Mini

Ángel López se despide como “un recreativista más” y convencido que “tenía la solución para revertir la marcha del equipo”

El ya ex-técnico del conjunto albiazul manifestó estar “agradecido a todos” y se coloca como meta “volver un día al Recreativo de Huelva”.

Ángel López, en su despedida como técnico del Recreativo de Huelva. / Foto: V. S.
Ángel López, en su despedida como técnico del Recreativo de Huelva. / Foto: V. S.

P. G. Punto final. Aunque Ángel López, hasta el domingo por la noche entrenador del Recreativo de Huelva, quiere que sea un punto y seguido. Porque en su despedida como técnico albiazul dejó claro que uno de sus objetivos ahora es “volver un día al Recreativo”.

Ángel López, destituido como entrenador del Decano, compareció en la sala de prensa del Nuevo Colombino acompañado por el presidente del consejo de administración, Manolo Zambrano, y por el consejero Jesús Pulido. En su despedida no quiso aceptar preguntas, señalando que solamente quería leer un comunicado “en el que encontraréis respuesta a cualquier pregunta que tengáis en la cabeza”.

Ante de la lectura de la carta de despedida, Ángel López tuvo palabras de agradecimiento hacia la prensa, “por hacerme mejor entrenador cada día, por el trato recibido, por todas las críticas que me las he tomado de una manera constructiva”. El técnico madrileño insistió en que su agradecimiento “por el trato, por hacerme sentir un entrenador profesional con letras mayúsculas”.




Una vez hecho ese preámbulo, López procedió a la lectura del comunicado que hizo en la noche del domingo “desde el corazón y la pasión”. Señaló primeramente que “entrenar al Recreativo de Huelva es lo mejor que me ha pasado en la vida”, de ahí que quiera dar las gracias “tanto al consejo de administración, como a Juanma López por haberme hecho la persona más feliz del mundo en los últimos meses, dándome la oportunidad de cumplir mi sueño y teniendo la responsabilidad de dirigir a un club único en España, como es el Recreativo de Huelva”.

El madrileño, en su carta, señaló también que “hoy me toca despertar de esta maravillosa e inolvidable etapa para mí, y sólo se me vienen a la cabeza cosas buenas y positivas”.




Dejó claro que “soy el mismo entrenador ahora que el de las cuatro victorias consecutivas y de las siete porterías a cero que hicieron soñar a todos los recreativistas. No olvidemos que el equipo estaba en descenso y se logró poner a tres puntos del primero”.

Para López “ha sido un placer vivir en esta tierra, lo he dado todo desde el primer día, luchando en cada momento porque sólo se hablara de fútbol y que el aspecto deportivo primara sobre cualquier problema económico o institucional que pudiera tener el club, algo que en ocasiones no ha sido sencillo y que nos ha mermado por momentos”.

El ya ex-técnico siguió diciendo que “me sentía fuerte para continuar, lleno de energía y capaz de revertir esta mala dinámica de tres derrotas seguidas. Creo que lejos de ser el problema, tenía la capacidad de dar con la solución a esta mala racha. Sé positivamente que soy yo el que pierde al irse, y no me cabe ninguna duda que este grupo de jugadores sacará a este club adelante cumpliendo los objetivos en este año de transición para todo el recreativismo”.

Sobre los jugadores dijo que “muchas gracias por su entrega, por su respeto y por emocionarme al máximo en cada partido. Siento paz y tranquilidad. He disfrutado y he vivido cada instante con gran intensidad; me he implicado en el crecimiento y en el profesionalismo del club hasta la médula con el deseo de ver al Recre más vivo que nunca”.

López habló de que “para mí el fútbol es un estilo de vida, y desde ya continúo con firmeza mi carrera como primer entrenador, buscando nuevos restos y con una experiencia de oro acumulada como ha sido entrenar al Decano del fútbol español”, remarcando uno de sus deseos ahora mismo: “Que sepa todo el mundo que a partir de ya tengo un nuevo objetivo: volver, y lucharé cada día a partir de hoy para volver a entrenar a este equipo de nuevo y demostrarle a la gente que soy el Ángel López de las cuatro victorias, de las siete porterías a cero”.

Para apostillar, en un claro guiño a la situación institucional de la entidad: “Esa es la realidad cuando en el vestuario sólo se habló de fútbol. Ahora soy un recreativista más; si me buscan en la grada del Nuevo Colombino me encontrarán”.

Ángel López terminó dando las “gracias a la afición, muchísimas gracias a la afición por hacerme sentir una gran cantidad de sensaciones indescriptibles, que no puedo explicar con palabras. Gracias a todos y gracias por todo”.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.