Bollullos reconoce la labor por la cultura de Fernando Carrasco Avián, pionero provincial del rock en los 80

Descubrió la verdadera música cuando emigró a Alemania siendo aún muy joven. Fundador de los Blue Stars y dueño del pub de culto 'El Tablao', recorrió mundo con su batería en los 80 y 90, acompañando además a las grandes artistas de la época. Ahora, aunque recién jubilado, sigue maquinando nuevos proyectos.

El onubense Fernando Carrasco Avián.
El onubense Fernando Carrasco Avián.

A.R.E. El pasado 3 de septiembre, Bollullos Par del Condado rindió un merecido homenaje a ocho vecinos y una asociación por la destacada labor realizada en distintos ámbitos de la vida social del municipio. Uno de los homenajeados fue el onubense Fernando Carrasco Avián, un personaje indispensable de la vida de Bollullos, el dueño del mítico local El Tablao Pub que tanto ha hecho, desde su apertura el 8 diciembre 1980 (día de la muerte de John Lennon), por el desarrollo de la cultura en la localidad.

Nacido en Huelva, Carrasco recaló en Bollullos, la tierra de sus progenitores, con 12 años, cuando su padre, contratista de obra, falleció y su madre decidió volverse al pueblo con sus cuatro hijos. “Me puse a trabajar enseguida para ayudar en casa porque éramos muy pobres y por la noche iba a clases nocturnas. Así fue hasta que emigré a Alemania con unos tíos míos. Allí me metieron el sentido de la música”, explica el onubense.

Carrasco recogiendo el reconocimiento de su pueblo.
Carrasco recogiendo el reconocimiento de su pueblo.

En el país germano, su curiosidad y la ausencia del movimiento represivo que sí existía en España lo llevaron a descubrir las modas y estilos musicales del momento. Se impregnó del rock y cuando regresó a Bollullos montó una de las primeras bandas de este estilo de la provincia, los Blue Stars. Así empezó su carrera profesional, con la gran suerte de que los conocidos Pepe Da Rosa y José Antonio Pulpón decidieron representarlos.




Se marcharon a Madrid y giraron por toda España, “no teníamos libre casi ningún día. Hicimos hasta cruceros con la empresa Ybarra por Sudamérica con gran éxito. Luego vino Centrouuropa. Además, todo esto lo compaginábamos con grandes ferias. Nos contrataban en todas, acompañando a las grandes de la copla y la canción moderna como eran Mari Fe, Juanita Reina, Lola Flores, Rocío Jurado, Isabel Pantoja…”, recuerda Carrasco.

Fernando ha sido el batería de numerosos grupos.
Fernando ha sido el batería de numerosos grupos.

A lo largo de su trayectoria profesional, Fernando ha sido integrante de varios grupos míticos, siempre como batería, aunque también hizo sus pinitos como cantante. Entre ellos, cabe destacar Ámbito Sur, con el que grabó tres discos, y el cuarteto de versiones de rock californiano Acorde. Otra experiencia que recuerda con cariño fueron los seis meses que acompañó a los Módulos de Pepe Robles, a quien considera uno de sus grandes amigos. 




Otro de sus proyectos musicales más entrañables fue un LP, que hizo junto a Jaime Sánchez, en agradecimiento a la Fundación CREFAT por conceder el II Premio Reina Sofía Contra las Drogas a cuatro centros educativos de Bollullos. En este disco participaron cuatro grupos onubenses ‘contra el mal rollo de la droga’, resultando todo un éxito. 

El Tablao es el local donde Carrasco organizaba todo tipo de actuaciones.
El Tablao es el local donde Carrasco organizaba todo tipo de actuaciones.

A la par que llevaba esta incansable vida musical, Carrasco decidió montar su propio negocio. Un pub al que bautizó como El Tablao y que ha sido durante más de 30 años un lugar de culto para los amantes de la música de la provincia de Huelva. Por él han pasado grandes figuras como Javier Ruibal, Pepe Roca con Alameda, grupos de música progresiva de Sevilla, Córdoba y otros puntos de España en los 80, además de grupos de teatro alternativo. 

El Tablao ha sido, y sigue siendo, aunque ya no bajo la dirección de Carrasco, un espacio promotor de la cultura en Bollullos. A través de él, Fernando fue capaz de traer un pedacito de La Movida Madrileña a su rincón onubense, poniendo en marcha diferentes iniciativas como homenajes a la Generación del 27 y fiestas de la primavera. “Fuimos pioneros en la provincia. Me relacionaba con artistas como Silvio, Nazario, Los Diplomáticos, Triana… a todos los que podía, lo traía a Bollullos. La Plaza 1 de Mayo la inauguramos con un concierto de Silvio”, explica el onubense.

Fernando está muy contento con la distinción.
Fernando está muy contento con la distinción.

En su pub siempre estaba innovando, poniendo en marcha conciertos en la calle, espectáculos de skaters, exposiciones, lecturas literarias… hasta llegó a crear, con cinco amigos, una revista literaria mensual a la que bautizaron como ‘IO’.

Hablar de todos los proyectos que ha puesto en marcha en Bollullos en las últimas décadas es casi imposible. Uno de los últimos fue en 2016, y en él fusionaba arquitectura, pintura y música, convirtiendo a su pueblo en el epicentro de la cultura, el jazz y el vino.

El pasado mes de mayo, Fernando decidió jubilarse, traspasando su amado Tablao, su catedral, su histórico local. “Me dio pena dejarlo, y lo echo mucho de menos, pero uno tiene que poner un stop en algún momento“, reconoce. Ahora vive a caballo entre Holanda, de donde es su mujer; Mallorca, donde tiene a su hija y nietos, e Irlanda, residencia de sus amigos músicos.

Aunque se ha jubilado, sigue pensando en nuevos proyectos musicales.
Aunque se ha jubilado, sigue pensando en nuevos proyectos musicales.

Precisamente con ellos, con la banda irlandesa Patrick Horgan y los hombres aturdidos, de la que el onubense es miembro, tiene intención de poner algún proyecto en marcha en la provincia de Huelva este otoño. Además, también tiene en la cabeza la bonita idea de juntar a dos generaciones de músicos, la suya y la de los hijos de sus amigos, en una propuesta que aúne el talento de ambas.

En medio de estos cambios y tantos planes, a Fernando le ha llegado el reconocimiento de Bollullos, un homenaje que el batería ha valorado con estas palabras: “gracia a la corporación municipal por este reconocimiento, a los medios de comunicación y a todo el pueblo. Estoy muy conmovido por que hayan reconocido mi relación desde pequeño con el teatro, la música, la literatura… Y enhorabuena a todos mis compañeros distinguidos“.

En suma, Carrasco es una de las piezas que han compuesto el puzzle musical de la provincia de Huelva durante las últimas décadas. Un hombre que, con su batería y su voz, trató de traer el rock, el jazz y a sus grandes representantes al sur de España para que la cultura germinara en el Condado como su uva zalema.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.