Historia del barrio del Matadero (y III)

Martínez Navarro continúa descubriéndonos este barrio que apenas si tiene una existencia de siglo y medio, que ha sido cantado por poetas, elevado a símbolo de leyenda por sus gentes y en cuyas callejas se ha escrito una buena parte de la historia onubense.

Sector de casas y almacenes de Las Metas, frente a la antigua fábrica de Guano. Marzo de 2001.
Sector de casas y almacenes de Las Metas, frente a la antigua
fábrica de Guano. Marzo de 2001.

Antonio J. Martínez Navarro. (Este artículo es continuación de la Parte I y Parte II). Debemos detenernos en varias paradas obligadas históricamente en el barrio que historiamos: el Cuartel de la Benemérita, las diversas casas de vecinos,  los cines que enclavaron en la barriada y la Fábrica de Esencias:

Cuartel de la Guardia Civil. Debemos detenernos en una dependencia del actual edificio del Matadero dedicada a cuartelillo de la Benemérita y que comenzó a funcionar el viernes, 8 de junio de 1906. El número de guardias civiles que estaban destinados en este puerto era muy corto: dos o tres mandados por el cabo Pinto, más tarde sargento, fiel salvaguarda de la seguridad ciudadana del barrio, cuyos vecinos vivían con la tranquilidad, de que cualquier hecho delictivo, como robo o escándalo público, no tardaría en esclarecerse por la rápida intervención del cabo Pinto y sus fuerzas. Todo estaba bajo su supervisión. Fue un hombre respetado, salvó a muchos condenados que esperaban la muerte con el pretexto de que debían seguir con vida porque había una investigación criminal que no estaba resuelta. Hizo mucho bien a personas necesitadas, ayudándoles a que no les faltara el pan. Tampoco debemos olvidar al sargento Lobo.

Casas de vecinos del Barrio. Le llega al turno a la citación de las diversas casas de vecinos que tuvo el Barrio. La primera que pide plaza es la del Confitero, enorme caserón de vecinos, ubicado en la Avenida de Guatemala, frente al Colegio de las Madres Teresianas, y levantado hacia los años veinte del siglo pasado. Tenía todas las características que presentaban aquellas moles: amplio patio central y, a su alrededor, se distribuían pequeños habitáculos. Los restos de esta casa de vecinos han estado hasta entrados los años setenta del siglo anterior.


            Otra casa célebre de vecinos era la denominada del Perú, ya que se entraba en el bar de esta denominación y a través de una puerta se accedía a una escalera a la que se llegaba a una serie de pequeñas habitaciones  que daban a un patio interior. En este punto no podemos dejar en el olvido la Casa de las Fieras, limítrofe a la anteriormente citada del Perú. De dónde le vino el nombre, ya que todos sus vecinos eran personas de estricto orden, a que en los años treinta del siglo pasado sus diversos inquilinos eran dueños de un loro, perros, gatos, tortuga, diversos pájaros y, según una información que recibí muy antigua, de un mono traído por el célebre Maceo en su velero de Cádiz, que eran de dónde se suministraban estos primates en el siglo decimonónico.

      Prospecto de Torero a la fuerza, película exhibida el 20 de julio de 1934 en el Cine “Matadero”.
Prospecto de Torero a la fuerza, película exhibida el 20 de julio de 1934 en el Cine “Matadero”.

Las salas cinematográficas y alguna que otra Verbena de pasada. “Quién ama la vida, ama el cine”. Esta frase, usada en algunos países como slogan destinado a  estimular a los espectadores para que acudieran a las salas, no hacía falta pronunciarla, ya que el cine alcanzaba plenamente la madurez en el Barrio del Matadero con la existencia de los cines Matadero y Colón.


          El cine “Matadero” comenzó su actividad en junio de 1934, pero, al tener un área de influencia económica y efectiva muy reducida, no se anunciaba con periodicidad diaria en la prensa local. Sabemos que existía en la citada fecha, ya que en el diario “La Provincia” del 21 de julio del año supra indicado, se anuncian las mejoras para la celebración de la Verbena de Santa Ana y el cine “Matadero” queriendo cooperar anuncia una velada de cante jondo:

<<La Verbena del Barrio del Matadero. La Agrupación Benavente, digna de los mayores elogios por su constante labor artística y cultural, puso todo su empeño en celebrar una verbena en el castizo barrio del matadero, que sirviera de prólogo a los festejos veraniegos de Huelva.

           Y la verbena se hizo realidad y esta noche tendrá lugar su inauguración con todo el esplendor simpático que anima a sus organizadores.

           Durante los 3 días de fiesta, un gran trozo de la avenida Whitney, lucirá una bonita iluminación eléctrica.

           Habrá concierto por la Banda municipal, bailes públicos en el local de la referida agrupación artística, y concursos de fachadas adornadas con premios en metálico concedidos por el Excmo. Ayuntamiento de 50, 30 y 20 pesetas que serán adjudicadas por un jurado de personas competentes figurando en dicho jurado los periodistas John Miljan, de Diario de Huelva, y Montero de la provincia.

           El cine titulado con el nombre de la barriada, queriendo cooperar a la fiesta, dará mañana sábado una velada de cante jondo y la Agrupación “Benavente” obsequiará a las autoridades con un vino de honor.

           El entusiasmo que reina entre los vecinos del barrio es extraordinario prometiendo resultar la fiesta un éxito rotundo>>.

Sector de Las Metas, junto a la línea de ferrocarriles. Marzo de 2001.
Sector de Las Metas, junto a la línea de ferrocarriles. Marzo de 2001.

 El cine de verano “Matadero”, uno de los dos cines que ha tenido el simpático barrio que le daba nombre, se encontraba en la Avenida Escultora Miss Whitney y se ubicaba en un enorme solar en el que se levantó una empalizada o vallas de madera, con bancos del mismo material y sillas rústicas e incómodas en el que, en su fachada principal, situaron dos cartelones de lienzo con carteleras de cine que advertían a propios y extraños que aquel establecimiento era un cinematógrafo. Como a su dorso tenía las vías de la Compañía Madrid-Zaragoza y Alicante y los caños de la próxima marisma, las ratas se acercaban al cine, donde campaban por sus respetos, y no pocos sustos darían a los espectadores que las veían corretear entre sus piernas. Por ese motivo, se le conocía como “El cine de las ratas”.

            La primera referencia que tenemos de este cine aparece en la sesión municipal del viernes, 13 de julio de 1934, en un “Informe de la Comisión del Ayuntamiento a escrito de don Manuel Leandro González interesando licencia para instalar un cine sonoro en la carretera del Matadero número 42”.

           Ocho días después, se anuncia la inminente celebración de la Verbena de Santa Ana y el cine “Matadero” queriendo cooperar anuncia una velada de cante jondo:

           Recuperemos las pocas películas que anunció en el diario “La Provincia”. A saber:

           20 de julio de 1934: “Torero a la fuerza”.

  24 de julio de 1934: “Desnudismo”, película que por su título sugerente, sin duda, atraería mucho público.

           La última película anunciada en la prensa local se efectuó el día 30 de agosto de 1934: “S. M. el Amor”.

           Este cine continuó con su actividad, ya que el 18 de agosto de 1936, daba señales de vida a través de un anuncio inserto en las páginas del diario “Odiel”, en el que se le daba la ubicación en el Barrio del Matadero.

            El cine Colón estuvo ubicado, en sus primeros años de existencia, en la Avenida Escultora Miss Whitney. Más tarde, se trasladó a la Alameda Sundheim donde permaneció hasta mediados de los años sesenta.

Con la finalidad de que pudieran pasar sus operarios a los Talleres la Compañía de Río-Tinto les construyó esta edificación.
Con la finalidad de que pudieran pasar sus operarios a los Talleres la Compañía de Río-Tinto les construyó esta edificación.

Como última parada de nuestro itinerario debemos acercarnos a un edificio cuya historia permanece oculta en la noche de los siglos, un edificio que rivaliza en antigüedad casi con el propio Matadero. Nos referimos a la Fábrica de Esencias, con su gran chimenea, cauce por donde desbordaban sus energías industriales el incipiente barrio del Matadero.

            El origen de esta Empresa en nuestra capital lo encontramos en las “Cartas de procuración dada a Juan Kabich y Von Vargen, incluyendo notas de la historia de esta firma. 1909”.

      Fijándonos en otros edificios destinados a tales producciones, la fábrica de esencias era un edificio macizo y pesado, en el que se había prescindido por completo de la elegancia para buscar únicamente el ideal de la solidez y el destino que debía realizar, esto es, la fabricación de esencias o aceites industriales.

      Ignorada de las gentes, escondida de los curiosos en el austero caserón del incipiente barrio onubense del Matadero, se alzaba en la que sería décadas más tarde calle Escultora Miss Whitney.  

      La curiosidad que nos inspira esta fábrica, y el deseo de referir su historia, nos ha llevado a practicar numerosas disquisiciones de las que hemos sacado, entre otros, los datos anteriores y algunos de los que se citan a continuación.

      En 1903 se autoriza a uno de los dueños de la Fábrica, Paul Heinze, para colocar una tubería de barro que atravesando la carretera del Matadero y los terrenos de la propiedad del Municipio conduzca las aguas de la ría a la fábrica, así como una alcantarilla o caño de desagüe de su casa cuyas obras habría de ejecutar con estricta subordinación a las condiciones que se exigen por el Arquitecto municipal y bajo su inspección, no accediéndose a la petición de aquel de que se construya por el Municipio la referida alcantarilla en la misma dirección que sigue la tubería de barro.

      En la sesión municipal del día 15 de mayo de 1907 leemos que parte de los terrenos de la Fábrica se segregan para permitir la elevación de dos viviendas:

 Como fábrica de esencia estuvo más de diez años sirviendo los numerosos pedidos que le llegaban.

En este edificio vivió por último el lobo de mar Juan Andivia Beltrán “El Potaje”.
En este edificio vivió por último el lobo de mar Juan Andivia Beltrán “El Potaje”.

En el Legajo número 897 del A. M. H. se aclara que en 1919 la fábrica estaba destinada a otro tipo de industria, la de instalar un motor eléctrico para accionar una trituradora y un molino desintegrador de tierra industrial.

      En 1920 alguien denunciaba que, contraviniendo las Ordenanzas municipales, en la finca o aledaños de lo que había sido fábrica de esencias se criaban cerdos (sesión municipal del 18 de junio del citado año):

<<…su denuncia sobre el derrame de aguas a la carretera del Matadero, procedente de una finca de don Bruno Wetzig y denunció asimismo la existencia de cerdos en el barrio del Matadero de una cuadra inmediata a dicha vía en la finca que fue fábrica de esencias…>>

Fíjense ustedes que todo iba contra el edificio de la Fábrica de Esencias. Le habían puesto al lado una casa nueva para avergonzarla, le habían dejado al lado un farol de gas que ya no se usaba y le subían de cuando en cuando el pavimento de la Avenida para irla enterrando poco a poco. En 1940 la pobre, con su giba de camello chiquito, sus desviadas espaldas, curvado por los años, contrastaba aún más con esa esbelta jirafa moderna de erguido y recto cuello y continente solemne de las construcciones que la rodeaban.

      En la sesión municipal del día 10 de febrero de 1943 don Joaquín Barroso Soriano, propietario del edificio que había sido parte de la historia industrial onubense debía ser derribado, ya que se caía por sí solo. Anteriormente, la Fiscalía Provincial de la Vivienda había sido del mismo parecer:

     Un año más tarde, 29 de marzo de 1944, el edificio que había sido Fábrica de Esencias ya estaba demolido.

            Pero de esta extinción, de esta pequeña derrota de la industria onubense quedó una pequeña huella, un pequeño rastro, un legado urbanístico al barrio del Matadero. Algo había de salvarse.  Ha impedido que todas las calles se alineen entre las Avenidas de Guatemala y Escultora Miss Whitney y es que, exactamente en el espacio donde se elevaba la Fábrica de Esencias están situadas en la actualidad las calles A. Montano, Antón de Alaminos, P. Cerrejón y Arquitecto Pinto.

            Ahora, en este pregón que va a relatar muchas páginas históricas del barrio. Esta Fábrica de Esencias, venerable testigo del pasado esplendor de la industria de Huelva, bien merece la más devota reverencia.

            Sí, porque el antiguo barrio del Matadero era posiblemente, con el del Molino de la Vega, la expresión industrial auténtica de la capital.

            ¿Y cómo no traer a esta evocación histórica del Barrio la célebre Fábrica de Guano? Había sido fundada por los alemanes Bruno Wetzig y Luis Clauss en las marismas de las Metas en octubre de 1892 y estaba destinada a la fabricación de productos químicos, ácido sulfúrico y moliendas de huesos con especial aplicación para el abono de tierras.

            Los malos olores que producían la obtención de estos productos hicieron que se conociera, durante unas décadas, al Barrio del Matadero como Barrio de la Peste.

            Siguiendo con el sino industrial del Barrio citemos el Secadero de Pieles de Esteban Luna, en la Carretera del Matadero, 41; las fábricas de Grafito y de molienda de grafito; “La Estrella”, fábrica de mosaicos y piedra artificial, la Fábrica de Fideos y Pastas; fábrica de jabón de Adolfo Morales; Vinagrería “Las Metas”, Cochera de Millán, Diego Lobato, con su taller de banderillas taurinas… ¡Ah! y muy cerca del Barrio los Talleres de Río-Tinto.

            En los inicios del siglo pasado existieron en este barrio dos Ventas de tronío: la del Matadero y “Montecarlo” y la Pensión “Inglaterra”, que es dónde decía la coplilla de Carnaval que se perdía el rumbo, al ser una casa de lenocinio…

Desgraciadamente no podemos detenernos en mencionar la historia de la Verbena del Barrio del Matadero, sus personajes… ya que si contáramos todas las referencias históricas que poseemos esto se convertiría en un libro y ya habrá ocasión de poder publicar un volumen con las vicisitudes de todos los barrios onubenses. Pero continuemos con nuestro relato.

      Con la terminación de la guerra civil española los diversos barrios de la Ciudad comenzaron a aumentar el número de sus habitantes (Comisiones Permanentes del día 5 de marzo de 1941):

<<…Se acordó pasar a informe del Sr. Arquitecto Municipal, escritos de diversos propietarios de las barriadas del Molino de la Vega, Las Colonias, Alameda Matheson, Viaplana, Matadero y Balbueno, interesándose amplíen los beneficios concedidos para el fomento de la edificación…>>.

      El  respeto y afecto que siempre se les ha tenido a las Madres Teresianas hizo que diversos vecinos de la barriada del Matadero, Polvorín, Balbueno, Pozo Dulce y Barrio Obrero solicitasen se rotulase con el nombre de Avenida de las Madres Teresianas a la de Roque Barcia (Comisiones Permanentes del día 8 de julio de 1942):

<<…Se acordó pasar a informe del Sr. Díaz Castro escrito de diversos vecinos de la barriada del Matadero, Polvorín, Balbueno, Pozo Dulce y Barrio Obrero, interesando se rotule con el nombre de Avenida de las Madres Teresianas la vía que pasa por delante del Colegio desde la Plaza de la Raza a la carretera de Sevilla…>>.

      Un acuerdo muy importante para el barrio del Matadero se produjo en la Comisión Permanente del día 16 de febrero de 1944: el proyecto de su urbanización:

<<…En vista de lo informado por el Sr, Arquitecto municipal, se acordó aprobar proyecto de urbanización de la barriada del Matadero, formulado por el mismo, cuyo presupuesto de contrato  asciende a quinientas dos mil seiscientas ochenta y dos pesetas con treinta y cuatro céntimos, remitirlo al Ministerio de Ministerio de Trabajo por conducto del Excmo. Señor Gobernador civil para su ejecución con cargo al impuesto para la prevención del paro laboral; proponer al Excelentísimo Ayuntamiento Pleno la imposición de contribuciones especiales entre las personas  o clases especialmente beneficiadas por las obras, previa formación de la correspondiente propuesta de distribución de las mismas por el señor Arquitecto municipal, a cuyo efecto se le devolverá el proyecto y aprobar minuta de honorarios que por su confección presenta el Señor Arquitecto municipal importante cuatro mil setecientas ochenta y dos pesetas con treinta y ocho céntimos… >>.

      Si la Empresa de Autobuses cumplía con las cuatro líneas establecidas, lo que le daba cierto prestigio a las cuatro barriadas (Las Colonias, Isla Chica, Matadero y Tres Ventanas), el Ayuntamiento abonaba a la Empresa la subvención de diez mil pesetas anuales (Comisiones Permanentes del día 16 de febrero de 1944):

<<…Visto escrito de don Luis Dombido Cristiano, Director Gerente de la “Sociedad Anónima Huelva Autobús” en el que se dice que desde primero de junio de mil novecientos cuarenta y tres, tiene establecido el servicio de autobuses de las líneas del Matadero  y Tres Ventanas quedando así establecidas las cuatro líneas fundamentales que viene explotando dicha Sociedad; Vistos informes de la Policía Urbana y de los Señores Interventor municipal y Asesor Jurídico, se acordó restablecer la subvención de diez mil pesetas anuales que venía disfrutando dicha empresa con efecto desde el primero de junio de mil novecientos cuarenta y tres, a condición de que todo momento tenga suficientemente atendidas las cuatro líneas fundamentales de las Colonias, Isla Chica, Matadero y Tres Ventanas, debiéndose habilitar para su pago el oportuno crédito por no existir consignación en presupuesto….>>.

           En las Comisiones Permanentes del día 23 de noviembre de 1945 se nos da cuenta de la nueva tarifa de los coches urbanos:

<<…Visto escrito presentado por “Huelva Autobús S. L.”, solicitando modificación de las actuales tarifas de viajeros en el servicio urbano al Estado, fundamentándose sólo en que a partir del veintiocho de agosto de mil novecientos cuarenta y cinco, en que fueron aprobadas la marcada elevación de los precios de los artículos imprescindibles, para el entretenimiento que conservaron móvil y fijo, tales como cubiertas, piezas de recambio, acero, hierro, material eléctrico, antena, nuevos impuestos y cargas de carácter social de los gastos generales de explotación (generales más elevados, subsidio familiar, plus de cargas familiares, diversas retribuciones)hasta el punto de que el Estado ha autorizado la elevación de las tarifas en los transportes por carreteras por Orden del Ministerio de Obras Públicas de 24 de diciembre de 1944; la Corporación, por unanimidad, considerando justificadas las razones expuestas, acordó por unanimidad autorizar con carácter transitorio, hasta que bajen los precio se termine la escasez actual del material móvil y fijo el establecimiento de las siguientes tarifas:

                            Línea del Matadero.

            Desde la Placeta al Hotel Colón……………………………..   0,30 pesetas.

            Desde la Placeta a la Cadena……………………………….      0,35     “

            Desde La Placeta al Matadero………………………………..   0,40     “

            Desde el Hotel Colón a la Cadena……………………………   0,25     “  

            Desde el Hotel Colón al Matadero……………………………   0,3=     “…>>.

En 1944 el Ayuntamiento trataba de urbanizar la barriada del Matadero. En aquella datación la citada barriada estaba relacionada con la Compañía de Río Tinto y las Madres Teresianas y, por ello, se trataba de que abonara la cantidad que le correspondía por las obras de urbanización (Comisiones Permanentes del día 21 de abril de la fecha anteriormente apuntada):

<<…Se acordó pasar al Señor Asesor Jurídico proyecto de reparto de contribuciones especiales en las obras de urbanización de la barriada del Matadero, formulado por el Sr. Arquitecto Municipal para que informe sobre la procedencia en el mismo las cuentas atoas correspondientes a la Compañía de Río Tinto y a las Reverendas Madres Teresianas…>>.

      El contratista Cárdenas realizó obras en el barrio del Matadero. Así en las Comisiones Permanentes del 10 de octubre de 1945 leemos algo alusivo a este pensamiento:

<<…A don Bartolomé Quintero Gómez como vecino, as su esposa doña Josefa Martín Hernández como domiciliada, a sus hijos Peña, Carmen y Baltasar Quintero Martín como vecinos e hijo Bartolomé Quintero Martín como domiciliado, con domicilio todos en la calle Barriada del Matadero, Grupo de Cárdenas número cuatro, estos se acuerda inscribirlos, aunque no lleven los seis meses de residencia, por tratarse de un funcionario público…>>.

      En el verano de 1946 el Jefe del Estado, general don Francisco Franco, diseñó una campaña por la que las sardinas se venderían más baratas en diversos barrios de las distintas capitales. Los barrios elegidos para que sus vecinos disfrutasen de tal ventaja fueron los de la Isla Chica, Matadero, Tres Ventanas y Las Colonias. Esta política de abaratamiento se hace pública en las Comisiones Permanentes del 18 de septiembre de 1946:

<<…El Sr. Alcalde hizo constar que siguiendo la campaña iniciada por el Caudillo y su Gobierno para el abaratamiento de la vida, había establecido precios reguladores para  la venta de las sardinas en las barriadas de Isla Chica, Matadero, Tres Ventanas y Las Colonias, así como otras medidas relacionadas con dicho fin. Esperando del vecindario que le comunicase todas las deficiencias y quejas que sobre abasto tenga para adoptar las medidas procedentes…>>.

            En la Comisión Permanente del 5 de octubre de 1955 se denegaba una instancia a un industrial para instalar un quiosco en un sitio muy conocido del barrio del Matadero, el paso a nivel de las Metas que se encontraba al final de la calle Almirante Vierna, actual Maestro Salvador López:

<<…Visto informe del Señor Jefe de la Policía Urbana se acordó desestimar escrito de don Romualdo Pinto Almeida, sobre licencia para instalar un quiosco en la carretera del Matadero junto paso a nivel de las Metas…>>.

       Poco a poco las diversas calles de Huelva fueron adquiriendo su pavimentado, alcantarillado, red de agua y alumbrado eléctrico. Así, en la sesión municipal del 13 de febrero de 1970 le tocaba el turno a la calle José María de Pereda, en el barrio del Matadero. Autores del proyecto: Alfonso Aramburu Terrades y Eligio Vallejo Tirado:

<<…Dada cuenta de proyecto de pavimentación, alcantarillado, red de agua y alumbrado de la calle José María de Pereda de esta capital, confeccionado por el Sr. Arquitecto don Alfonso Aramburu Terrades y Sr. Ingeniero don Eligio Vallejo Tirado, por unanimidad se acordó dejarlo sobre la mesa…>>.

      A fin de que ganara amplitud la Avenida Escultora Miss Whitney se tuvo que derribar y reconstruir la tapia de la línea del ferrocarril (Sesión municipal del 13 de septiembre de 1972. Presupuestos para el año 1973):

<<Segundo punto. Para abonar la diferencia entre el total del proyecto de la calle Alosno y lo figurado en Resultas de este presupuesto del año 1971, ya que al no llevarse a efecto la ejecución del mismo en dicho ejercicio, se utilizó la cantidad que ahora se consigna en dotar la partida habilitada al efecto, para la demolición y reconstrucción de la tapia de la Estación Huelva-Término, en la Avenida Escultora Miss Whitney, de esta capital…>>.

      La Reforma Interior del Sector del Matadero se aprueba en la sesión municipal del 28 de mayo de 1976:

<<…Dada cuenta de copia diligenciada de la realización del Ilmo. Sr. Subdirector, por delegación del Excmo. Sr. Ministro de la Vivienda, de la que resulta que a la vista de la tramitación reglamentaria y del informe emitido al respecto por los Servicios competentes de la Dirección General de Urbanismo, Ha sido aprobado el Plan Parcial de dos de agosto de mil novecientos sesenta y seis de Reforma Interior del sector denominado “El Matadero” de esta capital, promovido por este Excmo. Ayuntamiento; por unanimidad de los señores concurrentes se acordó quedar enterado del contenido de la misma y alzar la suspensión de licencia de obras que, por un año, en dicho Sector, fue acordada en sesión plenaria de primera de diciembre de 1975, y dar la oportuna publicidad en la prensa local en lo referente en esto último…>>.

      La animación fue la protagonista en la Velada de Santa Ana del barrio del Matadero en su edición de 2006. La fiesta contó con dos días de verbena popular y con la música en directo de una orquesta. El diario “Huelva Información” comunicaba, en su número del martes 18 de julio de la citada fecha, otros pormenores:

<<La Velada de Santa Ana se celebrará durante  los días 21 y 22 de julio en el barrio del Matadero, dando comienzo a las nueve y media de la noche del viernes con un concierto de la Banda Municipal de Huelva.

            La programación para esta fiesta, cuyos orígenes se remontan al siglo XIX, fue presentada ayer en el Ayuntamiento con la presencia de Pedro Rodríguez, alcalde de Huelva, y de José Luis Rebollo, presidente de la Asociación de Vecinos “Santa Ana”. Tras la actuación de la Banda, se produjo el pregón de las fiestas en el patio de la Escuela “León Ortega”, ubicada en el antiguo Matadero. Posteriormente, las fiestas se inaugurarán con una actuación flamenca de El Coro de la Alegría.

            La animación nocturna del primer día de la Velada comenzará a las 24 horas con una verbena popular en la calle Escultora Miss Whitney, con la intervención de la Orquesta “Char Sabella”, que volverá a participar en el segundo día, dando comienzo en esta ocasión la verbena a las 22 horas.

            Rodríguez afirmó que la Velada “sirve para la convivencia vecinal” y “para seguir manteniendo la tradición”. Por su parte, Rebollo declaró que ésta es una fiesta “a la antigua usanza”, contando con una parte cultural y otra lúdica>>.

      En los días iniciales de diciembre de 2009, la Concejalía de Movilidad del Excmo. Ayuntamiento de Huelva instaló una nueva señalización vial  con el objeto de mejorar la seguridad, tanto de peatones como de conductores en toda la zona.

      La tradición de la Cruz de Mayo se ha mantenido en la barriada del Matadero.  Conozcamos el ambiente de la misma a través del diario “Huelva Información” del miércoles 4 de mayo de 2016:

<<…El Matadero celebrará la Cruz de mayo este viernes, con una exposición de los trabajos de Cultura en los Barrios, la actuación de grupos de baile de la asociación vecinal y del coro rociero “Voces del Conquero”, y una degustación de habas emzapatás…>>.

      El comienzo del año 2017 comenzó entre penumbras, ya que una excavadora efectuando unos trabajos, el día cinco de enero, en la zona de la construcción de la nueva  Estación de ferrocarriles provocó un apagón de unos cuarenta minutos de duración y que afectó a unas dos mil quinientas personas en la zona del Matadero, Plaza Niña y algunos puntos del centro de la ciudad.

            Lamentablemente tenemos que cesar en este punto, dejando sin tocar las modificaciones realizadas en los últimos años que ha hecho desaparecer el puente de la Avenida de Cádiz, vecinos más populares, historia del Titán C. F., de la Tertulia “Litri”, etc., etc., Hablar del barrio del Matadero pretérito es hacer la apología de su humildad y de inefable realidad del actual, pero no debemos omitir dejar algunos renglones para felicitar a la Asociación de Vecinos Santa Ana, fundada en 1987.

Treinta años de proyectos realizados, de sacrificio, de lucha, de esfuerzo. Un avance en la consecución de un logro sobre el día anterior. Ni un instante de desmayo. Primero, la augusta humildad. Después, la merecida prez del trabajo a favor del Barrio. Siempre buscando la hidalga calidad inspirando actos y palabras en pro de la Barriada.

            La Asociación de Vecinos desde su fundación, ha sido un revulsivo muy grande para el Barrio. En estas tres décadas han conseguido para el Matadero: Crear la Verbena del Barrio y organizar el Pregón (el año 2017 tuvo el honor de darlo el que suscribe este trabajo), Cambio en la Red de Agua, Construcción del Complejo Pistas Deportivas, el Parque Cordero Bel, Alumbrado de la calle Escultora Whitney y Avenida Guatemala, Parque Infantil, urbanización más idónea en todo el barrio haciendo las aceras más amplias, nuevo local de la Asociación y, lo que es más importante, siguen con la misma ilusión en su deseo de mejorar la Barriada.

            En los locales de la Asociación existen compartiendo la sede:

            La Federación de Vecinos “Saltés”.

            Asociación Deportiva “El Titán”.

            Asociación de Mayores “Andariegos”.

            Coro de Huelva.

            Peña Recreativista “El Mataero”.

            Club de Ajedrez “La Merced”.

            Pero, ¡detente pluma…! que nos harían falta muchas páginas para alabar la admirable gestión de la cohorte de vecinos que dirige José Luis. Sólo añadamos: ¡Enhorabuena!



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.