Carolina Marín ‘roza’ la final del Máster de Malasia pero acaba perdiendo con la número 1 del mundo

La onubense disfrutó de hasta cinco volantes de partido ante la taiwanesa Tai Tzu Ying, que venció por 21-12, 15-21 y 21-23.

Carolina Marín tuvo en sus manos el triunfo y pasar a la final en Malasia, pero cayó ante Tai Tzu Ying en tres sets. / Foto: Bádminton Photo.
Carolina Marín tuvo en sus manos el triunfo y pasar a la final en Malasia, pero cayó ante Tai Tzu Ying en tres sets. / Foto: Bádminton Photo.

S. D. Casi… pero Carolina Marín no ha podido coronar su buen momento de forma con la disputa de la final del Perodua Malaysia Masters 2018. La taiwanesa Tai Tzu Ying, número 1 del mundo, lo impidió, y eso que la de Huelva estuvo muy cerca de certificar su acceso a dicha final.

Cinco volantes de partido disfrutó en la última manga de un partido que se alargó 1 hora y 19 minutos, y que cayó del lado de la asiática por 21-12, 15-21 y 21-23. El mensaje que colgó Carolina en su cuenta de twiter lo resume todo: “Muy cerca pero no lo suficiente. Nueva oportunidad la semana que viene. Indonesia allá vamos! Gracias por vuestro apoyo”.

El Axiata Arena de Kuala Lumpur vivió una final anticipada. Dos jugadoras impresionantes que pelearon hasta el final por la victoria. Carolina Marín lo hizo casi todo por ganar, pero cedió ante esta Tai Tzu Ying que, por el parcial que ahora impera en el marcador de los partidos disputados entre ellas (0-5), le tiene muy tomada la medida.


Y eso que en el arranque del partido fue la de Huelva la que dio primero. Pasada la fase de tanteo (6-6), un ligero tirón en el marcador llevó a Carolina a disfrutar de unas pequeñas rentas que fue al intervalo de 11-8. Amplió su ventaja a continuación (14-8) y acabó cerrando el juego por un claro 21-12.

Misma tónica tuvo el segundo set, pero con guarismos favorables para Tai Tzu Ying en este caso. Así, del 4-4 inicial se pasó al 6-11 al descanso; de ahí al 8-14 y a su vez del definitivo 15-21.


El tercer set fue un monumento al bádminton. Carolina empezó más firme y se fue con una renta de tres puntos al intervalo: 11-8. Pudo, y debió llegar, el momento decisivo en favor de la onubense, que endosó de salida tras el intervalo un parcial de 5-0, colocando el marcador en un casi definitivo 16-8. Aunque Tai Tzu Ying reaccionó, y bien, la ventaja de la de Huelva le permitió llegar al 20-15 y acariciar el triunfo. Pero… el juego de la número 1 del mundo -nada baladí-, y la zozobra que entra cuando se recuerda que los últimos cuatro partidos los ha perdido con esa misma jugadora, llevaron a Carolina a no saber rematar la faena, y vio como la taiwanesa remontaba de manera increíble la manga hasta el 21-23.

Tras este partido Carolina Marín pone rumbo a Yakarta, donde la semana que viene en el majestuoso Istora-Gelora Bung Karno Senayan, escenario en el que ganó en 2015 su segundo Mundial, se jugará el Daihatsu Indonesia Masters 2018. La local Dinar Dyah Ayustine será su primera rival.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.