MATSA reduce en un 80% el consumo de agua fresca

Audra Walsh, directora general: “Apostamos por una gestión responsable del agua, puesto que entendemos que es un recurso que debemos cuidar y aprovechar al máximo”.

Tratamiento agua MATSA (1)Redacción. MATSA ha reducido en un 80% el consumo de agua procedente de fuentes externas desde el año 2015, gracias a la  puesta en marcha de un plan para el uso eficiente y sostenible de los recursos hídricos utilizados en la operación. El innovador sistema de gestión integral del agua permite minimizar la cantidad de agua empleada en el proceso minerometalúrgico.

Según las estimaciones, MATSA utilizará a lo largo de 2017 un total de 200.000 metros cúbicos de agua procedente de fuentes externas, una cantidad muy alejada del millón de metros cúbicos que se usó en el año 2015. Esta optimización del consumo es fruto de las políticas ambientales implementadas por la compañía para reducir su impacto en el entorno natural.

MATSA cuenta en sus instalaciones con dos plantas de tratamiento de agua en las que se emplean las técnicas más innovadoras. Para la reducción de sulfatos utiliza un proceso que permite disminuir su concentración hasta alcanzar valores que no superen el límite permitido por la legislación vigente en materia de vertidos. De este forma, la calidad del agua resultante es óptima tanto para su empleo en la operación como para su descarga en el medio hídrico.


Como explica la directora general de MATSA, Audra Walsh, “el respeto por el medio ambiente es uno de los pilares fundamentales en la filosofía de la compañía, por eso apostamos por una gestión responsable del agua, puesto que entendemos que es un recurso que debemos cuidar y aprovechar al máximo”.

Tratamiento agua MATSA (2)El control exhaustivo sobre el ciclo integral del agua ha posibilitado que únicamente se devuelvan al entorno los excedentes de aguas tratadas. De igual forma, el consumo de recursos de fuentes externas se ha limitado a las necesidades de agua potable para el abastecimiento de los trabajadores de la compañía. Esta nueva realidad pone de manifiesto las altas exigencias de la minería actual en cuanto al uso responsable del agua, una materia en la que MATSA es referente.


Minas de Aguas Teñidas, S.A.U., (MATSA) es una empresa minera española moderna y sostenible titular de los derechos de explotación de la mina de Aguas Teñidas y mina Magdalena en Almonaster la Real y de la mina Sotiel localizada en el término municipal de Calañas, Huelva.

La actividad de MATSA consiste en la investigación y explotación de yacimientos minerales y su tratamiento en la planta de procesamiento, ubicada al norte de la Faja Pirítica Ibérica, en el municipio de Almonaster la Real, provincia de Huelva, Andalucía.

Se trata de un distrito minero de más de 250 km. de longitud, activo desde los tiempos fenicios, hace más de 2.500 años. Las minas producen concentrado de cobre, zinc y plomo.

MATSA es una filial de TM Mining Ventures SL, una empresa participada conjuntamente al 50% por Mubadala Development Company, compañía para la inversión y el desarrollo con sede en Abu Dhabi, y por Trafigura, empresa líder en el Mercado mundial de materias primas.

La explotación subterránea en Minas de Aguas Teñidas se explota, principalmente, por el método de cámaras primarias y secundarias que posteriormente se rellenan con una pasta producida con los propios estériles sobrantes del proceso de tratamiento del mineral en la planta.  Esta moderna planta de tratamiento cuenta con una capacidad para procesar entre 4,3 hasta 4,6 millones de toneladas de mineral al año que opera durante 24 horas los 365 días del año.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.