El Hospital Infanta Elena acelera las obras de reforma del centro durante el verano

El centro aprovecha la menor actividad asistencial para agilizar las obras de quirófano, ultimar la pintura del edificio y mejorar algunas alas de hospitalización.

En la imagen, las obras de renovación y ampliación del Bloque Quirúrgico del Hospital Infanta Elena.
En la imagen, las obras de renovación y ampliación del Bloque Quirúrgico del Hospital Infanta Elena.

Redacción. El Hospital Infanta Elena de Huelva está aprovechando la menor actividad asistencial que suele acompañar este periodo estival para impulsar el conjunto de obras y reformas que se vienen desarrollando durante estos últimos meses en el centro hospitalario, con el fin de ultimar aquellas infraestructuras y servicios que resultarán claves para la mejora de la asistencia sanitaria y la agilización de los tiempos de espera, así como favorecerán la comodidad e intimidad de los pacientes.

En este sentido, se están impulsando las obras de la última fase de reforma y ampliación del Bloque Quirúrgico, con el firme propósito de dejar ultimados durante estos meses dos de los nuevos quirófanos con los que contará el Infanta Elena, así como las instalaciones del Hospital de Día Quirúrgico. El objetivo es racionalizar el proceso de ejecución de las obras para poder iniciar la actividad en sus nuevas instalaciones lo antes posible y ver así aumentada significativamente la capacidad quirúrgica del centro, sin necesidad de esperar hasta la finalización total de las obras.

Esta última fase de las mismas, que cuentan con un presupuesto cercano a los 1,5 millones de euros, viene a sumarse a la inversión realizada en fases anteriores, lo que supone una partida total de 3,1 millones de euros destinados casi exclusivamente a la obra civil. El resultado final será la remodelación y modernización total del área quirúrgica y su ampliación en más de 500 metros cuadrados, así como un avance fundamental en las condiciones de bioseguridad de la misma.

En estos días se están ultimando también las actuaciones relacionadas con la  reparación, tratamiento y pintura de la fachada exterior del edificio principal del Hospital Infanta Elena, que estaba pendiente y que ha supuesto finalmente una inversión superior a los 200.000 euros, además de otras labores de pintura y revestimiento que se vienen llevando a cabo en dependencias internas y que, si bien se ejecutan de forma continua durante todo el año, se incrementan en estas fechas.

El centro hospitalario quiere aprovechar también estos días para realizar una serie de obras de renovación y remodelación de algunas de sus instalaciones, tanto en las zonas destinadas a actividad asistencial y hospitalización, como en otras áreas de servicios clínicos de apoyo, que contribuirán a mejorar la conservación de las instalaciones y la comodidad y la calidad de la atención sanitaria que se presta a los ciudadanos, favoreciendo el trabajo de sus profesionales.

En este sentido, se ha iniciado la remodelación del ala derecha de hospitalización, tanto de la tercera como de la cuarta planta, en la que se están llevando a cabo varias actuaciones para la mejora y renovación de los sistemas de electricidad, de fontanería y de carpintería del área, además de la reforma de los aseos, cuatro de ellos adaptados a discapacitados además de proceder a la reparación de parte del mobiliario no clínico, entre ellos los sillones de acompañante, la cartelería de las distintas áreas y la infraestructura interna.

Los profesionales del área de Mantenimiento del centro hospitalario están desarrollando además una serie de actuaciones en el entorno del área de Observación de Urgencias, con el fin de reestructurar parte de las instalaciones del mismo, buscando una mejor optimización de los espacios y una mayor intimidad de los pacientes.  Para ello, se está procediendo a la instalación de dos puertas automáticas con control de accesos, que favorezca la circulación de profesionales y la coordinación en la atención, aumentando así la privacidad de los pacientes ingresados en Observación y favoreciendo su descanso y su recuperación.

El desarrollo de este programa de mejora se enmarca en las actuaciones que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) lleva a cabo durante todos los veranos en sus hospitales con la finalidad de renovar sus instalaciones e incorporar nuevo equipamiento, aprovechando para ello el descenso que se produce en el volumen de asistencias.





Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.