La psicóloga onubense Tamara Garrido Béjar nos cuenta su experiencia en la ciudad inglesa de Norwich

Desde hace dos años trabaja en Reino Unido como 'au pair'. Su objetivo es conseguir un empleo relacionado con su formación, para ello se encuentra realizando un voluntariado para un proyecto del Sistema Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés).

La onubense Tamara Garrido Béjar, junto a su madre.
La onubense Tamara Garrido Béjar, junto a su madre.

Rosa Mora. “Muévete y el camino aparecerá”, reza un conocido proverbio. La incertidumbre ante un futuro poco halagüeño tras finalizar el Grado de Psicología en la Universidad de Huelva la animó a probar suerte en un destino que le permitiera mejorar su nivel de inglés. Y poco tiempo después de haber tomado la decisión se vio instalada en Reino Unido. La onubense Tamara Garrido Béjar lleva residiendo en la ciudad británica de Norwich desde hace cerca de dos años. Llegó en agosto de 2015, y lo hizo acompañada por su pareja, también onubense y graduado en Magisterio, Adrián

Reside en Reino Unido desde agosto de 2015. En la imagen, en una de las playas de la costa de Norwich, viendo las focas.
Reside en Reino Unido desde agosto de 2015. En la imagen, en Horsey, una de las playas de la costa de Norwich, viendo las focas.

Natural de Huelva capital y formada en el colegio Federico García Lorca y el IES Alto Conquero, Tamara llegó a las islas británicas con la idea de perfeccionar su nivel de idiomas, objetivo que ha conseguido gracias a sus diversos empleos como ‘au pair’, cuidando a menores de varias familias inglesas. No obstante, y a pesar de lo afortunada que se siente habiendo tenido la oportunidad de trabajar, la onubense, que en la actualidad cursa un Máster a distancia en ‘Psicología del trabajo, las organizaciones y recursos humanos’ de la Universidad Jaume I de Castellón, aspira a encontrar un empleo relacionado con su formación. En este sentido, y en aras de abrirse un hueco en el mercado laboral sanitario de Reino Unido, la psicóloga cuenta a Huelva Buenas Noticias que en la actualidad forma parte de un programa de voluntariado para un proyecto del Sistema Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés). Tamara Garrido ha compartido con nosotros la que está siendo su experiencia en Inglaterra. 

Tamara, con su pareja Adrián, quien vive junto a ella en Norwich.
Tamara, con su pareja Adrián, quien vive junto a ella en Norwich.

– Resides en Norwich, ¿La calificarías como una ciudad agradable para vivir?
– Sí, mucho, totalmente recomendable. Norwich es una ciudad muy pequeñita al suroeste de Inglaterra, y sinceramente antes de venir ni la situaba en el mapa. Está cerca del mar y de dos ciudades muy importantes como son Cambridge y Londres. También me recuerda mucho a Huelva por lo cerca que está todo. Es una ciudad llena de encanto y, según muchos rankings, ingleses una de las mejores ciudades y más seguras para vivir en Reino Unido. Además, aunque el sol haga de las suyas, es una de las partes de Inglaterra donde más sale.

La onubense, disfrutando de una paella junto a amigos españoles.
La onubense, disfrutando de una paella junto a amigos españoles.

– ¿Cómo fueron tus primeros días en Inglaterra?
– Los primeros días aquí fueron muy caóticos. No me enteraba de nada, me dolía muchísimo la cabeza de escuchar tanto inglés, los niños no me echaban cuenta y no conocía a nadie… Pero aun así recuerdo todo muy bonito, con muchas ganas de descubrir y aprender cosas nuevas que, por supuesto, no tardaron en llegar.

– Cuéntanos, ¿En qué trabajas actualmente?
– Pues actualmente soy nanny [niñera] con la misma familia con la que empecé esta andadura como ‘au pair’ en Inglaterra.  Aunque cuando vuelva de mis vacaciones [voy a Huelva unas semanas] dejaré de serlo, ya que mi objetivo es empezar a buscar trabajo de algo relacionado con mis estudios. Además estoy haciendo un voluntariado para un proyecto dentro del NHS, que es el Sistema Sanitario Británico, que espero me facilite las cosas ahora que quiero meterme en mi mundillo.

La joven psicóloga considera Norwich una ciudad muy agradable para vivir. En  la imagen, en el mercado de la localidad.
La joven psicóloga considera Norwich una ciudad muy agradable para vivir. En la imagen, en el mercado de la localidad.

– Con anterioridad has estado empleada en otros sectores, ¿No es así?
– Pues la verdad es que, como cualquier persona que viene a buscarse la vida al extranjero, he hecho varias cosas y seguro que seguiré haciéndolo. He trabajado de niñera para otras familias -aparte de para mi familia actual-  ya que es una buena forma de ganarte un dinerillo extra fácilmente, además de trabajar ocasionalmente de camarera para una agencia de trabajo temporal.

Adrián y Tamara, junto a Álvaro y Noelia, onubenses que también viven en Norwich, durante una visita a Cambridge.
Adrián y Tamara, junto a Álvaro y Noelia, onubenses que también viven en Norwich, durante una visita a Cambridge.

– ¿Alguna anécdota que te haya ocurrido durante tu estancia?
– Recuerdo una bastante graciosa y horrible a la vez. Mi primer fin de semana en Inglaterra, los papás de mis niños se iban de boda y llegaba mi primer día a solas con ellos. Todo empezó muy bien hasta que volvíamos del supermercado, no sé aun porqué razón la pequeña, de 4 años entonces, empezó a correr de un lado para otro de la calle gritando “¡Mamá, mamá!” a lo que tuve que cogerla en brazos porque estábamos muy cerca de la carretera. Parecía que la estaba secuestrando, además aún no había aprendido a decir “¡Pórtate bien!”…

La onubense ha trabajado como 'au pair' en varias familias británicas.
La onubense ha trabajado como ‘au pair’ en varias familias británicas.

– ¿Cómo era tu nivel de inglés al llegar? ¿Y ahora?
– Al llegar no tardé mucho en darme cuenta de que no tenía ni idea de inglés, lo básico vaya. ‘Inglés indio’ como yo le suelo llamar, pero ahora muchísimo mejor, haber vivido con una familia inglesa me ha ayudado bastante, además de que estar integrada plenamente en la cultura también te hace mejorar, aquí, quieras o no, hasta para comprar el pan tienes que hablar inglés y eso ayuda muchísimo si tu objetivo es llegar a ser bilingüe. Además tomo clases particulares de inglés ya que mi próximo objetivo es presentarme al C1.

En la foto superior: Tamara, junto a Adrián, visitando a su hermano que reside en Rotterdam. En la foto inferior, la onubense durante una visita a sus padres en Dunkerque.
En la foto superior, Tamara, junto a Adrián, visitando a su hermano que reside en Rotterdam. En la foto inferior, la onubense, durante una visita a sus padres en Dunkerque.

– ¿Estaba en tus planes trabajar fuera de España?
– No sé. Es cierto que siempre tuve en mente la idea de salir de España para vivir la experiencia por un tiempo, no sé si a trabajar, pero todo surgió de la noche a la mañana por así decirlo. Y la verdad es que no lo cambio por nada, todos los días aprendes algo nuevo. Aunque también es cierto que después de casi dos años aquí ya hay bastantes ganas de volver, pero de momento nos seguimos quedando.

–  El tiempo libre, ¿En qué sueles emplearlo?
– El tiempo libre suelo emplearlo en estudiar, ir al gimnasio, ir de compras, ver series o pasar el día en el centro de la ciudad. Y si sale el sol el plan siempre está claro: ir de picnic al parque. Algunos fines de semana o festivos aprovechamos para hacer escapadas por los alrededores o algún que otro viaje fuera de Reino Unido.  Por ejemplo, he visitado Londres innumerables veces, Oxford, Cambridge, Edimburgo, además de algunos pueblos pequeños de la costa de Norwich. También he salido de Reino Unido para visitar a mi padre que estuvo trabajando en Dunkerque y a mi hermano que está actualmente trabajando en Rotterdam. Además, mi padre está ahora en Italia trabajando así que no descarto ir pronto a hacerle una visita.  Lo de emigrar me viene de familia.

La onubense aprovecha su tiempo de ocio para viajar. En la imagen, en Escocia el verano pasado.
La onubense aprovecha su tiempo de ocio para viajar. En la imagen, en Escocia el verano pasado.

– ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención de la vida en Reino?
– Una cosa que me llama muchísimo la atención es que van vestidos acordes a la estación del año. Es decir, les da igual que en abril/mayo aún siga haciendo 10 o 12 grados que ellos ya van con sandalias y mangas cortas. Y es que además es lo único que ves en las tiendas.

– ¿Algún aspecto al que te haya sido complicado adaptarte?
– La luz… No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes, ¡Qué gran verdad! La luz que hay en Huelva es increíble y aquí la mayoría de los días son grises. Se echa bastante en falta. Y la gente, la gente por la calle… y ya no digo en los bares, sino paseando, a partir de las 5 de la tarde esto parece una ciudad fantasma, ¿Dónde se mete la gente? Nos preguntamos siempre.

Tamara, con sus amigas españolas.
Tamara, con sus amigas españolas.

– Sois muchos los españoles que habéis tenido que emigrar, ¿Has coincidido con muchos otros en la ciudad en la que vives?
– A pesar de que Norwich es una ciudad muy pequeña somos bastantes españoles por aquí. Así que formé mi propia familia española en Inglaterra. Tener personas de tu misma cultura e idioma cerca es esencial tanto para los días buenos como los malos. Yo además tuve la suerte de venir con mi pareja,  Adrián, y eso quieras o no ayuda mucho a en tu día a día en un país extranjero.

Momentos de su viaje a Londres con sus amigas onubenses.
Momentos de su viaje a Londres con sus amigas onubenses.

– ¿Qué valoras de forma más positiva tu experiencia en el extranjero?
– Lo que más valoro es el aprendizaje diario. Aquí nunca te irás a la cama sin haber aprendido algo nuevo. Además, vivir entre otras culturas, no solo la inglesa, te hace crecer como persona. He aprendido a valorar cosas que antes no tenía ni en cuenta. Me gusta vivir en mi zona de no confort.

– Y tu familia, ¿qué pensó cuando tomaste la decisión de marcharte?
– Se lo tomó bastante bien y me animaron a ello. Mi familia está acostumbrada a que mi padre y mi hermano siempre estén fuera trabajando, así que era como otro más que se iba para ellos.

Tamara y Adrián, orgullosos de Huelva y el Recreativo, junto a la bandera del Decano colgada en un establecimiento británico.
Tamara y Adrián, orgullosos de Huelva y el Recreativo, junto a la bandera del Decano colgada en un establecimiento británico.

– ¿Qué echas más de menos?
– El sol, las terrazas con los amigos y unas cruzcampo, la comida [las gambas, el jamón, el ‘pescaíto frito’], la playa… Y, por supuesto, a toda mi familia y mis amigos, sobre todo las reuniones familiares con una buena paella de mi abuela.

– ¿Cuáles son tus aspiraciones a corto plazo?
– De momento terminar el máster e intentar hacer las prácticas en alguna empresa de aquí, a la vez de ir abriéndome camino dentro de mi profesión. Y sin duda alguna seguir disfrutando de esta experiencia.

– Para terminar: un mensaje a los onubenses. 
– Decirles que si tienen la oportunidad de salir al extranjero, que lo hagan sin dudarlo. Es una experiencia maravillosa y lo mejor es que Huelva siempre estará ahí con los brazos abiertos a la vuelta. Y también que la aprovechen,  que somos muy dados a autocriticarnos y ¡Ay! no sabemos el paraíso  que tenemos.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.