El doctor Francisco Mora afirma en la UHU que la emoción es el mejor canal para el aprendizaje

La neuroeducación revoluciona los métodos tradicionales de aprendizaje y su estudio es fundamental para mejorar el proceso según ha explicado en su conferencia.

Conferencia del doctor Francisco Mora en la UHU.
Conferencia del doctor Francisco Mora en la UHU.

Redacción. “La emoción es el mejor canal para mejorar el aprendizaje” ha confirmado el Doctor en Medicina por la Universidad de Granada y en Neurociencia por la de Oxford (Inglaterra), Francisco Mora en la conferencia impartida este viernes en la Facultad de Derecho de la Universidad de Huelva. Una afirmación que ha desarrollado apuntando que “hay que rediseñar la forma de enseñar porque ya disponemos de algunas evidencias que hacen urgente esa transformación. Es esencial despertar la curiosidad, emocionar, para que estemos motivados en aprender”.

En su conferencia ‘Emoción y Educación’, Francisco Mora ha reflexionado sobre cómo la neuroeducación se está convirtiendo en una auténtica “revolución en el aprendizaje y enseñanza, ya que conocer los códigos del cerebro humano hará que mejoremos la educación y comprendamos mejor el aprendizaje del ser humano”.

En este sentido, el catedrático adscrito al departamento de Fisiología Molecular y Biofísica de la Universidad de Iowa en Estados Unidos ha afirmado que “para aprender hay que ser feliz haciéndolo, de ahí la importancia de la emoción como canal fundamental en el aprendizaje y la enseñanza. Si no nos emocionamos, si en nosotros no se genera una emoción con lo que queremos aprender, será más difícil que nuestro cerebro lo retenga”.


Respecto a las nuevas tecnologías y cómo éstas están cambiando la educación y la sociedad, Mora ha explicado que “el profesor nunca debería ser sustituido por las nuevas tecnologías, la tecnología digital no genera la emoción que un profesor puede transmitir a su estudiante; ya que la polisensibilidad de la realidad solo la encarna el profesor. Éste invita a la reflexión, anima, inculca la curiosidad, mientras que Internet es rápido y no requiere y exige el mismo esfuerzo. Internet es un arma de doble filo al estar potenciando un modelo de aprendizaje en el que no se han desarrollado habilidades como la reflexión o la atención, sino que se crean hábitos de rapidez de navegación que les dificulta las decisiones que se deben tomar reposadas, lo que provoca que tengan una gran impulsividad con menor reflexión y menor capacidad empática de relación con los demás”.

Francisco Mora ha apuntado muchas áreas en las que la neuroeducación está siendo una revolución, y ha animado a los presentes (alrededor de casi 200 estudiantes y ciudadanos) a reflexionar sobre ello y ha incentivado su curiosidad para seguir investigando al respecto.

La conferencia ha sido inaugurada por la vicerrectora de Ordenación Académica, Grado y Posgrado Beatriz Aranda que ha agradecido el trabajo de la directora del Máster de Formación del Profesorado de la UHU, Ángeles de las Heras; de Roque Jiménez, catedrático de Didáctica de las Ciencias Experimentales y de todo el equipo de profesores por “su implicación con la enseñanza”. Por su parte, la directora Ángeles de las Heras ha expuesto la satisfacción de poder traer a un conferenciante del más alto nivel para poder acercar su conocimiento a todos los estudiantes. Un conferenciante que ha sido presentado por Roque Jiménez que ha realizado un pequeño recorrido de su trayectoria profesional y sus más recientes investigaciones.

Francisco Mora es catedrático adscrito al departamento de Fisiología Molecular y Biofísica de la Universidad de Iowa en Estados Unidos y miembro del Wolfson College de la Universidad de Oxford. Sus libros más recientes incluyen: ‘Neuroeducación: solo se puede aprender aquello que se ama, ¿Se puede retrasar el envejecimiento del cerebro?’, ‘El Dios de cada Uno: por qué la neurociencia niega la existencia de un dios universal’ o ‘¿Está nuestro cerebro diseñado para la felicidad?’.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.