Bea Sánchez, cuando la artista convive con la madre

La pintora expone en estos días en la capital onubense 'Girls just want to have art', un trabajo con el que ganó la Beca Daniel Vázquez Díaz en 2015 y que supone un canto a la igualdad, a la conciliación y al arrojo de las mujeres que compatibilizan su vocación con la familia.

La pintora Bea Sánchez.
La pintora Bea Sánchez.

A.R.E. El arte siempre ha sido una bella vía para hacer llegar mensajes a la sociedad. A este noble uso sirven las creaciones de Bea Sánchez, una pintora cuya obra pueden contemplar los onubenses desde el pasado 3 de mayo en la Sala de la Provincia de la Diputación de Huelva.

Su exposición ‘Girls just want to have art’, título en el que juega con el nombre de la canción de Cyndi Lauper ‘Girls just wan to have fun’, muestra una parte de su alma, de los temas que la inquietan y preocupan y de otros que ha ido desenmarañando con las etapas de la vida. Dibujos, pinturas, fotografías y hasta un vídeo dan forma a este canto a la igualdad y a la conciliación de la maternidad y el arte, al equilibrio entre la artista y la madre. 

Una de sus creaciones.
Una de sus creaciones.

Y es que esta propuesta, con la que Sánchez ganó en 2015 la Beca de Artes Plásticas Daniel Vázquez Díaz, es fruto, en parte, de su triple maternidad y de las cuestiones que esta faceta tan personal le hizo plantearse. Sánchez quiso explorar en este trabajo la entidad femenina en el arte contemporáneo, englobando incluso una investigación sobre residencias artísticas españolas y la conciliación familiar.


El resultado aúna el encanto de la pintura con mensajes explícitos, frases motivadoras extraídas de canciones muy conocidas de los años 70, 80 y 90, a través de las cuales la artista hace su particular homenaje a las mujer valiente y luchadora.

Hablamos con Sánchez, que nos cuenta todo sobre su obra:


Otra de las obras de Bea Sánchez.
Otra de las obras de Bea Sánchez.

– Bea, ¿cuál es tu vinculación con Huelva?
– Tengo amigos artistas de Huelva pero mi relación surge con la convocatoria de las becas para artistas Daniel Vázquez Díaz, un referente a nivel andaluz en lo que a subvenciones culturales se refiere. Para mí era un sueño bastante inalcanzable pero puse todo mi empeño y gané la beca en 2015, dando inicio a la muestra que ahora se abre.

– ¿Por qué decidiste dedicarte al mundo del arte?
– Tuve un shock el día que, de pequeña, me hicieron saber que existía la titulación de Bellas Artes. Es más, mi familia me explicó que pintar es también una profesión. Aunque me aconsejaron hacer una titulación con ‘más salidas’, lo tuve claro desde bien pronto. De hecho aún me resulta extraño rellenar las solicitudes y los papeles de mis hijos poniendo de profesión pintora. Parece una ensoñación.

Un momento de la inauguración de la muestra.
Un momento de la inauguración de la muestra.

– ¿Cómo concibes el arte? ¿Qué es para ti?
– El arte bajo mi foco es un medio de comunicación muy poderoso en tanto que tiene una gran facilidad para conectar con las emociones universales. Es un lenguaje común, es el esperanto al alcance de cualquiera. Como además los seres humanos somos seres comunicativos por naturaleza, es muy sencillo sentir la necesidad de expresión con un medio que además trae belleza. No obstante, soy consciente de que los artistas producimos objetos inútiles que quedan bastante relegados en la pirámide de necesidades. No creamos una necesidad, creamos un placer.

– ¿Cómo definirías tu estilo? ¿pop?
– Dentro de que realizo una pintura realista, tengo muchas influencias del pop americano y de la cultura visual americana en sí. Pero siempre me he sentido muy atraída por los simbolistas, así que suelo definirlo como un pop-simbolista dado que hay mucho de mensaje en las composiciones.

La obra de la artista es muy simbólica.
La obra de la artista es muy simbólica.

– Tu obra es muy impactante, con contenidos simbólicos, con mensajes positivos. ¿Me equivoco?
– Aciertas. Me preocupa mucho que exista un mensaje positivo en las obras, una chispa de empoderamiento y motivación. ¿Por qué íbamos a querer rodearnos de frustración y queja? Al público inteligente le gusta rodearse de placeres positivos y yo quiero estar en ese barco. Me encantaría ser oradora motivacional para artistas, fomentar la energía y el acto volitivo de crear. Así que mis obras tienen mucho mensaje alentador y revulsivo, frases que querrías tener en casa, recordándote quién eres y quién quieres ser.

– ¿Qué deseas transmitir con tus creaciones? ¿Hay algún hilo conductor?
– Desde hace unos años toda mi creación está enfocada a dar fe a la vocación. Sea cual sea tu trabajo o tu dedicación, no podemos dejar de lado nuestra voluntad, aquello que queremos ser y a lo que queremos dedicarnos. Mi trabajo con las obras pasa por recordar las metas y de paso embellecer ese camino con imágenes. A veces utilizo mensajes más ácidos con algo de crítica al sistema del arte contemporáneo, es inevitable y también es divertido porque no estamos ciegos ni somos idiotas y aún quedan muchas verdades por decir.

La exposición puede contemplarse en la Sala de la Provincia.
La exposición puede contemplarse en la Sala de la Provincia.

– Fuiste ganadora de la beca Vázquez Díaz y la exposición que traes ahora a Huelva es fruto de la misma, ¿no es así?
– Exacto. En 2015 compartí la fortuna de ganar la beca con el artista José Miguel Pereñíguez, al que admiro profundamente. Eso hizo que recibir el premio fuera una doble alegría porque mi posición no es comparable a la suya en el ámbito artístico y fue para mí un gran piropo. Además, de una misma tacada recibí la noticia de que había sido premiada, que estaba embarazada por segunda vez y que serían mellizos. Esto hizo que un proyecto enfocado al feminismo y la maternidad tomara fuerza y se sobredimensionara.

– Háblanos de ‘Girls just want to haver art’, ¿qué va a encontrar el público que la visite? ¿Cuál es su trasfondo?
– Esta es una muestra para las mujeres valientes, sean madres o no, y para los hombres que entienden que no hay ganador en esta batalla. Me preocupan los lenguajes hembristas o el llamado feminismo de género: las mujeres no somos mejores. Esta es una muestra que habla de conciliación y sus dificultades, de hecho hay una investigación sobre la conciliación familiar en las residencias de artista españolas. Tengo tres pequeños, lo que es un rareza en el arte contemporáneo y lidiar con ello mientras mantenía activa mi producción da para mucha reflexión. En la muestra hay de todo un poco, lugares comunes de la maternidad, el espacio de la pareja o la evidencia de que las madres artistas no somos solo una cosa. No hay necesidad de tenerlo todo, pero tampoco la hay de renunciar. Las personas no somos una sola cosa y el mundo no se acaba cuando tienes hijos. Mejora.

El proyecto de Bea Sánchez se titula 'Girls just want to have art'.
El proyecto de Bea Sánchez se titula ‘Girls just want to have art’.

– ¿Qué otro proyectos tienes actualmente?
– Trabajo siempre bajo las inquietudes que en ese momento me apremien más. Como sigo inmersa en la crianza y tengo una plataforma de motivación para mamás, me interesa seguir con el tema de mujeres que son más que madres y que son conscientes de la importancia de la crianza sana. Dentro de esto, me interesa mucho la obsesión comparativa: madres más que, mujeres menos que, nos medimos en base a los demás y me gustaría indagar en ello a través de la imagen. En la actualidad preparo una serie de charlas para Secundaria sobre por qué y para qué creamos los artistas, la necesidad de poner tus dones al servicio de los demás y lo obsoleto que me resulta el ‘pintar para autoexplorarse’ ignorando al espectador.

Biografía. Bea Sánchez, natural de Jaén, se doctoró en Bellas Artes en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla obteniendo el mejor expediente de su promoción, además del Premio Fin de Carrera de la Universidad de Sevilla y el Premio Universitario Real Maestranza de Caballería de Sevilla (2010).

Otro de los instantes de la inauguración.
Otro de los instantes de la inauguración.

Además de la Beca Daniel Vázquez Díaz, la artista también ha sido merecedora de la Beca de Investigación FPI y la Beca-Colaboración, ambas de la Universidad de Sevilla. Asimismo, tiene en su haber el Premio Adquisición XXXVI Certamen Nacional de Arte Contemporáneo de Utrera; el Premio del Jurado Call_2015 Galería A del Arte, de Zaragoza; el tercer premio del XL Concurso Internacional de Pintura Homenaje a Rafael Zabaleta, que organiza el Museo jiennense Rafael Zabaleta y obtuvo una mención de honor en el Premio de Pintura Fundación Contsa.

En relación a su vida profesional y su faceta expositiva, Bea ha sido docente de la Facultad de Bellas Artes de Sevilla y pintora oficial de la parroquia Santa María Madre de la Iglesia, en Jaén. Ha realizado tres exposiciones individuales bajo los títulos ‘El artista capaz’, ‘El cadáver oculto’ y ‘Me haces crecer’, así como numeras exposiciones colectivas. 

Finalmente, cabe destacar que algunas de sus obras se encuentran en colecciones, en concreto, en la del Museo Rafael Zabaleta de Quesada, Jaén; la del Ayuntamiento de Jaén y la del Ayuntamiento de Utrera.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.