El Recre aguanta el tipo como puede hasta el final pero cae ante el líder Cartagena en el estreno liguero en 2018 (2-3)

Los albiazules, que acabaron con nueve jugadores por las expulsiones de Antonio Núñez y Santi Luque, se marcharon muy molestos con el árbitro.

Celebración del gol del Recre, obra del defensa Michel Zabaco en propia puerta. / Foto: Pablo Sayago.
Celebración del gol del Recre, obra del defensa Michel Zabaco en propia puerta. / Foto: Pablo Sayago.

P. Gamero. Dos expulsados, un gol ‘fantasma’ no concedido a favor, un posible fuera de juego en el segundo tanto del Cartagena, unas posibles manos del portero rival en el inicio del tercer tanto departamental… muchas ocasiones visitantes al estar en superioridad, y sobre todo, un Recre que nunca, nunca, nunca, le perdió la cara a un partido raro de verdad, y que acabó con derrota (2-3), pero con un poso de mesurado optimismo para el Decano.

El Recre perdió, ya se sabe, y quien vio el partido entenderá que incluso pudo hacerlo por una renta aún superior. Pero también pudo comprobar como su equipo, pese a los imponderables, aguantó de pie hasta el final y, hasta se permitió el lujo de inquietar de verdad a un Cartagena, líder del grupo, que con todo a su favor tardó bastante en dar matarile a un partido que era suyo.

Ya de entrada no debió irse al descanso el Recre por detrás en el marcador. No fue peor que el Cartagena, salvo en el acierto entre los tres palos, aspecto en el que el cuadro departamental tuvo un 100% de efectividad.


El técnico local, Ángel López, introdujo un solo cambio con respecto al último once ante el Jumilla. Regresó al ataque Gorka Santamaría, en detrimento en este caso de Santi Luque, por lo que el “reconocible” Recre que anunció el madrileño se asemejó mucho más al que protagonizó la reacción que le sacó, no hace mucho, de la zona de descenso, enjaretando cuatro triunfos seguidos.

Y la puesta en escena de los albiazules ante tan cualificado rival fue positiva. Suyo fue el dominio del juego en los primeros instantes, con mayor presencia en ataque, sin ocasiones, salvo un lanzamiento de Boris, y otro posterior de José Carlos Lazo.


Este mejor juego local, en esta ocasión, tuvo el premio de un autogol en su beneficio. Antonio Núñez centró y Michel Zabaco, en su intento de despeje, colocó la pelota junto al poste, imposible para Pau Torres que, además, se dio un fuerte golpe que a la postre le obligó a marcharse.

Pero este Recre no anda sobrado de suerte, porque casi a renglón seguido de este tanto afortunado, el Cartagena logró la igualada en una falta cerca del borde del área. Hugo Rodríguez de manera eficaz superó la barrera haciendo imposible que Marc Martínez la pudiera repeler, aunque llegó a rozar la pelota (1-1).

Antonio Núñez, expulsado por doble amarilla en el segundo periodo, en una acción de ataque. / Foto: Pablo Sayago.
Antonio Núñez, expulsado por doble amarilla en el segundo periodo, en una acción de ataque. / Foto: Pablo Sayago.

Pese al mazazo del empate, el Recre siguió a lo suyo y estuvo a punto de hacer el segundo en una acción de Mario Marín, cuyo centro-chut se envenenó, obligando al meta suplente Marcos -había salido un momento antes- a rechazar casi en la misma línea de gol, si bien los jugadores locales llegaron a reclamar el tanto. Imposible de precisarlo.

Sin embargo este Recre tiene algo que le está costando caro, y es que los errores les castiga demasiado. Una acción de ataque del Cartagena no fue defendida de la manera más eficiente por los albiazules, que dejaron solo a Moussa -reclamaron fuera de juego-, que remató de cabeza el que sería 1-2.

De ahí al intervalo, de nuevo el Decano lo intentó buscando una igualada que posiblemente hubiera merecido, y merodeó el portal de Marcos, que para colmo de infortunio local, vio como su palo derecho repelió un gran disparo de Iván Malón que era gol sí o sí, ya en el tiempo añadido.

Con todo por decidir en el segundo periodo, en éste se sucedieron tan cantidad de historias que el guión del partido fue cambiando jugada a jugada. Con el Recre buscando el empate, el primer contratiempo para los albiazules fue la expulsión, por doble amonestación, de Antonio Núñez. El madrileño, que había visto una amarilla por protestar en el primer periodo, llegó tarde en una acción en el centro del campo y de nuevo fue amonestado. Se habían jugado siete minutos del segundo tiempo y el Recre estaba en inferioridad.

Pero jamás le perdió la cara al partido el Decano. Ángel López reajustó el equipo y fue muy valiente para seguir buscando la igualada. El precio fue que el Cartagena, a la contra, llegó mucho y cerca, muy cerca, estuvo de hacer el tercero. Pero el riesgo que corrió el Recre hizo que José Carlos Lazo y Boris, en un par de acciones, acariciaran el remate definitivo. No pudo ser.

Rafa de Vicente, en un lance del partido de este domingo. / Foto: Pablo Sayago.
Rafa de Vicente, en un lance del partido de este domingo. / Foto: Pablo Sayago.

Es vedad que tanto Sergio Rodríguez, con un remata flojo, y sobre todo Moussa, en dos contragolpes salvados por Marc Martínez, pudieron sentenciar el choque, pero el Recre se mantuvo de pie y tanto Rafa de Vicente como Iván Malón, éste muy claramente con un remate franco de cabeza, pudieron hacer el 2-2.

Con el Recre en el alambre y, lo que es más importante, con vida en el tramo final, llegó otro imponderable: la justa expulsión de Santi Luque que entró muy fuerte y sin ningún sentido a un contrario. El Recre con nueve.

El partido estaba decidido, pero el Decano quiso hasta el final. Se fue arriba en un arreón final de épica en busca de un imposible, que fue imposible. Más aún cuando en otra jugada muy dudosa recibió el tercer tanto a la contra. La jugada nació en un saque del portero Marcos que, posiblemente, recogiera la pelota fuera del área. Moussa esta vez no falló. Los albiazules se quejaron amargamente de lo que pudo ser y no fue, porque la acción pudo tener otro final: segunda amarilla al portero, un jugador bajo palos y una falta al borde del área, y entonces sólo 1-2. Pero no.

Con todo perdido el Recre, excelso en ambición y ganas, volvió a la carga y encontró la pedrea de un segundo tanto insuficiente de Diego Jiménez, que no valió para cambiar el signo del partido.

No hubo tiempo para más, salvo un balón al área de Iván Malón en un saque de banda que acabó con falta de Marc Martínez incorporado al ataque. Derrota, sí, pero dejando un poso para nada amargo ahora que empieza la segunda vuelta en la que muchas cosas tienen que pasar. Seguro.

RECREATIVO: Marc Martínez; Iván Malón, Diego Jiménez, Sergio González, Mario Marín (Traoré, 70′); Antonio Núñez, Jonathan Vila (Víctor Barroso, 79′), Rafa de Vicente, José Carlos Lazo; Gorka Santamaría (Santi Luque, 51′) y Boris.

CARTAGENA: Pau Torres (Marcos, 22′); Josua Mejías, Alberto Aguilar, Michel Zabaco, Jesús Álvaro; Sergio Jiménez, Chavero; Dani Ábalo, Kuki Salazar (Cristo Martín, 57′), Hugo Rodríguez (Diego Benito, 79′); Moussa.

Árbitro: Ricardo Escudero Marín (colegio castellano-manchego). Expulsó con roja directa a Santi Luque (83′), y por por doble amonestación a Antonio Núñez (50′). Mostró la cartulina amarilla a Santi Luque (62′) y Boris (87′), por el Recreativo, en el que ademas fue amonestado su técnico, Ángel López; y a Alberto Aguilar (45′), Michel Zabaco (52′), Marcos (55′), Sergio Jiménez (81′), por el Cartagena.

Goles: 1-0 (16′) Michel Zabaco introduce el balón en su puerta en el intento de despeje tras un centro de Antonio Núñez. 1-1 (19′) Hugo Rodríguez, de falta directa. 1-2 (33′) Moussa, de cabeza, en posición dudosa, tras un centro de Jesús Álvaro. 1-3 (89′) Moussa, en una contra. 2-3 (91′) Diego Jiménez, recogiendo un rechace en el área.

Incidencias: Partido correspondiente a la 20ª jornada en el grupo IV de Segunda B disputado en el Nuevo Colombino. Minuto de silencio en memoria de la madre del secretario técnico albiazul, Manolo Toledano, y del capellán del Recre, Antonio Bueno.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.