La barriada Pérez Cubillas en fiestas

Como cada primer domingo de octubre de cada año se ha celebrado en en este barrio onubense la tradicional Bendición de Animales y Plantas.

Un momento de la bendición de animales celebrada en la barriada de Pérez Cubillas.
Un momento de la bendición de animales celebrada en la barriada de Pérez Cubillas.

Antonio J. Martínez Navarro. El primer domingo de octubre de cada año se celebra en la barriada Pérez Cubillas la Bendición de Animales y Plantas, modo bello y cristiano de valorar a los animales y darles el aprecio que se merecen. Inspiración divina, ciertamente, ha sido ésta, ya arraigada en el Barrio citado, y que constituye una costumbre.

Una cita que se celebra cada primer domingo de octubre.
Una cita que se celebra cada primer domingo de octubre.

Frente a la actualidad está la eternidad, que es la actualidad de cada día. Y cada año, en la fecha citada, (y es de imaginar que cada domingo) se destaca sobre la humilde y acogedora parroquia de San Francisco de Asís un movedizo enjambre de personas –este año ha destacado la preciosa juventud- que se acerca a escuchar la Santa Misa. Ésta comenzó a las diez y media y en ella penetró, con su amor al género humano y animal, el espíritu del Santo. La gracia dicente, la pureza del léxico, la imaginación cálida, matizaron las palabras de José Antonio Sousa. Y todos apreciamos que esta misa, llena de especial énfasis cristiano, la dijo un cura, don José Antonio y le ayudó todo el barrio de Pérez Cubillas con sus cánticos y oraciones.

Decenas de personas acompañaron la procesión.
Decenas de personas acompañaron la procesión.

Si, después desfiló, a las once y minutos de la mañana, iniciando la procesión desde la parroquia de San Francisco de Asís por las calles inundadas de personas de este simpático barrio dejando su reguero de amor a los animales y plantas; sus costaleros, -que en determinados momentos y ante los generales aplausos de todos, supieron mecer el “paso”,delicadamente,a los armoniosos sones de la excelente banda de música de la Sagrada Cena, demostrando estos porteadores de “pasos”, poseedores de fe inigualable, hombros potentes y llenos de juventud, que forman una estupenda cohorte y que saben vencer el fuerte calor reinante. En la comitiva religiosa, además de la citada mucha juventud, se observaba varios miembros de la junta directiva de la Hermandad de Nuestra Señora de la Salud y San Francisco de Asís.


Me ocupo cada año de este asunto, procurando poner la humildad de mi pluma al servicio de esta especial bendición, que en la actualidad presiden Juan Gil Zamora, presidente de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas; Francisco Javier Márquez Velasco, Hermano Mayor de la Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia en su Presentación al Pueblo, de Nuestra Señora de la Salud y San Francisco de Asís, canónicamente erigida en esta iglesia parroquial de San Francisco de Asís y Orta, y José Antonio Sousa, párroco de la iglesia de San Francisco de Asís que es quien, con simpático gesto, arroja el agua bienhechora sobre los diversos animales que se les acercan para la bendición.

            En definitiva, una jornada en la que el Barrio demuestra su fe en su Santo Titular San Francisco de Asís y, con ello, su amor a los animales y plantas.


 

            Antonio José Martínez Navarro.

 



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.