La aventura de vivir en Tailandia: el sueño hecho realidad del onubense Manuel González Rodríguez

Unas vacaciones en el país asiático le despertaron las ganas de probar suerte en ese exótico destino. Desde abril reside en Chiang Mai donde trabaja para una multinacional alemana de servicios.

El onubense Manuel González, con su chica Pampam.
El onubense Manuel González, con su chica Pampam.

Rosa Mora. “La vida es echarle ganas”, señala el onubense Manuel González Rodríguez. Natural de Huelva, del barrio de Pérez Cubillas, un viaje a Tailandia supuso un punto de inflexión en su trayectoria. Formado en Electrónica e Informática, residir en el extranjero siempre había estado en sus planes, y conseguir un buen trabajo en este país del sudeste asiático, un sueño convertido en realidad

El joven reside en Tailandia desde abril de 2017.
El joven reside en Tailandia desde abril de 2017.

En el mes de abril Manuel se trasladó a la ciudad tailandesa de Chiang Mai, desde entonces trabaja para una multinacional de servicios alemana. Un empleo que le ha permitido integrarse en una cultura radicalmente diferente a la onubense de la que admira sus paisajes y su gente, y que le está haciendo crecer en todos los sentidos. Así nos lo cuenta en esta entrevista concedida a Huelva Buenas Noticias:

El área del' Zoe In Yellow' una de las preferidas de los turistas por las noches.
El área del’ Zoe In Yellow’ una de las preferidas de los turistas por las noches.

– ¿En qué momento y por qué decidiste trasladarte a Tailandia?
– Lo decidí estando aquí de vacaciones. Estaba tan bien que me lo planteé seriamente hasta el punto de planear venir a buscar trabajo solo y a la aventura.


– Cuéntanos, ¿Dónde trabajas actualmente?
– Trabajo en una empresa Alemana de servicios. Es una gran multinacional y la verdad es que las condiciones son inmejorables. Masajes gratis, mas de dos meses de vacaciones, se encargan de mi visado de trabajo…

Viajar es una de sus mayores aficiones. En la imagen, en el Parque Nacional de Khao sok, una selva inundada de miles de kilómetros.
Viajar es una de sus mayores aficiones. En la imagen, en el Parque Nacional de Khao sok, una selva inundada de miles de kilómetros.

– ¿Cómo es tu nivel de idiomas?
– Nunca he aprendido inglés ni en el colegio ni en el instituto. Bueno, sí, aprendí a contar hasta diez y los colores básicos. Realmente el nivel que tengo es gracias mi pasada afición por los videojuegos y mi otra afición, viajar. Ahora no solo lo hablo y entiendo, sino que lo uso a diario en mi trabajo. El Thai aún no lo domino pero algo se va aprendiendo.

– ¿Estaba en tus planes trabajar fuera de España?
Sí, algún día; pero no sabía dónde. Me planteaba varias opciones pero, sin duda, conseguirlo en Tailandia era mi reto.

El onubense vive en la ciudad de Chiang Mai. El North Gate Jazz Coo-Op es, a su juicio, el sitio perfecto para los amantes de la buena música en directo.
El onubense vive en la ciudad de Chiang Mai. El North Gate Jazz Coo-Op es, a su juicio, el sitio perfecto para los amantes de la buena música en directo.

– Resides en Chiang Mai, ¿Cómo describirías la ciudad?
– Es una ciudad poco más grande que Huelva pero que a veces puede ser tan caótica como una gran metrópolis. A su vez es tan antigua como las más añejas del continente asiático; la ciudad antigua está llena de templos de todos los estilos y colores. Por otra parte, la montaña Doi Suthep hace que en diez minutos puedas pasar del auténtico caos a la más profunda selva natural. En cuanto a vida nocturna, no tiene nada que envidiar a cualquier ciudad grande europea, puesto que ofrece una gran variedad de ambientes. Cualquier día de la semana y del año están las calles llenas de vida y música. Su aeropuerto hace que sea la ciudad más barata a la hora de viajar al norte el país.

Ensalada de Papaya, mi comida favorita
La tradicional ensalada de papaya, su comida favorita.

– ¿Algún rincón favorito?
– A la hora de comer, mi restaurante de ensalada de papaya favorito. Por otro lado, para beber y escuchar música en directo, el bar North Gate Jazz ;y para relajarme, mi terraza, con mi cervecita fría y unas aceitunas mientras escucho música.

Islas Phi Phi en Tailandia, conocidas en todo el mundo por su extraordinaria belleza.
Islas Phi Phi en Tailandia, conocidas en todo el mundo por su extraordinaria belleza.

– ¿Cómo es tu día a día?
– Pues me levanto entre las 10.00 y las 11.30 horas todos los días, voy a comer algo fuera, hago mis mandados y sobre las 14.20 horas voy al trabajo en coche. Empiezo a las 15.00 horas y termino a las 23.30 horas. Luego, si no hay ningún plan nocturno, pues me vuelvo a casa a ver Netflix o YouTube antes de dormir.

En sus días libres suele hacer excursiones a la selva.
En sus días libres suele hacer excursiones a la selva.

– ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención de la vida en Tailandia?
– Los paisajes, la gente y su cultura. La forma en la que se toman la vida teniendo tan poco. El clima, yo soy de verano y calor.

El tráfico en su lugar de residencia, Chiang Mai, es a veces caótico.
El tráfico en su lugar de residencia, Chiang Mai, es a veces caótico.
Templos en la naturaleza, joyas del país.
Templos en la naturaleza, joyas del país.

– ¿Algún aspecto al que te haya sido complicado adaptarte?
– Todavía no he sido capaz de encontrar un grupo con el que jugar al fútbol. Es una de mis aficiones y en Huelva jugaba tres o cuatro veces por semana. Se juega mucho, pero ninguno de mis amigos lo hace en horas a las que yo pueda ir. Además, el hecho de salir a correr también se me hace complicado al no haber aceras por donde yo vivo.

Una de las miles de cascadas que hay por todo el país. En este caso, en el monte Doi Inthanon.
Una de las miles de cascadas que hay por todo el país. En este caso, en el monte Doi Inthanon.

–  Y tu tiempo libre, ¿En qué sueles emplearlo?
– Me voy con mi chica de escapada a la selva casi todos los fines de semana. Si tengo mas de cuatro días me pillo un avión a las islas del sur por 30 euros y entonces es cuando me alegro de verdad de estar aquí.

Junto a amigos españoles que viven en Tailandia.
Junto a amigos españoles que viven en Tailandia.

– Respecto a tu familia, ¿Qué pensó cuando tomaste la decisión de marcharte?
– Mi padre me dijo que hacia bien y mi madre me dijo, “vale, pero a las 10 en casa”. Nada, realmente lo entendieron y ahora vienen a visitarme en enero de hecho.

– ¿Qué echas más de menos?
– Salir a Los Cuartelillos, el Sol y Aire, La Tabernita o el Ibiza y ver como pasa toda la gente conocida y los vas saludando. Eso de vamos a tomar una cervezas y al día siguiente acabas haciendo puenting en Aznalcóllar.

Un país rico en árboles milenarios.
Un país rico en árboles milenarios.

– ¿Cuáles son tus aspiraciones?
– Sinceramente, que haga lo que haga me ayude a crecer como persona. Teniendo en cuenta esto, no hay límites, incluso para gente de barrio como yo que nunca quisieron estudiar.

– Para terminar: un mensaje a los onubenses.
– Vendo coche semi nuevo… es broma [ríe]. Nada que si un chaval que se ha criado en de los caños de Pérez Cubillas como yo puede cruzar medio mundo y acabar teniendo una buena casa y un buen trabajo en una gran multinacional, ¿Por qué tu no vas a poder hacerlo?

Manuel anima a todos los onubenses a atreverse a vivir sus propias aventuras.
Manuel anima a todos los onubenses a atreverse a vivir sus propias aventuras.

La vida es echarle cara y ganas. Un saludo a mi familia, mi gente y mis dos perros.

 



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.