Marina Peguero, una onubense que trabaja como enfermera en un hospital de Swindon

Residente en Reino Unido desde 2014, a finales de mes prevé mudarse a la ciudad inglesa de Brighton donde le espera un nuevo puesto trabajo que le permitirá seguir creciendo como profesional y como persona, aprendiendo a desenvolverse en un nuevo entorno.

La enfermera onubense Marina Peguero trabaja en Bristol. En la imagen con Sian, una compañera del hospital.
La enfermera onubense Marina Peguero trabaja en Swindon. En la imagen con Sian, una compañera del hospital.

Rosa Mora. Enfermera por vocación, Marina Peguero Rodríguez, como muchos otros jóvenes de nuestro país, lo que más deseaba tras realizar sus estudios universitarios era poder ejercer la profesión para la cual se había formado. En este sentido, tras analizar la situación y las posibilidades de conseguir un puesto de trabajo digno, barajó la opción de salir al extranjero en busca de una oportunidad laboral. Sabiendo de lo demandados que son los sanitarios españoles en Reino Unido, la onubense hizo maletas rumbo a las islas británicas. 

Junto a su compañera de piso Nerea,también onubense y enfermera, en uno de los parques de la ciudad donde residen.
Junto a su compañera de piso Nerea, también onubense y enfermera, en uno de los parques de la ciudad donde residen.

Su primera parada fue Nottingham, conocida por ser la ciudad del legendario Robin Hood. Allí residió y trabajó durante unos meses hasta su traslado en marzo de 2015 a Swindon, urbe del condado de Wiltshire en el suroeste de Inglaterra localizada entre Cardiff y Londres. En Swindon, Marina ejerce como enfermera en un hospital público, trabajando concretamente en la planta de pacientes con enfermedades respiratorias. Esta experiencia le está permitiendo crecer como profesional a pasos agigantados, pero lo que ella más valora es el enriquecimiento personal que se está llevando, ganando en independencia y, sobre todo, aprendiendo a ver la vida con otros ojos. Así nos lo cuenta en esta entrevista que ha concedido a Huelva Buenas Noticias:

Marina, con sus padres, visitando Bristol.
Marina, con sus padres, visitando Bristol.

– ¿En qué momento y por qué decidiste trasladarte a Reino Unido?
– Tengo inculcada la pasión por los viajes desde pequeña, ya que a mi padre le encanta viajar. Así que creo que eso fue lo que me impulsó a tomar la decisión de trabajar y vivir en el extranjero. Además, tengo familia trabajando en España en el ámbito sanitario y sabía que las oportunidades de encontrar un trabajo estable allí eran muy escasas. Cuando acabé la carrera me informé de cómo era la situación laboral en Reino Unido y enseguida me llegaron ofertas de trabajo. Se hace  duro vivir fuera de tu país, pero si ponemos en una balanza los aspectos positivos y los negativos, en mi caso ganan los positivos. Es por eso que aún sigo aquí.


Sus días libres los aprovecha para viajar. En la imagen, en la ciudad inglesa de Oxford, En el centro de Oxford, en unos de sus puentes más conocidos 'Bridge of Sighs'.
Sus días libres los aprovecha para viajar. En la imagen, en la ciudad inglesa de Oxford, en unos de sus puentes más conocidos, ‘Bridge of Sighs’.

Resides en Swidon, ¿La calificarías como una ciudad agradable para vivir?
– Es un sitio bastante acogedor y excepcional para empezar a conocer la cultura inglesa. En mi caso el vivir aquí me ha ayudado a que el proceso de adaptación a este país sea más rápido ya que es una ciudad que se controla fácilmente. Swindon está a mitad de camino entre ser una ciudad y un pueblo grande ya que es bastante grande en cuanto a dimensiones pero no tiene la actividad de una ciudad.

En Brighton, ciudad a la que prevé mudarse en diciembre.
En el Royal Pavilion de Brighton, ciudad a la que prevé mudarse en diciembre.

No es tu destino en Inglaterra, ¿Qué supuso para ti tu estancia en Nottingham?
– En Nottingham estuve viviendo no más de 3 meses, ya que cuando llegué allí y empecé en el trabajo me di cuenta de que no era eso lo que quería para desarrollar mi carrera profesional. Tengo que admitir que ahora que ha pasado el tiempo lo recuerdo como una experiencia positiva, aunque si me hubieran preguntado en aquél entonces hubiera respondido que se me estaba haciendo “cuesta arriba”.

Marina, en el 'Sky Garden' de Londres.
Marina, en el ‘Sky Garden’ de Londres.

– ¿Siempre estuvo en tus planes trabajar fuera de España?
– En absoluto, pero ya conocía la situación laboral en España y la idea de vivir y trabajar en otro país me parecía un reto. Aquí no hay mucha gente a la que puedes acudir si necesitas ayuda, así que quería comprobar si sería capaz de empezar desde cero.

– Cuéntanos, ¿Dónde trabajas actualmente?
– Ahora mismo trabajo como enfermera en un hospital público en la ciudad donde vivo. Es una planta especializada en enfermedades respiratorias.

La enfermera onubense, junto a su amigo Raúl, visitando la ciudad de Bath.
La enfermera onubense, junto a su amigo Raúl, visitando la ciudad de Bath.

– ¿Cómo es tu día a día?
– No tengo realmente una rutina, ya que trabajo 3 días a la semana intercalando turnos de días con turnos de noches. La jornada laboral es de 13 horas cada turno, así que el día que trabajo no me queda mucho tiempo libre.

Y el tiempo libre, ¿En qué sueles emplearlo?
– En mis días libres intento pasar el tiempo con mis amigos aunque coincidir en los días de descanso es una odisea. Cuando coincidimos solemos ir a pasar el día a ciudades cercanas como Oxford, Bath, Bristol o Londres, las cuales están a no más de 1 hora de camino.

Viajar es una de sus pasiones, en la imagen en el Macizo de Montserrat, en Barcelona.
Viajar es una de sus pasiones, en la imagen en el Macizo de Montserrat, en Barcelona.

¿Qué es lo que más te ha llamado la atención de la vida en Reino Unido?
– El choque de culturas. El poco espacio que dejan a la improvisación, todo tiene que ser decidido en consenso y con días de antelación. También me llama la atención los horarios que tienen para las comidas y para las actividades de ocio. Aquí todo empieza y acaba antes que en España. Como aspecto positivo me ha impresionado lo educados que son, el respeto que muestran cuando estás trabajando y la diversidad de culturas que conviven a la misma vez sin problemas.

Junto a una amiga, en el 'Skyline' de Nueva York.
Junto a una amiga, en el ‘Skyline’ de Nueva York.

– ¿Algún aspecto al que te haya sido complicado adaptarte?
– Obviamente el idioma, ya que considero que la formación que tenemos en España en cuando a idiomas no es suficiente. También me ha costado mucho entender la burocracia inglesa, todo lo dejan bien atado. Para cambiarme de trabajo me pedían un sinfín de documentos que a veces te hacen plantearte si merecerá la pena.

La onubense, conociendo Polonia con dos amigas.
La onubense, conociendo Polonia con dos amigas.

¿Qué valoras de forma más positiva tu experiencia en el extranjero?
– Ahora soy más independiente que hace unos años, y no solo hablo en el aspecto económico. Este país me ha dado la oportunidad de mejorar personal y profesionalmente. He conocido personas de muchos países y me han enseñado mucho de sus culturas. Gracias a ello ahora soy mucho más flexible y tolerante.

Cuando vuelve a Huelva, suele visitar El Portil, playa en la que disfruta de sus veranos. En la imagen, junto a dos de sus mejores amigas.
Cuando vuelve a Huelva, suele visitar El Portil, playa en la que disfruta de sus veranos. En la imagen, junto a dos de sus mejores amigas.

– Y tu familia, ¿qué pensó cuando tomaste la decisión de marcharte?
– Me apoyaron desde el primer momento, nos vemos muy a menudo ya que en avión no se tarda más de 3 horas. Creo que ellos encontraron en mí una excusa para viajar más y a mí me encanta que vengan a verme para enseñarles un poco más de este país.

– ¿Qué echas más de menos?
– La familia, los amigos, la comida, el sol, la espontaneidad, los bares, las fiestas… Aunque tengo pensado quedarme varios años más en Inglaterra no puedo negar que me encantaría volver a España porque me encanta Andalucía y la calidad de vida allí es muy buena.

Marina considera que su experiencia en el extranjero le ha hecho crecer profesional y personalmente.
Marina considera que su experiencia en el extranjero le ha hecho crecer profesional y personalmente.

¿Cuáles son tus aspiraciones a corto plazo?
– Ahora estoy centrada en cambiar de trabajo. Me mudo a Brighton, que es una ciudad con más actividad que Swindon. Ya he conseguido el trabajo así que si todo va bien empezaré el próximo mes.

– Para terminar: un mensaje a los onubenses.
– Animaría a todo aquel que pueda que viva la experiencia, salir de nuestra zona de confort no es fácil pero una vez que damos el paso te das cuenta de lo enriquecedor que puede llegar a ser. Ahora que voy a Huelva en contadas ocasiones valoro más lo que tenía cuando vivía allí, algunas cosas solo se aprecian cuando estas lejos.

– Muchas gracias, Marina.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.