La mala puntería, el infortunio y el acierto del meta Ayala privan al San Roque de una merecida victoria ante el Utrera (1-1)

Los leperos no pudieron dar continuidad a su triunfo en el derbi de la anterior jornada, aunque dispusieron de suficientes y claras ocasiones para haber ganado.

El San Roque hizo lo suficiente para ganar al Utrera, pero sólo pudo empatar.
El San Roque hizo lo suficiente para ganar al Utrera, pero sólo pudo empatar.

C. Botello / Lepe. Si la pelota no entra… El San Roque se topó con todas las de la ley con ese tópico tan popular en el fútbol y se tuvo que conformar con empate (1-1) ante el Utrera, en un partido en el que por dominio, juego y ocasiones, debió ganar, para así dar continuidad a su reacción, iniciada la semana anterior con su merecido triunfo en el derbi onubense.

La segunda victoria consecutiva en 2018 fue fruta prohibida para el San Roque, que pagó con ese empate su mala puntería, si bien justo es decirlo un ex del cuadro lepero, el ahora meta del Utrera, Ayala, fue el principal responsable de que el partido acabara en tablas. Suyas fueron las atinadas intervenciones que privaron al equipo de Antonio Rueda marcar más goles, que seguro que le hubieran dado el triunfo.

Ya desde el inicio se vio a un San Roque dominador y frecuentando el portal de Ayala que, en la primera media hora, acreditó su valía con soberbias intervenciones. Sergio Rodríguez, tras un buen pase de Higor Rocha, fue el primero en comprobar las excelencias del meta utrerano, que antes del primer cuarto de hora ya se había mostrado infranqueable en un cabezazo de Fran Lepe.


El San Roque acumuló llegadas al portal de Ayala que, por tierra, mar y aire como se podría decir, abortó esas intentonas leperas de adelantarse en el marcador.

Sólo en el último cuarto de hora el Utrera pudo estirarse un poco, inquietando sólo una vez, eso sí, a Puncho, en una acción de Domingo. El primer tiempo terminó, de todos modos, con otra buena ocasión para el San Roque, pero esta vez el disparo de Fran Lepe que salió fuera.


El partido pudo, y debió, cambiar a poco de comenzar el segundo tiempo, cuando por fin el San Roque encontró el premio merecido del gol. Una buena jugada de Higor Rocha la culminó Sergio Rodríguez que, desde cerca, batió de forma irremisible al hasta ahora imbatible Ayala.

Ese gol dio alas al cuadro de casa que, en los compases posteriores, pudo sentencia el choque. Así, casi a renglón seguido un disparo de Manu Ramírez desde el borde del área otra vez se topó con el afortunado Ayala; que de nuevo se erigió en el héroe del su equipo, al detener otro lanzamiento Manu Ramírez y, sobre todo, al salir victorioso en un mano a mano con Louis Robles.

Con el partido con 1-0 por culpa de Ayala el partido volvió a virar tras el tanto visitante. Una buena acción de Jairo Caballero la remachó el recién salido Alberto Pozo para establecer el 1-1, para alegría de los utreranos y lamentos de un San Roque que había merecido más.

En los compases finales, el San Roque volvió a insistir, ahora más con el corazón que con la cabeza, pecando en ocasiones de precipitación y repitiendo su falta de puntería. Todo ello con el aderezo de que Ayala hasta el final volvió a estar acertado en las ocasiones que los delanteros locales le obligaron a intervenir, como quedó patente en un disparo de Tore, ya en el tiempo añadido.

SAN ROQUE: Puncho; Fran Lepe, Rafa Álvarez, Álex Roser, Fran Ávila; Nico Gaitán (Saborido, 77′), Tore; Manu Ramírez, Camacho (Jojo, 60′), Sergio Rodríguez (Louis Robles, 69′); Higor Rocha.

UTRERA: Ayala; Peque, Cachana, Juanjo, Kiko (Isra, 50′); Samu, Blanco, Cruz; Haro (Juanma, 69′), Domingo (Alberto Pozo, 58′), Jairo Caballero.

Árbitro: Juan Francisco Ramos Ramos (colegio de Córdoa). Auxiliado por De la Torre Pizarro y Casana Martínez. Mostró la cartulina amarilla a los locales Álex Roser, Camacho y Tore; y a los visitantes Samu, Jairo Caballero y Kiko.

Goles: 1-0 (47′) Sergio Rodríguez. 1-1 (75′) Alberto Pozo.

Incidencias: Partido correspondiente a la 21ª jornada en el grupo X de la Tercera División jugado en el Ciudad de Lepe. Más de medio millar aficionados en las gradas. Minuto de silencio en memoria del que fuera jugador del San Roque Juan ‘Peringote’.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.