Los Reyes Magos despidieron en Matalascañas su larga estancia en Almonte

Sus Majestades de Oriente repartieron ilusión en las tres multitudinarias cabalgatas celebradas en cada uno de los núcleos del municipio.

Los Reyes Magos pasaron el 7 de enero por El Rocío.
Los Reyes Magos pasaron el 7 de enero por Matalascañas.

Redacción. Los Reyes Magos de Oriente pusieron fin este domingo en Matalascañas a su largo periplo por el municipio de Almonte, donde han estado repartiendo ilusión desde el pasado jueves 4 de enero, cuando la localidad almonteña se echó a la calle para disfrutar de su tradicional Cabalgata de Reyes Magos.

Sus Majestades de Oriente decidieron adelantar un día su llegada al municipio para evitar que la lluvia que se esperaba para el 5 de enero empañase el acontecimiento más grande para los niños y niñas de la localidad, gracias a lo cual la cabalgata pudo desarrollarse con todo su esplendor.

Pasadas las 16.30 horas, los Reyes partieron desde el parque del Chaparral e iniciaban un recorrido multitudinario por las calles del municipio. El cortejo, encabezado por unos cien beduinos, estaba formado, además de por los Reyes Magos, por las alrededor de 300 personas, entre niños y jóvenes, que tuvieron la suerte de acompañar a sus Majestades desde lo alto de cada una de las 12 carrozas que componían la cabalgata.


El cortejo estuvo arropado en todo momento por miles de almonteños de todas las edades, que recibieron con alegría los 6.000 kilos de caramelos y más de 35.000 pelotas, juguetes y regalos que los Reyes y sus acompañantes lanzaron desde las carrozas a lo largo del recorrido.

Antes, la alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa, recibió a sus Majestades en el Ayuntamiento de la localidad, donde la regidora almonteña les deseó la mayor de las suertes para emprender con éxito “el cometido más noble que se puede tener: inundar de ilusión y alegría el espíritu de nuestros niños y niñas”.


Dos días después, el sábado 6 de enero, con un día de retraso, también por las inclemencias del tiempo, los Reyes Magos se trasladaban a El Rocío, donde prosiguieron con su misión y llevaron la alegría y la ilusión entre los numerosos vecinos y visitantes que pasaban esos días en la aldea.

Una de las carrozas de la cabalgata.
Una de las carrozas de la cabalgata.

La cabalgata, formada por siete carrozas y organizada por la Asociación de Vecinos de El Rocío, finalizó con la entrega a la Virgen de un broche de plata para el pastorcito, tras lo que la alcaldesa de Almonte los recibió en la Casa Ayuntamiento de El Rocío.

Un día después, también con un día de retraso, sus Majestades llegaban a Matalascañas, donde protagonizaron la tercera de sus cabalgatas en Almonte, en este caso, formada por seis carrozas, acompañados por más de un centenar de menores y jóvenes del núcleo costero.

A continuación, una vez repartidos los más de 3.000 kilos de caramelos y numerosos juguetes, tuvo lugar la tradicional entrega de regalos para los niños y niñas con más necesidades, entregados por el Grupo Scout Matalascañas.

Con esta triple sesión de Reyes Magos se pone fin a la extensa programación navideña desarrollada por el Ayuntamiento de Almonte durante todo un mes, que ha contado con numerosas actividades culturales, solidarias, deportivas y de ocio y que ha permitido a los vecinos y vecinas del municipio disfrutar de su pueblo en estas fiestas.

La programación, denominada ‘Comparte la magia de la Navidad’, ha contado para ello con el tradicional Mercadillo Navideño, el espectáculo teatral ‘Nochebuena en el Rocío’, el espectáculo musical ‘Venimos del sur’, ‘Cuento de Navidad’, atracciones infantiles, un ciclo de cine, el Torneo de Navidad de Petanca, el I Mushing El Rocío, una convivencia de aventura o la IV San Silvestre El Rocío, entre muchas otras.

De forma paralela, las asociaciones empresariales Cepyme y El Chaparral, en colaboración con el Ayuntamiento, ha organizado actividades como el reparto de caramelos de Papá Noel, el tradicional tren turístico, actuaciones de charanga, o la fiesta de fin de año infantil, con un simulacro de las campanadas y un cañón de nieve, así como el sorteo de 2.000 euros entre los clientes de los establecimientos locales.

La alcaldesa ha hecho un balance “muy positivo” de esta programación, con la que “hemos querido que todos nuestros vecinos y vecinas disfruten de estas fiestas de la mejor manera posible y en compañía de amigos y familiares”, lo que a su vez también “contribuye a la dinamización de nuestro comercio local, que era otro de nuestros grandes objetivos”, ha añadido.

En la misma línea se ha manifestado la concejala de Cultura, Manoli Díaz, quien además ha destacado la “amplia participación” de los almonteños en cada una de las actividades desarrolladas”.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.