Ríotinto homenajea a Rafael Cortés

Rafael Cortés (Minas de Ríotinto, 1940) ha trabajado en las diversas compañías que han explotado estas minas, ocupándose durante años de guardar y conservar documentos y fotografías de cuanto ha acontecido en la cuenca minera.

Una imagen del homenaje.
Una imagen del homenaje.

Juan C. León Brázquez. Minas de Ríotinto ha homenajeado al riotintólogo, Rafael Cortés, reconociendo los largos años de investigación y orientador de cuantos han pasado por el pueblo para profundizar en el conocimiento de la historia de la cuenca minera. Rafael Cortés (Minas de Ríotinto, 1940) ha trabajado en las diversas compañías que han explotado estas minas, ocupándose durante años de guardar y conservar documentos y fotografías de cuanto ha acontecido en la cuenca minera, siendo su generosidad tan importante que historiadores, investigadores o periodistas recurren con frecuencia a  sus conocimientos y archivos para documentar sus trabajos.

Una jornada entrañable.
Una jornada entrañable.

Durante años, Rafael Cortés ha colaborado con numerosas publicaciones de la provincia siendo él el canal más importante para conocer los sucesos de cada momento de su pueblo y toda la zona minera. La sala del Ayuntamiento estaba abarrotada en el reconocimiento a este hombre, rodeado por familiares y amigos que quisieron rendirle tributo a tantos años dedicados a la historia y divulgación de Minas de Ríotinto. La poetisa riotinteña Rosario Santana, participante en el homenaje, adelantó algunos de los versos que incluirá en su tercer poemario y una pieza musical a la guitarra, de Juan José Obes, sirvieron de preludio a la entrega de una estatuilla de reconocimiento que le entregó el Ayuntamiento de Minas de Ríotinto.

IMG_4461Ríotinto y Marte, de color rojo.  Tras el acto, el investigador y catedrático de Microbiología, de la Universidad Autónoma de Madrid, Ricardo Amils (Barcelona, 1947), ofreció una conferencia sobre los avances en las investigaciones llevadas a cabo en el río Tinto, tanto por la Nasa como los nuevos proyectos europeos, destacando, una vez más, las similitudes que existen entre las características de este río y Marte, el planeta rojo. Detalles de la existencia de vida de microorganismos que han supuesto un enorme avance en el origen de la formación geológica y biológica, en un mundo de bacterias y hongos imperceptibles al ojo humano pero que transforman, desde hace miles de años, el hábitat en el que residen. Reacciones en la interactuación de los microrganismos, similares a los de Marte, solo que en aquel Planeta, en el que el presidente norteamericano, Donald Trump, ha puesto sus ojos para mandar naves tripuladas, en un futuro no tan lejano, no hay constancia de la existencia de agua. Explicó que se han hecho sondeos de hasta 600 metros de profundidad en el río Tinto, ofreciendo nuevos datos que han sorprendido a los científicos, pero cuyos sedimentos han aportado numerosos testimonios sobre la evolución en la formación del terreno. Una similitud con Marte, donde se sabe que el agua fluyó en algún momento por su superficie y que incluso podría existir en el subsuelo, aunque hoy no tengamos evidencia de ello. Según Amils, no se conocerá este dato hasta que no se perfore la superficie del planeta rojo. Para el científico, el río Tinto constituye hoy una base fundamental para el futuro de las investigaciones espaciales y un excelente laboratorio para ensayar y probar los instrumentos que se utilizarán en esa exploraciones, muy en especial en Marte.




 







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.