Antonio Arillo, cuando la vocación de servicio te empuja a superarte cada día para mejorar la vida de los ciudadanos

Llegar a convertirse en Policía Local fue siempre su sueño. Decidido a conseguirlo, este onubense natural de San Juan del Puerto dejó un trabajo fijo de años y se entregó a su pasión. Y no se equivocó. Subinspector de la Policía Local de Huelva, su espíritu incansable le lleva a esforzarse continuamente para ofrecer la mejor versión de sí mismo.

Antonio Arillo Ávalos, Subinspector de la Policía Local de Huelva.
Antonio Arillo Ávalos, Subinspector de la Policía Local de Huelva.

R.M. Antonio Arillo Ávalos es de esas personas que simplemente a través de una llamada telefónica son capaces de transmitir grandes dosis de fuerza, energía y vitalidad. Subinspector de la Policía Local de Huelva desde el año 2007, el onubense, un verdadero apasionado de su trabajo, tiene muy claro dónde está y la enorme responsabilidad que ostenta en la actualidad, pero al mismo tiempo es transparente en cuanto a sus aspiraciones se refiere. Siempre con un reto entre manos, Arillo es un ejemplo de cómo a base de trabajo y sacrificio es posible ir alcanzando objetivos por muy complejos que pudieran parecer al principio. 

Su carácter inquieto le ha llevado a formarse de manera continua.
Su carácter inquieto le ha llevado a formarse de manera continua.

Natural de San Juan del Puerto, sus inicios en el mundo laboral fueron en el sector de la industria metalúrgica. A él accedió tras cursar Maestría Industrial en el Funcadia. Su inquietud por la Policía Local le llevó, no obstante, a replantearse pronto su futuro profesional. “En mi corazón siempre estuvo ese deseo de ser Policía Local. Así que tras ocho años en la industria, decidí compaginar trabajo y estudios”, nos cuenta el hoy Subinspector de la Policía Local de Huelva. Tras tres años de procesos por toda Andalucía, el onubense consiguió finalmente su plaza de funcionario como Policía Local en Moguer, destino del que Antonio Arillo guarda muy gratos recuerdos. “Fue mi primera plantilla, en la que me hice policía y siempre tendré una deuda con ellos, con Moguer”, explica a Huelva Buenas Noticias.

A este primer destino se incorporó el onubense tras un memorable paso por la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA) donde consiguió ser el número de su promoción. Una muestra de lo que más tarde llegaría a alcanzar. 

El onubense siempre deseó ser Policía Local.
El onubense siempre deseó ser Policía Local.

Más adelante, en 2004 consigue una plaza de Oficial de Policía Local en el Ayuntamiento de Huelva, siendo el primer proceso de movilidad con ascenso de Andalucía. Y tres años más tarde, en 2007, llegaría su ascenso a la Escala Ejecutiva alcanzando uno de sus objetivos más ambiciosos: convertirse en Subinspector de la Policía Local de Huelva. 

Antonio Arillo se define a sí mismo como una persona inquieta, un ciudadano que ha sentido siempre la necesidad de cambiar la cosas. “No me gusta conformarme con hacer las cosas normal, si no lo mejor posible“, nos cuenta. Una manera de ser que le ha llevado a formarse de manera continua cursando la licenciatura de Criminología, entre otros estudios y másteres, y a seguir opositando a sus 47 años. En esta línea, su próximo objetivo es conseguir la plaza convocada de Superintendente de la Policía Local de Huelva. “Voy a luchar por conseguirlo. Sé la dificultad que entraña, pero yo voy a luchar por ella”, nos confiesa. 

Antonio Arillo compagina su labor como Subinspector de la Policía Local de Huelva con el ejercicio de la docencia.
Antonio Arillo compagina su labor como Subinspector de la Policía Local de Huelva con el ejercicio de la docencia.

Su vocación de Policía la compagina con otra de sus pasiones: la docencia. Así las cosas, Arillo ejerce como docente tanto en centros de formación policial y de seguridad como en instituciones. En referencia a sus alumnos opositores, el onubense señala lo identificado que se siente con ellos. “Yo nunca he dejado de ser opositor. Voy a participar pronto en un proceso por una plaza de Superintendete de la Policía Local de Huelva, y me siento identificado día a día con mis alumnos, con su lucha, con su entrega diaria. Hoy en día, para ser opositor y, sobre todo opositor a la Policía Local hace falta, además de mucho sacrificio y mucha constancia, tener un instinto de servicio. Sentir esa necesidad de sentirte Policía y creer en ello, creer que puedes cambiar las cosas a mejor”. 

Habiendo sido reconocido por el Consistorio onubense en repetidas ocasiones por servicios prestados, durante la entrevista, Antonio Arillo confiesa que son las actuaciones que pasan desapercibidas, las “anónimas”, las que no ocupan espacio en los medios de comunicación, las más entrañables para él. “Me quedo con esa intimidad del ciudadano al que la Policía Local le ha ayudado a recuperar algo simbólico, objetos con un sentimiento especial, que es lo más importante de su vida y te lo agradece enormemente. Esa sonrisa del ciudadano, esa calidez, esa forma de darte las gracias, yo me quedo con ese tipo de simpleza”, nos explica. 



4 Responses to "Antonio Arillo, cuando la vocación de servicio te empuja a superarte cada día para mejorar la vida de los ciudadanos"

  1. Santi   9 mayo 2017 at 9:56 am

    Buen policía , inmejorable compañero y mejor persona .. Grande Arillo

    Responder
  2. Joaquin Rebollo   9 mayo 2017 at 5:14 pm

    Excelente profesional, buena persona, ejemplo de constancia y esfuerzo.

    Responder
  3. Natalia Arillo   9 mayo 2017 at 8:11 pm

    Orgullosa del esfuerzo y trabajo de mi padre ?

    Responder
  4. Victoria   10 mayo 2017 at 4:15 pm

    Orgullosa ti, ojalá la vida te recompense por todo el esfuerzo , trabajo y dedicación que haces.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.