Mini

La reacción tardía del Recre sólo permite soñar con un empate en un partido que Las Palmas Atlético ganó con justicia (2-1)

Un mal primer tiempo de los onubenses, en el que concedieron dos goles, les condenó a sufrir la primera derrota en la era Ángel López.

Sergio González, muy exigido en el primer tiempo, salta con un contrario. / Foto: www.udlaspalmas.es.
Sergio González, muy exigido en el primer tiempo, salta con un contrario. / Foto: www.udlaspalmas.es.

P. G. No pudo ser. El peor partido desde que está Ángel López en el banquillo del Recre, como primer responsable, se saldó con una derrota (2-1) ante el colista Las Palmas Atlético, en un partido en el que el cuadro canario fue el que hizo lo bueno, marcar dos goles para ponerse 2-0, y lo malo, conceder un penalti y autoexpulsarse un jugador al final, permitiendo al Recre soñar en una remontada que no llegó.

Si hablamos de justicia, justo es el triunfo del Las Palmas Atlético, que fue mejor que el Recre durante 80 minutos. Los últimos diez no. Y en ellos al Decano se le presentó una oportunidad clara de, por lo menos, salvar los muebles con un punto.

Por partes. No sería porque Ángel López no lo había advertido, ante los medios, y seguro que también ante sus jugadores. Pero estos, al parecer, poco caso le hicieron en el primer tiempo, en el que se vieron los peores minutos del Recre desde que el entrenador madrileño está al frente del equipo.




El Recre, en el que entraron Julio Rodríguez en la defensa por el sancionado Diego Jiménez, y Antonio Núñez por Jonathan Vila, para nada se aplicó a lo dicho por su técnico, en cuanto a las alertas. Como una extraña ‘ley de Murphy’, la que dice que “todo lo malo que pueda pasar, pasa”… el Recre se vio superado por aquellas trampas que, se supone, estaba advertido: terreno de juego, un colista ‘ficticio’… El caso es que al descanso el 2-0 con el que se fueron los dos equipos se antoja hasta justo, porque en el campo de césped artificial donde se jugó el choque sólo existieron las ganas, el empuje y el fútbol del Las Palmas Atlético.

Que la primera llegada fuera de Rafa de Vicente, en el primer minutos, fue una mera anécdota. En el primer tiempo, esa jugada, y un arreón con pocos pies y nula cabeza en el tramo final, ya con 2-0, fueron los escasos y pobres argumentos del Recre, superado por las circunstancias.




Antes del primer gol ya se vio un cuadro canario más metido, más enchufado, con más fútbol, con más llegada. Cierto que el portal de Marc Martínez no pasó por situaciones de peligro, pero se intuía en el ambiente.

Curioso fue que cuando dio la sensación que el Recre se estiraba un poquito llegaran esos dos mazazos en forma de goles. El primero de Erik Expósito al disparar cruzado tras un rechace de Diego González, que ya había taponado un lanzamiento de Gopar. Era el minuto 33 y suponía el primer gol en contra del Recre desde que Ángel López está en su banquillo como primer responsable.

Antonio Núñez fue una de las caras nuevas en el once albiazul en Las Palmas. / Foto: www.udlaspalmas.es.
Antonio Núñez fue una de las caras nuevas en el once albiazul en Las Palmas. / Foto: www.udlaspalmas.es.

La herida se agrandó un poco después. Justo después de uno de esos arreones del Recre, con cabezazo de Boris fuera, llegó una contra muy mal defendida por la zaga albiazul, en la que Benito, solito, solito, se autofabricó el que sería 2-0.

De ahí al final del primer tiempo -en el minuto 36 llegó el segundo- el Recre dio el obligado pasito al frente, y dio la sensación que con poco, con muy poco, podía llevar peligro. Dos balones que surcaron el área de Guanche, y un disparo desde la frontal de Rafa de Vicente, que se fue a córner, demostraron que con presencia arriba se podía ‘rascar’ algo en el segundo tiempo.

Y en la continuación siempre estuvo más latente el posible 3-0, que el 2-1 que hiciera creer al Recre. López, viendo todo perdido, cambió radicalmente al equipo con la entrada de Carlos Calvo y de Antonio Domínguez, por Casado y Núñez. El Recre dispuso entonces de una defensa de tres en busca de un milagro. Pero milagro fue que Erik Expósito, al cuarto de hora de este periodo, no hiciera el tercero. Su disparo, franco, fue muy flojo y fácil para Marc Martínez.

Le quedaba al Recre, al menos, el arreón del orgullo y a él apeló, ahora con Víctor Barroso en el campo tras relevar a Rafa de Vicente, que se fue con problemas físicos. La idea estaba clara: recuperar la pelota cuanto antes y meterla arriba, donde Boris -el mejor sin duda- se la jugara. Fruto de ese acoso, ingenuamente permitido por el filial amarillo, llegó un derribo a Sergio González. Penalti. El Recre, con nueve minutos más alargue, podía entrar en el partido. Tarde, pero podía entrar.

La defensa del Recre, en especial en el primer periodo, tuvo que emplearse a fondo, y no siempre acertó. / Foto: www.udlaspalmas.es.
La defensa del Recre, en especial en el primer periodo, tuvo que emplearse a fondo, y no siempre acertó. / Foto: www.udlaspalmas.es.

Como Boris marcó el 2-1, al Las Palmas Atlético le entró el tembleque. Y el Recre continuó insistiendo, también hay que decirlo de manera confusa, poco ortodoxa y casi siempre a merced más del error del rival que del acierto propio.

Y llegó otro error local, el de Parras que poco menos que se autoexpulsó con una acción pueril ante Víctor Barroso (le dio una colleja con la pelota fuera del campo). Con uno menos el rival, el Recre no sacó partida del ataque de nervios insular. Aunque hay que decir que Boris tuvo el empate en sus botas a cinco minutos del final, pero su disparo desde cerca de fue desviado. Quizás se precipitó, ya que nadie le avisó que su remate podía ser mucho más claro de lo que lo hizo. Pero tal y como estaba la historia y el área -sin duda el lugar más poblado de las islas Canarias-, el manual del rematador dice que dispare pronto. Lo hizo, y mal.

Julio Rodríguez fue quien ocupó la vacante del sancionado Diego Jiménez. / Foto: www.udlaspalmas.es.
Julio Rodríguez fue quien ocupó la vacante del sancionado Diego Jiménez. / Foto: www.udlaspalmas.es.

El árbitro dio cuatro minutos extras, que al final fueron hasta cinco, y en ellos el quiero y no puedo del Recre se limitó a dos centros no muy buenos, un par de balones colgados que la diosa Fortuna hizo que nadie rematara ni despejara, y que tras el último córner, al que subió a rematar hasta Marc Martínez, el cuadro de casa estuviera a punto de hacer el 3-1 en una contra de Erik Expósito contra el mundo.

Acabó el partido. Y la verdad es que el Recre, que la tuvo al final, puede decir que su derrota fuera injusta. Después de 80 minutos malos, con un 2-0, que el rival te regale un gol y la posibilidad de otro es mera anécdota.

LAS PALMAS ATLÉTICO: Guanche; Parras, Yeremi, Suárez, Curbelo, Josemi, Pablo, Gopar (Aythami, 93′), Erik Expósito, Agoney (Fabio, 63′), Benito (Stephane, 71′).

RECREATIVO: Marc Martínez; Iván Malón, Julio Rodríguez, Sergio González, Casado (Antonio Domínguez, 63′); Antonio Núñez (Carlos Calvo, 63′), Traoré, Rafa de Vicente (Víctor Barroso, 70′), José Carlos Lazo; Gorka, Boris.

Árbitro: Josep Subirats Matamoros (colegio catalán). Expulsón con roja directa a Parras (83′). Mostró la cartulina amarilla a Suárez (56′), Fabio (76′) y Stephane (81′), por Las Palmas Atlético; y a Rafa de Vicente (18′), Marc Martínez (58′), Iván Malón (77′) y Traoré (89′), por el Recreativo.

Goles: 1-0 (33′) Erik Expósito remata cruzado fuera del alcance de Marc Martínez tras un rechace. 2-0 (36′) Benito culmina una contra canaria pésimamente defendida por el Decano. 2-1 (81′) Boris, al transformar un penalti cometido sobre Sergio González.

Incidencias: Partido correspondiente a la 18ª jornada en el grupo IV de la Segunda División B disputado en el Anexo del estadio de Gran Canaria.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.