Bmw

El Pedro Alonso Niño afronta este sábado en Tenerife un partido decisivo en la pelea por la permanencia

Máximo Gutiérrez, técnico de los amarillos que son penúltimos a tres puntos de su rival, espera un choque “muy duro, en el que hay que luchar bastante”.

Pese a las dificultades que entraña sorprender al equipo canario en su feudo, los amarillos van a por todas.
Pese a las dificultades que entraña sorprender al equipo canario en su feudo, los amarillos van a por todas.

S. D. El Club Balonmano Pedro Alonso Niño de Moguer visita este sábado al Balonmano Tenerife a partir de las 18:00 (hora peninsular) en un duelo clave para mantener sus aspiraciones de salvación a seis jornadas para el final del Campeonato.

El conjunto amarillo, que vio cortada su racha de tres encuentros consecutivos sin perder al caer derrotado con el Balonmano Aguilar, sigue penúltimo con 15 puntos, a tres de la salvación. La permanencia la marcan el Villafranca y su próximo rival, que es cuarto por la cola, con 18 puntos.

El conjunto tinerfeño ha ganado los dos últimos partidos como local. En las seis jornadas más recientes perdió 22-28 con Los Dólomenes y 24-22 con el Bolaños, superó 23-21 al Caserío, cayó 29-20 con La Salle, ganó 32-22 al Villafranca y perdió 21-18 ante el Maracena.


El técnico moguereño Máximo Gutiérrez ha indicado que la consigna para este encuentro es “hacer los deberes” y obtener los dos puntos en juego ante un rival “metido de lleno en nuestra pelea” y que está “pidiendo el apoyo de su ciudad”.

Gutiérrez ve a la plantilla “con ganas” de pelear el triunfo, que en su opinión pasa una vez más por “arrastrar al rival a nuestro ritmo rápido, ya que su juego es más lento”. “Es un partido muy muy duro, en el que hay que luchar”, ha subrayado el técnico amarillo, que destaca que en el equipo contrario hay jugadores “de peso” y un ex del PAN como Diego Roque.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.