El mítico ‘Plus Ultra’ recreado virtualmente por un jóven ingeniero aeroespacial onubense

El trabajo de investigación y aplicación práctica tridimensional del programa de diseño asistido CATIA V5 R19, calificado como sobresaliente en el fin de grado de Alberto Espuelas en la Universidad de Sevilla.

Ramón Franco y Ruiz de Alda, sobre el 'Plus Ultra' enfrente de La Rábida, en horas previas a la aventura trasatlántica.
Ramón Franco y Ruiz de Alda, sobre el ‘Plus Ultra’ enfrente de La Rábida, en horas previas a la aventura trasatlántica.

J.A. de Mora. A veces los trabajos de investigación contemplan esfuerzos baldíos, solo útiles en la finalidad curricular. No es el caso que nos ocupa, en el que el onubense Alberto Espuelas, estudiante hasta este último curso del grado de Ingeniería Aeroespacial en la Universidad de Sevilla, optó por concentrar su trabajo fin de carrera en un tema que no podía pasar desapercibido: el hidroavión ‘Plus Ultra’, tan vinculado a la confluencia de los ríos Tinto y Odiel, donde inició el 22 de enero de 1926 la aventura que constituiría un hito para la aviación española y mundial.

Otra imagen de los preparativos en Huelva.
Otra imagen de los preparativos en Huelva.

El joven ingeniero, al tener que decidir sobre el tema a elegir para el citado trabajo optó por el diseño recreación virtual del ‘Plus Ultra’ porque ‘quería aportar algo que fuera de utilidad para Huelva y que no se quedara en un trabajo que únicamente le fuese de ayuda a un profesor o un departamento. Por otro lado, teniendo en cuenta que el pasado año fue el 90 aniversario del vuelo del Plus Ultra y que en éste en el que estamos se cumple el 525 aniversario del descubrimiento de América, era de esperar que estuviera encaminado a dicho tema. Por tanto, unido esto a que siempre he tenido en mente realizar un proyecto de modelado 3D, ya que siento gran pasión por el diseño, le propuse al departamento de Ingeniera Gráfica de la Universidad de Sevilla recuperar históricamente esta emblemática aeronave, para que todos recordáramos que un día Huelva estuvo en lo más alto de la aeronáutica española y mundial.’

Una de las imágenes de la recreación virtual.
Una de las imágenes de la recreación virtual.

En concreto, el diseño ha sido realizado mediante el programa CATIA V5, una de las herramientas más potentes de modelado 3D en el mundo industrial. Fue creada en 1981 y, aunque existen otras muchas, es la más usada en la industria aeroespacial. Por ejemplo, empresas como Boeing o Airbus llevan utilizando este programa desde los años 70 para diseñar la mayoría de sus aeronaves. Del mismo modo, General Motors, Lockheed, Chrysler y Ford fueron pioneras en su uso.

Otra perspectiva de la recreación virtual en el CATIA V5 R19.
Otra perspectiva de la recreación virtual en el CATIA V5 R19.

A partir de operaciones básicas de extrusión, redondeado, rellenado y uniones, entre otras muchas más, este tipo de aplicaciones permiten crear un diseño específico de cada parte que compone una nueva pieza para un coche, un álabe de una turbina o cualquier elemento a partir de unos planos base.  De este modo, se puede obtener cualquier perspectiva, vista, sección, movimiento de mecanismos,  planos, etc. de la pieza en tres dimensiones.

Imagen de la exposición ante el tribunal del trabajo de investigación.
Imagen de la exposición ante el tribunal del trabajo de investigación.

Para situarnos, por si hubiese algún lector que no conociese con exactitud la epopeya del hidroavión ‘Plus Ultra’, en síntesis es la historia que engloba al Dornier Do J Wal ‘Plus Ultra’, desde que parte del puerto de Palos de la Frontera (Huelva, España), el 22 de enero de 1926, hasta que llega a Buenos Aires (Argentina) el 10 de febrero de ese mismo año, con el objetivo de ser la primera aeronave que consigue atravesar el Atlántico Sur. La tripulación responsable de la hazaña más importante de la aviación española estaba conformada por el Comandante, Ramón Franco; el Capitán, Julio Ruiz de Alda; el Teniente de Navío, Juan Manuel Durán; el mecánico, Pablo Rada; y el fotógrafo, Leopoldo Alonso.

Llegada a Río de Janeiro del 'Plus Ultra'.
Llegada a Río de Janeiro del ‘Plus Ultra’.

El vuelo fue un alarde de audacia que estuvo plagado de dificultades. El recibimiento en Buenos Aires fue apoteósico. Franco tenía proyectada la vuelta, pero el presidente Miguel Primo de Rivera decidió que el avión fuera donado a la nación argentina, lo que ocasionó un disgusto para los aviadores españoles y puso de manifiesto las diferencias existentes entre Ramón Franco y Primo de Rivera. 

Escuadra fondeada en la ría de Huelva, el 5 de abril de 1926, para recibir a los tripulantes del 'Plus Ultra'.
Escuadra fondeada en la ría de Huelva, el 5 de abril de 1926, para recibir a los tripulantes del ‘Plus Ultra’.

A la vuelta a España, los aviadores recibieron un sinfín de homenajes. Uno muy especial fue el de Huelva, presidido por el rey Alfonso XIII, el 5 de abril de 1926. El Puerto y la ciudad de Huelva se vistieron de gala para recibir a los protagonistas de la gesta. Una escuadra de la Armada Española rendiría honores: el Destructor Lazaga, el remolcador Cíclope, el cañonero Doña María de Molina, el torpedero 19 y seis submarinos B. Más tarde llegaría el crucero Cataluña y el Delfín y el Vasco Núñez de Balboa. También participó una escuadrilla de hidroaviones. Un total de ocho aparatos, de la base de Mar Chica y de Barcelona. Crearon un gran ambiente con sus pasadas por el cielo de Huelva antes de amerizar. A estos se sumaron otros tres hidroaviones procedentes de Lisboa.

Alberto Espuelas ha finalizado su grado con brillantez.
Alberto Espuelas ha finalizado su grado con brillantez.

En este sentido, Alberto Espuelas señala que, habiendo tenido relevancia en su momento, ‘una de las razones por las que también escogí este tema es porque no creo que sea para nada conocida y reconocida la hazaña en Huelva. Me sorprende que más de la mitad de los jóvenes que frecuentamos la céntrica calle de Pablo Rada para tapear o tomar algo (me incluyo dentro de ese >50% hasta que empecé el trabajo), no sepamos que éste fue uno de los cuatro héroes que sobrevoló por primera vez el Atlántico Sur. Sin contar con el monumento al Plus Ultra, que se encuentra en La Rábida, apenas existe en nuestra ciudad información sobre la gran aventura que llevaron a cabo el comandante Ramón Franco, el general Julio Ruiz de Alda, el mecánico Pablo Rada y el teniente del navío Juan Manuel Durán que, junto con el descubrimiento de América, realizaron uno de los hitos más importantes de la historia de España.

Con este proyecto he querido dar el primer paso hacia una posible construcción de un museo dedicado exclusivamente a la gesta, la tripulación y la aeronave. Éste es un primer diseño en bruto de la misma que puede servir de exposición mediante proyectores o pantallas en el mismo, para la construcción una futura réplica o como reclamo para la recuperación del hidroavión original, que fue donado a la ciudad de Buenos Aires por Miguel Primo de Rivera.’

Contrains entre partes.
Contrains entre partes.

Al joven ingeniero lo que más le ha llamado la atención de todo este proceso de investigación ha sido ver cómo en aquella época todo el mundo asociaba la travesía de España a Argentina con la gesta que realizó Cristobal Colón en 1492, yel hecho de que el país entero se uniera para otorgarle a Huelva el sitio que le correspondía por tal acontecimiento. De este modo, se decidió que el avión despegara de Palos de la Frontera el día 22 de enero de 1926 tal y como lo hizo el almirante cinco siglos atrás.‘ 

Alberto Espuelas, en el centro, con compañeros de su promoción.
Alberto Espuelas, en el centro, con compañeros de su promoción.

Desde el punto de vista técnico, Espuelas nos indica que la aeronave era un hidroavión Dornier Do J Wal, de diseño alemán y fabricado en Pisa (Italia). Cada una de ellas se diseñaba en base a los requerimientos de la misión que se le iba a encomendar, por lo que eran únicas. El comandante Franco había tenido gran contacto con ellas durante la guerra de Marruecos y a su vez defendía que eran muy superiores a los demás aviones terrestres que existían en la época. Del mismo modo, Pablo Rada las conocía de buena mano, ya que fue el mecánico personal del comandante durante ese tiempo. Por tanto, junto con las mejoras implantadas, como los equipos de radio y telemetría, el Wal estaba perfectamente capacitado para sobrevolar el Atlántico Sur.

El trabajo ha obtenido la máxima calificación del tribunal que, durante la exposición, se centró en preguntar aspectos referentes al tiempo dedicado trabajando en el programa, ya que es la finalidad del trabajo, y curiosidades históricas como dónde fue fabricado, algunas características generales, de dónde era la casa Dornier o cómo se le ocurrió a Ramón Franco realizar esta complicada travesía. El trabajo ha sido muy exhaustivo y su autor ha tenido que superar ausencia de fuentes en algunos aspectos, conteniendo un análisis pormenorizado de las experiencias de aviación previas en aquella época de pioneros.

Quiso recordar la gesta del Plus Ultra.
Homenaje al Plus Ultra, en su monumento del muelle de la Reina de La Rábida, con motivo del 90 aniversario

Alberto Espuelas se ofrece para las personas interesadas, dado que ‘el proyecto es de libre acceso para todo aquel que esté interesado en la historia y el modelado. En unas semanas se lo entregaré al Archivo Histórico de Palos de la Frontera y al Archivo Municipal del Ayuntamiento de Huelva para que no sea necesario pedírmelo personalmente. Aun así, estoy abierto a cualquier duda, curiosidad o queja de aquel que se haya molestado en interesarse por mi proyecto.’

 



One Response to "El mítico ‘Plus Ultra’ recreado virtualmente por un jóven ingeniero aeroespacial onubense"

  1. Jose A Santos Orta   6 agosto 2017 at 9:11 pm

    Onubenses en el pasado, en el presente es de lo más grande que está tierra ha dado. Jovenes cómo Alberto Espuela confirman estas raíces que brotan en nuestra amada provincia de Huelva en buscar afianzar el don de sus buenas gentes.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.