Cuatro onubenses estudiantes de Ingeniería hacen parada en Wroclaw, capital de la cultura europea

Sacrifican la luz, la familia y el entorno de Huelva por nuevos conocimientos, culturas, y experiencias. Estos jóvenes compañeros y amigos han apostado por seguir desarrollando su pasión y profesión en esta ciudad polaca al oeste del país gracias a una beca del Programa Erasmus+.

Eloy, Jesús, Álvaro y Sandra.
Eloy, Jesús, Álvaro y Sandra.

Laura Cebrino. Sandra, Eloy y Jesús, de 24 años de edad, son tres jóvenes onubenses estudiantes de Ingeniería Industrial en el Campus de La Rábida, concretamente en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Huelva. Junto a Álvaro, otro onubense de 21 años estudiante de Ingeniería Informática, viven desde el pasado septiembre de 2017 en una residencia de estudiantes de Wroclaw, una ciudad polaca situada al oeste del país gracias a una beca del Programa Erasmus+.

Los onubenses en Wroclaw, capital de la cultura europea.
Los onubenses en Wroclaw.

Este grupo de amigos onubenses, con un nivel B2 de inglés y experiencia previa residiendo fuera de España (algunos han realizado cursos de inglés en Irlanda, otros trabajado en países europeos como Suecia o Alemania y, como el caso de Sandra, han cursado ya otras becas Erasmus+ en el extranjero), tienen como objetivo seguir acumulando experiencia para conseguir un empleo que les satisfaga personal y profesionalmente.

Sandra en Jelenia Gora (Polonia).
Sandra en Jelenia Gora (Polonia).

-¿Qué os animó a marcharos fuera?


Para nosotros suponía una gran ocasión para conocer mundo, ampliar horizontes y conocer gente nueva y multicultural. También, como siempre hemos vivido en Huelva, nos pareció una brillante oportunidad para prepararnos de cara a independizarnos de nuestras casas familiares. Mejorar el idioma fue otro de los motivos por lo que nos animamos a vivir fuera de España una temporada. En definitiva, creemos que haber y estar aprovechando la oportunidad sólo supone beneficios de cara a crecer como persona.

Eloy en el Park Poludniowy (Wroclaw).
Eloy en el Park Poludniowy (Wroclaw).

-¿Cómo es Wroclaw?

La ciudad es grande, cuenta con 640 mil habitantes aproximadamente, aunque durante el curso académico crece aún más, hecho que bajo nuestro punto de vista supone toda una ventaja, puesto que ello facilita el ambiente juvenil y universitario. Es una ciudad, que a parte de bonita estéticamente, está plagada de historia por todos sus rincones, ya que fue uno de los principales asentamientos nazis. Además, en el pasado Wroclaw era una de las principales vías de comercio que conectaba Europa Oriental con la Europa Occidental. Así se refleja en Rynek, la plaza del Mercado y una de las más bonitas de la ciudad, donde en su estructura se observa claramente la importancia de este carácter comercial que comentamos.

Álvaro en Wroclaw, al fondo, la catedral.
Álvaro en Wroclaw; al fondo, la catedral.

-Y sus habitantes ¿Cómo son?

¡Se nota que les falta un poco de sol! La sociedad polaca no se caracteriza por ser tan abierta y servicial como la española; son bastante individualistas, aunque tampoco debemos generalizar, puesto que existen casos excepcionales: tenemos compañeros y amigos polacos que nos han servido de gran ayuda.

Jesus en el Park Poludniowy (Wroclaw).
Jesus en el Park Poludniowy (Wroclaw).

-¿Cuál es la imagen que tienen de España?

Generalmente, España está bien reconocida culturalmente. Aprecian mucho el clima y nuestra gastronomía, y les encanta saber y ahondar en nuestras tradiciones. También nos hemos cruzado con polacos que destacan positivamente la música de nuestro país.

Hacen de la experiencia un balance muy positivo.
Hacen un balance muy positivo de la experiencia.

-¿Cómo es vivir allí? ¿Es muy diferente a España?

El clima y las horas de luz son la principal diferencia: en invierno anochece sobre las 15:30h; Este hecho, proviniendo de una de las ciudades con más horas de luz solar al año, supone todo un choque. Como una gran ventaja, destacamos los precios, ya que aquí son muchísimo más bajos que en España, estando el euro muy cotizado.

Eloy en Cracovia.
Eloy en Cracovia.

-¿Cuál es vuestro balance de la experiencia adquirida hasta ahora?

La experiencia nos está encantando, hemos conocido a gente maravillosa de todas partes del mundo, e incluso ya hemos formado nuestra pequeña “familia Erasmus”. Desde nuestra ciudad, viajar por Europa central, a parte de económico, es muy sencillo, debido a la gran red de transportes que conectan a los distintos países.

Los chicos reconocen que codearse en la multiculturalidad te aporta conocimientos muy enriquecedores.
Los chicos reconocen que codearse en la multiculturalidad te aporta conocimientos muy enriquecedores.

-¿Os habéis marcado algún nuevo objetivo o reto?

Aunque convivimos con personas de otros países y culturas, nos hemos propuesto ir a más eventos y asistir a más actividades para relacionarnos con otros perfiles internacionales, ya que siempre tenemos esa predilección por unirnos a otros estudiantes de la misma lengua y procedencia.

Sandra en Dresden, Alemania.
Sandra en Dresden, Alemania.

-¿Qué piensan vuestras familias de la aventura? ¿Y vuestros amigos?

Nuestras familias y amigos están encantados de vernos disfrutar tanto, y, aunque dicen echarnos de menos, también entienden que este periodo favorecerá enormemente a nuestro desarrollo personal. Aún así, están muy atentos a todo lo que hacemos, gracias además a un canal de YouTube que hemos creado para ir contando nuestra experiencia.

Animan a todo el mundo a vivir, al menos, una temporada fuera de tu país de origen.
Animan a todo el mundo a vivir, al menos, una temporada fuera de tu país de origen.

-¿Recomendais a todo el mundo que viva un tiempo fuera de España? ¿Por qué?

Sí, indudablemente recomendamos a todo el mundo que viva algún tiempo fuera de su país. Concretamente el programa Erasmus+ ofrece una oportunidad, a nuestro parecer, única, sobre todo en relación al apoyo que te brinda, ya que el periodo de adaptación de los primeros meses es duro.

-Para terminar: un mensaje a los onubenses

Que no tengáis miedo a salir de la zona de confort, que os aventuréis siempre que podáis y que descubráis mundo, porque claramente os va a ayudar valorar el gran paraíso en el que hemos nacido.

-Muchas gracias.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.