La onubense Ana de la Cruz nos cuenta su experiencia como enfermera en un hospital público de Reino Unido

Acaba de casarse este mismo fin de semana, pero ha tenido tiempo para contarnos cómo no tuvo problemas hace un año y medio para hacer las maletas y marcharse a Londres, donde ha encontrado un trabajo fijo en un centro hospitalario en el que puede ejercer su profesión. Una joven onubense de 25 años, del Polígono de San Sebastián, que espera poder regresar pronto a su tierra.

La joven onubense Ana de la Cruz.
La joven onubense Ana de la Cruz.

Mari Paz Díaz. Ana de la Cruz Roca es una onubense nacida en Huelva en enero del 1992, residente desde pequeña en el Polígono San Sebastián. Tras estudiar en el IES La Rábida, su ilusión era estudiar Enfermería en la Onubense. Sin embargo, se quedó la número uno en la lista de espera, por lo que optó por realizar un Grado Superior en Laboratorio en el IES Fuentepiña. Su sorpresa fue que la llamaron para matricularse finalmente en Enfermería antes de acabar estos estudios. Así que, durante cuatro años, hizo Enfermería consiguiendo muy buenas notas, ya que era su vocación.

Ana siempre ha sido una persona muy apegada a sus amigos y familia. Según nos cuenta, en todas partes donde ha trabajado o realizado prácticas “siempre me recuerdan, porque soy una persona muy espontánea, risueña, extrovertida, alegre, muy de mi tierra, andaluza de pura cepa, que me expreso mucho con las manos, etcétera”. Una espontaneidad que ahora desarrolla en Reino Unido, donde se encuentra trabajando de enfermera desde noviembre de 2015, al haber encontrado un puesto de trabajo que le permite desarrollar su profesión. Y así nos lo como nos cuenta en esta entrevista.

Su novio le animó a mirar ofertas de trabajo en Reino Unido.
Su novio le animó a mirar ofertas de trabajo en Reino Unido.

-Ana, ¿por qué decidiste irte fuera?
-Procedo de una familia humilde de Huelva. Mis padres han trabajado mucho para sacarnos adelante a mí y a mis hermanos, para que tuviéramos lo que ellos no tuvieron, como una carrera universitaria, porque ellos no tuvieron la oportunidad de estudiar ni desarrollarse profesionalmente en lo que de verdad les gustaba. Desde Londres les doy las gracias una vez más por todo lo que hicieron y hacen por mí, porque sin ellos no habría llegado hasta aquí. En cuanto a lo de salir al extranjero, ya me lo estaba planteando cuando estaba acabando la carrera, porque ya estaba viendo el futuro negro de las enfermeras: con suerte, puedes trabajar el mes de agosto y ya hasta el verano siguiente. Y eso, con suerte. Así que me planteé irme fuera de Huelva. Sin embargo, había muchas y malas ofertas de trabajo, con jornadas de 6/12 horas semanales, que no eran suficientes para ser autosuficiente si me marchaba de casa, para no ser una carga económica para mis padres.
Entonces, en aquel momento, mi novio me animó a mirar ofertas de trabajo en Reino Unido. Y me parecieron muy interesantes: bien pagadas, trabajo indefinido en un hospital público, me ayudaban con el papeleo y mi llegada al país…, pero, la verdad, es que no quería irme. A pesar de ello, piqué en una oferta y acudí a Madrid con mi novio y mi familia para realizar una entrevista en inglés con un hospital del sur de Londres. No era fácil para mí, porque me costó dos años sacarme el título con el nivel básico de inglés. Pero, sin saber cómo, me eligieron. Me comentaron que mi inglés era malo, que tendría que mejorarlo, pero que me veían resolutiva y muy competente en mi trabajo, que era lo que buscaban.

Sus primeros tres dáis fueron duros, porque le perdieron las maletas, pero hoy en día domina perfectamente el inglés.
Sus primeros tres días fueron duros, porque le perdieron las maletas, pero hoy en día domina perfectamente el inglés.

Pero irme al extranjero no fue tan fácil, porque te hace falta dinero, así que me llevé todo el verano, desde que terminé la carrera hasta que me fui a Londres, trabajando en una pizzería para ahorrar. Finalmente, con sólo dos maletas y mi portátil me vine a Londres. Eso sí, estuve unos días como Dios me trajo al mundo, porque me perdieron mis dos maletas y estuve tres días sin absolutamente nada en un país extranjero y sin entender lo que me decían. Tras sobrevivir este tiempo, con la ayuda de algunos compañeros, las recuperé y, desde entonces, todo fue a mejor.

-Y todo eso con un nivel básico de inglés…
-Sí. Mi nivel de idiomas era muy básico, un B1 con un acento andaluz muy fuerte, lo cual me dificultaba la comunicación. Actualmente, soy prácticamente bilingüe. Siempre hay mil cosas que aprender, pero soy capaz de hablar de cualquier tema y entender la mayoría de las conversaciones. Un secreto: muchas veces pienso en inglés y ante situaciones de actuar rápido lo que me sale es inglés.

-Llevas casi un año y medio fuera. ¿Es tu primera estancia en el extranjero?
-He viajado con algunas becas, pero nunca más de dos semanas. Se puede considerar que es la primera vez que vivo en el extranjero, porque cuando viajaba sabía que volvería a mi casa, pero, ahora, no.

Ana vive en la zona sur de Londres.
Ana vive en la zona sur de Londres.

-¿Cómo es vivir en Londres?
-Actualmente vivo en la zona 3 al sur de Londres y trabajo en el hospital público Epsom and St Helier Hospital. Londres es una ciudad multicultural, donde siempre hay cosas que hacer o que ver. Es una ciudad enorme, pero que acabas aprendiéndotela muy bien. Yo vivo en la zona 3 del sur de Londres y me gusta mucho. Tengo a 10 minutos andando todas las tiendas que necesito, el metro y muchas paradas de autobuses. Eso, aquí en Londres, se considera calidad de vida. Todo el tiempo que te puedas ahorrar de transporte en tu vida diaria es un aumento de la calidad de vida.

-¿Cómo es tu vida allí? ¿Es muy diferente a España?
-Muy diferente. La gente aquí vive para trabajar. Cocinar, poco o nada. La vida social de la gente es pobre. La comida es muy, muy diferente, pero, como todo, todo depende de ti. Yo hago papas guisadas, albóndigas en salsa… La cultura de vida es vivir para trabajar, para tener un buen puesto de trabajo y poca vida social entre ellos. Pero tu vida aquí es como tú quieras hacerla, dada la diversa oferta cultural que hay en Londres.

Londres es multicultural.
Londres es multicultural.

-Y sus habitantes, ¿cómo son?
-MULTICULTURAL. Así son los habitantes de Londres, de muchísimas nacionalidades distintas. Lo cual me enriquece mucho personalmente, ya que la mayoría de mis compañeras del trabajo son de países de África o Filipinas, que tienen culturas muy distintas a la mía y me enseñan muchas cosas nuevas y diferentes, sobre todo, en la comida, donde se utiliza demasiado picante. La mayoría de la gente que vive en Londres trabaja demasiado, no dedican apenas tiempo a su vida familiar y, por supuesto, se desentienden de sus mayores en cuanto cumplen una edad considerable. La cantidad de residencias de ancianos que hay en UK no es normal. Es muy rara la persona mayor que está en casa de un familiar. Los pacientes mayores ingresados apenas reciben visitas. Con suerte, una diaria de 10 minutos.

Le gustaría estar en Huelva, pero valora la experiencia y hace un balance positivo.
Le gustaría estar en Huelva, pero valora la experiencia y hace un balance positivo.

-¿Cuál es la imagen que tienen de España?
De buen tiempo, playa, vacaciones, buena comida y barata. Saben que España está mal económicamente y laboralmente, pero no son conscientes del nivel de paro que hay en España.

-¿Cuál es tu balance de la experiencia?
-Por ahora, buena. Me tuve que hacer una lista de las cosas positivas por las cuales me había venido a Londres para no venirme abajo. Esos fueron los primeros meses. Ya estoy mucho más estable emocionalmente y laboralmente. La verdad que, por una parte, estoy contenta porque puedo tener mi vida, mi economía, un trabajo de lo que realmente me gusta, pero, claro, nunca se te olvida que tu familia y amigos no están aquí. Esto sería la situación ideal. Pero, como en Huelva no puede ser, acepto la situación. La experiencia es muy buena. Me alegro de haber sido valiente y arriesgarme a venirme.

Su objetivo es trabajar de enfermera, al menos en Andalucía.
Su objetivo es trabajar de enfermera, al menos en Andalucía.

-¿Qué estás haciendo en estos momentos?
-Trabajar. Soy enfermera en un hospital público. Mi planta es una intermedia entre cuidado al mayor y salud mental. Trabajo con señoras con demencia, Alzheimer, Parkinson…, que, normalmente, son agresivas y están bastante confundidas. La verdad es que estoy contenta con el equipo de enfermeras y auxiliares que tenemos en esta planta y me compensa para no cambiarme a una planta especializada.

-¿Te has marcado algún nuevo objetivo?
-Mi objetivo es poder volver a España y trabajar como enfermera, al menos en Andalucía. Haré lo que sea necesario para alcanzar ese reto.

-¿Qué piensa tu familia de tu situación?
-Mi familia ha sido siempre mi gran apoyo. Sin ellos, no hubiera podido venirme y empezar mi propia vida. Para ellos, es triste tenerme tan lejos, pero están contentos porque tengo la suerte de tener un trabajo fijo con lo joven que soy, que eso, hoy en día, es una suerte. Están contentos también porque me estoy formando como enfermera y creándome mi propia experiencia. Saben que esto es una cosa temporal y que este sacrificio me lo compensará el futuro en España.

Con esta experiencia ha descubierto quiénes son sus verdaderos amigos.
Con esta experiencia ha descubierto quiénes son sus verdaderos amigos.

-¿Y tus amigos?
-Pues, si te digo la verdad, con esta experiencia aprendes a valorar quién siempre ha sido tu amigo y quién nunca lo fue. Te das cuenta que hay mucha gente de la que no sabes nada desde que dejaste el país prácticamente y valoras muchísimo más a los cuatro amigos que te quedan, que te hablan y que se preocupan por ti a menudo. Valoro muchísimo más las amistades verdaderas que tengo desde que vivo en UK.

-¿Cuáles son tus planes futuros?
-Pues justo acabo de casarme este fin de semana. Me he casado en Huelva y, después de la boda, mi pareja y yo regresaremos a Londres a seguir trabajando. Luego, tengo pensado hacer un experto de geriatría online.

Ana se ha casado justo este sábado pasado, el 22 de abril.
Ana se ha casado justo este sábado pasado, el 22 de abril.

-¿Piensas volver a España, a Huelva, en breve?
-Sí. Definitivamente, tanto mi pareja como yo, tenemos claro que vamos a regresar a España en un corto plazo. Este año es imposible, pero a partir del año que viene no descarto en cualquier momento volver a España.

¿Qué es lo que más echas de menos de Huelva?
-TODO. Echo de menos el sol, la comida, mi familia, mis amigos, la playa, Ayamonte, una tortilla del Ziaro, mi Polígono San Sebastián, mis citratos rosas, mis chocos, coquinas y fresas… Echo tantas cosas de menos que mejor ni pensarlo.

Anima a todos los onubenses a valorar lo que tenemos.
Anima a todos los onubenses a valorar lo que tenemos.

-¿Recomiendas a todo el mundo que viva un tiempo fuera de España? ¿Por qué?
-Yo os recomendaría a todos los jóvenes de Huelva que no tengáis miedo de iros al extranjero. Os ofrece la oportunidad de comenzar laboralmente y de poder manteneros económicamente independientes de vuestros padres. Aprender un idioma nuevo o mejorarlo es básico hoy en día para encontrar trabajo en cualquier lado.

-Para terminar: un mensaje a los onubenses.
-Valorad lo que tenéis y disfrutad de ello cada minuto, que no es poco. Muchas veces, menos es más.



One Response to "La onubense Ana de la Cruz nos cuenta su experiencia como enfermera en un hospital público de Reino Unido"

  1. Rocio Fernández   24 abril 2017 at 4:57 pm

    Que identificada me siento con Ana, también soy de Huelva capital, y también emigré hace 4 años a Alemania, y gracias a dios estoy estudiando enfermería, que siempre fue mi sueño y en España nunca pude realizarlo. Chapò por todos los jóvenes que tienen la valentía de abandonar todo en su país para empezar completamente desde 0. Algún día volveremos a nuestra Huelva a nuestro hogar.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.