Los documentos que certifican el nombre de Monumento a Colón para la obra de Miss Whitney en la Punta del Sebo

Debido a la controversia que sigue generando el nombre de este emblema de Huelva, hoy recordamos cómo el onubense Rafael Muñoz recopilaba una abundante documentación histórica en la que se constata que, desde que surge la idea de construir esta escultura, siempre se pensó en un homenaje a Colón. Sería con los años cuando se introduciría la nueva nomenclatura oficial de Monumento a la Fe Descubridora, que se impuso en las últimas décadas, creando un debate que permanece hoy en día en la calle.

¿Monumento a la Fe Descubridora o Monumento a Colón? / Foto: Puerto de Huelva.
¿Monumento a la Fe Descubridora o Monumento a Colón? / Foto: Puerto de Huelva.

Mari Paz Díaz. El Monumento a la Fe Descubridora de la Punta del Sebo es conocido popularmente como Monumento a Colón. Durante años se ha producido un debate en la ciudad de Huelva sobre la denominación correcta de esta emblemática escultura que no falta en ningún trabajo que se precie sobre los atractivos históricos y turísticos de la capital onubense.

Cartel de Tráfico que indica el nombre de 'Monumento a Colón'.
Cartel de Tráfico que indica el nombre de ‘Monumento a Colón’. / Foto: Rafael Muñoz.

Pero, ¿a qué se debe esta doble nomenclatura? ¿Por qué la confusión? En este artículo intentaremos dilucidar cómo existen documentos oficiales que demuestran que la estatua fue concebida como un Monumento a Colón, incluso cuando tan sólo era un proyecto. Para ello, nos basaremos en la documentación y los datos recopilados por el onubense Rafael Muñoz, que viene trabajando en este tema desde hace tiempo, al considerar que es una cuestión que debe ser aclarada dado el simbolismo que tiene para Huelva la Punta del Sebo.

Monumento a la Fe Descubridora, obra de Miss Whitney.
Al parecer, existen evidencias documentales que aluden a la necesidad de construir un Monumento a Colón en Huelva.

A través de este trabajo de investigación, Rafael Muñoz pone de manifiesto que, “aunque en un principio formé parte de aquellos que lo tenían por un Monje y que era el Monumento a la Fe Descubridora, mi sorpresa fue que el material que iba recopilando en su inmensa mayoría avalaba la tesis de que se trataba de un Monumento a Colón y de que además la efigie que lo coronaba correspondía al Almirante dándome cuenta de que lo de la Fe Descubridora no tenía ningún respaldo documental de rigor”.


La idea de construir un Monumento a Colón en los Lugares Colombinos parece surgir debido al deterioro que sufre la Columna de La Rábida en 1917. / Foto: IPCE.
La idea de construir un Monumento a Colón en los Lugares Colombinos parece surgir debido al deterioro que sufre la Columna de La Rábida en 1917. / Foto: IPCE.

La principal base de esta afirmación se encuentra en los inicios de esta iniciativa. Sí, porque la primera referencia que existe sobre el monumento es una carta de 1917 que Thomas J. Regan envía a la autora del monumento, a la escultora Gertrude Vanderbilt Whitney. La misiva está firmada por el abogado americano Mr. Willian H. Page, a quien se puede atribuir la idea de regalar a Huelva esta estatua. Según puede leerse en la carta, era necesario erigir un Monumento a Colón en los Lugares Colombinos debido al deterioro que había sufrido la Columna Conmemorativa del IV Centenario del Descubrimiento de América, inaugurada en La Rábida en 1892. Columna que ya en 1917 se encontraba en mal estado, como el propio William H. Page había comprobado durante una estancia que realizó a la provincia de Huelva durante diez días.

Se pensó en Miss Whitney después de que la artista construyera otro monumento conmemorativo en St. Nazaire. / Foto: Adolfo Morales.
Se pensó en Miss Whitney después de que la artista construyera otro monumento conmemorativo en St. Nazaire. / Foto: Adolfo Morales.

En concreto, en la carta puede leerse: “Cada vez que veo una foto del monumento diseñado por la señora Whitney en St. Nazaire, me pregunto por qué el pueblo estadounidense no piensa en una concepción similar a Colón, en Palos (…) Sin duda ha llegado el momento, y de manera adecuada este año, para el inicio de un monumento en Palos o en La Rábida, que será similar en el pensamiento y en paralelo en importancia tanto para los ojos de los estadounidenses y europeos, al monumento a San Nazaire”. Con esta referencia se aludía al monumento que se había dedicado a la srta. Ederle por nadar a través del canal de Dover.

Gertrud Ederle, nadadora a la que Miss Whitney dedicó un monumento.
Gertrud Ederle, nadadora a la que Miss Whitney dedicó un monumento.

Estas declaraciones aparecen recogidas en la biografía de Miss Whitney que publicó en 1978 B. H. Friedman, autor que recogió el legado documental que la propia escultora dejó a su nieta, Flora Miller Irving.

Tras esta primera toma de contacto, la idea de erigir el monumento vuelve a materializarse en los años veinte, esta vez de forma más sólida. En concreto, se tiene constancia de que se trató este tema en octubre de 1926, cuando tiene lugar una comida en Filadelfia, donde se propone que se dedicara una escultura a España para agradecer su papel en el llamado Descubrimiento de América.

Carta de la Columbus Memorial Foundation publicada en 1927 en el diario La Provincia. / Foto: Archivo Municipal de Huelva (Rafael Muñoz).
Carta de la Columbus Memorial Foundation publicada en 1927 en el diario La Provincia. / Foto: Archivo Municipal de Huelva (Rafael Muñoz).

La propuesta toma forma con la creación de la Columbus Memorial Fund, entidad encargada de financiar el proyecto. Una fundación que finalmente eligió a Gertrude Whitney para construir el monumento. La decisión se debió sobre todo a la enorme repercusión que había tenido otra escultura que ella había realizado en Francia tras la I Guerra Mundial. La noticia aparece desde entonces de forma recurrente en la prensa de la provincia de Huelva.

Informe de la Cámara de Comercio publicado en la portada del diario. / Foto: Archivo Municipal de Huelva (Rafael Muñoz).
Informe de la Cámara de Comercio publicado en la portada del diario. / Foto: Archivo Municipal de Huelva (Rafael Muñoz).

También fue en el diario onubense ‘La Provincia’ donde aparecen otros documentos relativos al monumento, como las primeras cartas enviadas entre la Columbus Memorial Fund, la Cámara de Comercio y la Junta de Obras del Puerto, o la misiva que remite la Real Sociedad Colombina Onubense solicitando el mejor lugar para erigir el Monumento a Colón.

Portada del libro sobre la vida de Miss Whitney.
Portada del libro sobre la vida de Miss Whitney.

Pero lo más curioso de los momentos previos a la inauguración del Monumento a la Fe Descubridora son las declaraciones que realiza la propia Miss Whitney, en las que, en todo momento, se refiere a la obra como Monumento a Colón. Así puede constatarse, por ejemplo, en el libro titulado ‘Gertrude Vanderbilt Whitney: autora del Monumento a Colón’, de José Antonio Ramos Camacho. Eso sí, en algunas entrevistas publicadas en los medios de comunicación, la artista no deja claro si el monumento es el propio Cristóbal Colón o si se trataba de una representación inspirada en el almirante.

Extracto de un Acta de la Real Sociedad Colombina Onubense publicado en la revista 'La Rábida', donde también se alude a Monumento a Colón. / Foto: Rafael Muñoz.
Extracto de un Acta de la Real Sociedad Colombina Onubense publicada en la revista ‘La Rábida’, donde también se alude a Monumento a Colón. / Foto: Rafael Muñoz.

Las gestiones para erigir el monumento se desarrollaron durante dos años. Y, curiosamente, la Real Orden que autorizaba su construcción aludía a un Monumento a Colón. Una denominación que vuelve a repetirse en el legado documental que la escultora donaba a los Archives American Art, Smithsonian Insitution, a través de su nieta Flora Miller Irving. Documentos entre los que están el proyecto de construcción del monumento, junto con fotografías y un diario manuscrito que comprende los años 1928 y 1929 con todo lujo de detalles, es decir, justo los años previos a la inauguración de la escultura, que tuvo lugar el 21 de abril de 1929.

El monumento se inauguró en 1929. / Foto: Archivo Histórico Provincial de Huelva.
El monumento se inauguró en 1929. / Foto: Archivo Histórico Provincial de Huelva.

Y así podríamos citar otros muchos informes de los años veinte en los que se vuelve a constatar una y otra vez el nombre de Monumento a Colón. 

Pero, entonces, ¿cuándo surge la denominación de Monumento a la Fe Descubridora? Según ha podido comprobar el propio Rafael Muñoz, la primera vez que se realiza fue el 29 de noviembre de 1970. Lo hace José María Segovia, presidente de la Real Sociedad Colombina Onubense, en el antiguo diario ‘Odiel’.

Sello en el que se alude al Monumento a Colón. / Foto: Rafael Muñoz.
Sello en el que se alude al Monumento a Colón. / Foto: Rafael Muñoz.

Eso sí, “en principio lo hace como mero adjetivo en una referencia a la marisma donde se ubicaba el Polo, haciendo una analogía con lo que significaban ambas empresas: la descubridora y la industrial recién instalada. A partir de ahí es el propio José María Segovia el que esporádicamente hace uso del término, primero mezclándolo con el de Monumento a Colón hasta que, con el arraigo que poco a poco va teniendo la expresión y el uso que algunos periodistas empiezan a hacer del mismo, termina por defenderla hasta el punto de negar que se trate del Monumento a Colón pasando a denominarlo definitivamente como Monumento a la Fe Descubridora”, explica Muñoz.

La primera vez que se utiliza el nombre de Monumento a la Fe Descubridora fue en el diario Odiel.
La primera vez que se utiliza el nombre de Monumento a la Fe Descubridora fue en el diario Odiel.

De esta forma se fue oficializando este término, introduciéndose también en la documentación de las administraciones públicas, como sucede con la Junta de Andalucía, y otras entidades de carácter privado.

Placa situada en la Avenida Miss Whitney de Huelva. / Foto: Rafael Muñoz.
Placa situada en la Avenida Miss Whitney de Huelva. / Foto: Rafael Muñoz.

Así parece que ha llegado a nuestros días, donde nadie pone en duda que el nombre oficial del Monumento es a la Fe Descubridora, aunque en la calle sigue siendo el Monumento a Colón. Por ello, Rafael Muñoz quiere hacer reflexionar a los onubenses sobre el tema y lanza para finalizar una pregunta: “si no es Monumento a Colón, ¿por qué no hay ni una sola rectificación al respecto por parte de absolutamente nadie?

La portada de esta revista también confirma el nombre de Monumento a Colón. / Foto: Francisco Cruz.
La portada de esta revista también confirma el nombre de Monumento a Colón. / Foto: Francisco Cruz.

Es la sociedad onubense la que tiene la potestad sobre cómo quiere que se conozca a esta escultura que es una de las mejores embajadoras que tiene la ciudad de Huelva, más aún después de conocerse estos datos que corroboran el nombre que más se ha utilizado en la calle, el de Monumento a Colón frente al de Monumento a la Fe Descubridora. ¿Con cuál te quedas?



One Response to "Los documentos que certifican el nombre de Monumento a Colón para la obra de Miss Whitney en la Punta del Sebo"

  1. Jaime de Vicente Núñez   11 enero 2018 at 9:36 pm

    Muy interesante el reportaje de Mari Paz Díaz y el trabajo tan bien documentado de Rafael Muñoz, que despeja las dudas que pudiera tener alguien. Me permito, no obstante, una crítica por un detalle que considero importante. Puestos a deshacer malentendidos, ¿por qué no dejamos de llamar a Gertrude Whitney “Miss Whitney”, o sea, Sta. Whitney? No solo estaba casada, sino que Whitney era el apellido de su marido. El suyo de soltera era Vanderbilt, como aparece también en el reportaje.

    Responder

Leave a Reply to Jaime de Vicente Núñez Cancel Reply

Su dirección de correo no será publicada.