El nuevo Hospital de Día del Juan Ramón Jiménez atiende a unas 500 personas en el primer mes de apertura

El dispositivo, para el que se han contratado ocho nuevos profesionales, ofrece cuidados enfermeros, tratamiento y seguimiento por el especialista sin necesidad de ingreso.

Hospital de Día del Juan Ramón Jiménez.
Hospital de Día del Juan Ramón Jiménez.

Redacción. Con más de medio millar de pacientes atendidos en sus primeras seis semanas en funcionamiento, el nuevo Hospital de Día Médico que ha puesto en marcha el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, se consolida como un dispositivo asistencial destinado a mejorar la respuesta que se ofrece a los pacientes que requieren de tratamientos de carácter hospitalario, cuidados enfermeros y seguimiento por los distintos especialistas de una forma más rápida y eficaz, sin necesidad de ser ingresados.

El nuevo Hospital de Día Médico, que inició su actividad a primeros del mes de junio y que ha ido progresivamente incorporando nuevas pruebas y líneas de colaboración con especialidades, nace  con el objetivo de responder de forma ambulatoria y de un modo más accesible y ágil a los pacientes, permitiendo establecer un circuito diferenciado para aquellos que acuden a recibir tratamiento onco-hematológico (quimioterapia), de los que son atendidos por otras especialidades, teniendo en cuenta que hasta ese momento compartían el mismo espacio.

Con la creación de este nuevo dispositivo, que en apenas seis semanas de actividad ha permitido realizar 879 sesiones a 532 pacientes distintos a cargo de diferentes especialidades, se ha incrementado la capacidad de respuesta del centro hospitalario para dar atención a este tipo de pacientes, mejorándose así la accesibilidad y la comodidad de los ciudadanos, como resultado de una nueva organización, una mejor planificación, el aumento de la dotación de personal y la disponibilidad de nuevos espacios, con el fin de incrementar la confortabilidad e intimidad de los pacientes.

El nuevo Hospital de Día Médico, que se encuentra ubicado en el área de Consultas Externas del centro, cuenta con 28 puestos repartidos por las cuatro salas diferenciadas que lo componen, el doble de la capacidad con la que contaba en el anterior servicio, ya que estaba compartido con los pacientes oncohematológicos, que presentan otro tipo de necesidades. Es precisamente por estos nuevos puestos por los que van rotando los distintos pacientes a lo largo del día para que les sea administrado su tratamiento médico y enfermero, siempre bajo supervisión de los profesionales cualificados y en un entorno hospitalario, ganando en comodidad y en seguridad del paciente, sin necesidad de ser ingresados y permitiendo mantener su independencia y calidad de vida sin renunciar a una buena atención sanitaria.

Este nuevo dispositivo, que ha requerido de la contratación de ocho nuevos profesionales, la mayoría del ámbito de la enfermería, cuenta con dos consultas médicas. De esta forma, los pacientes que requieren de la administración de un tratamiento específico que requiere de la vigilancia y el seguimiento de un centro hospitalario, son citados por los distintos especialistas en estas instalaciones, que cuentan con el personal adecuado y en perfecta coordinación con cada uno de los servicios, con el fin de recibir dicha asistencia en el entorno adecuado.

De esta forma, en el Hospital de Día Médico se está procediendo a la administración de los distintos tratamientos parenterales, es decir a través de inyectables para ser aplicados en la vena, en el músculo o a través de la piel. Además, se llevan a cabo pruebas endocrinometabólicas, así como punciones de la cavidad abdominal (paracentesis) para la evacuación de líquido en la cavidad peritoneal o para la realización de biopsias en los diversos tejidos, incluyendo las realizadas con aguja fina o PAFF.

En sus instalaciones también se llevan a cabo sesiones de educación terapéutica, sobre todo para aquellos pacientes de carácter crónico que requieren de formación en autocuidados, con el fin de ayudarles a alcanzar una buena calidad de vida, así como se realizan evaluaciones nutricionales de los pacientes que lo requieren, además de proceder a la administración de cuidados tras ser sometidos a determinadas pruebas diagnósticas más invasivas.

Entre las ventajas que presenta la puesta en funcionamiento de este dispositivo destaca también la potenciación del trabajo conjunto entre las distintas especialidades y el Hospital de Día mediante procedimientos de actuación consensuados y planificados con los distintos servicios, entre los que se encuentran Endocrinología y Nutrición, que cuenta con una consulta específica, Angiología y Cirugía Vascular, Aparato Digestivo, Cardiología, Dermatología, Medicina Interna, Nefrología, Neumología, Neurología, Oftalmología, Radiodiagnóstico, Reumatología, Hemodinámica y Urología. Esta dinámica de trabajo facilita el establecimiento de unos niveles de coordinación que redundan en la mejora de la salud y la calidad de la asistencia hospitalaria que se ofrece a los pacientes, avanzando en confortabilidad, accesibilidad y eficacia.

 





Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.