este caso donde una vez terminado el curso se procedió hacer un simulacro, evacuando al punto de encuentro señalizado y con los coordinadores encargados a la evacuación de los alumnos que en ese momento estaban en clase.




Otro de los aspectos que se trataron en el curso y a los que podían enfrentarse los alumnos y trabajadores de la sede de La Rábida, podría ser un derrumbe, debiendo alejarse de las ventanas, situarse debajo de las mesas y de los dinteles de las puertas y sobre todo avisar a emergencias. Por último, otro de los casos tratados fue una amenaza de bomba. En ese caso las recomendaciones son no mover ni tocar nada de lo que parezca sospechoso y comprobar que no queda nadie en las aulas ni los despachos y dirigirse al punto de encuentro señalizado. También los trabajadores de La Rábida conocieron el Plan de Emergencias del sector Químico de Huelva , donde el coordinador provincial del 112, José Blas García informó de las actuaciones al encontrase la universidad cercana a la zona industrial de Palos de la Frontera.

Dentro del cursos también se procedió a un taller de primeros auxilios donde se hicieron practicas de reanimación cardiopulmonar, atragantamiento, así como la prevención de accidentes.
Bajo la coordinación del director de la sede, Agustín Galán que fue el responsable junto a al profesor Alfonso García de la empresa Amasplus Ingeniería, redactora del Plan fueron los encargados del simulacro.







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.