La Comunidad de Regantes Sur-Andévalo se consolida como un referente en la mejora de la eficiencia del riego

Con motivo del Día Mundial del Agua, 'Huelva Buenas Noticias' se ha acercado a la realidad de esta entidad que aglutina a 766 comuneros, cuenta con más 9.792 hectáreas de cultivo y se encuentra inmersa en un proyecto de renovación de sus infraestructuras,

Sede de la Comunidad de Regantes Sur-Andevalo.
Sede de la Comunidad de Regantes Sur-Andevalo.

HBN. Con más de 27 años de historia la Comunidad de Regantes Sur- Andévalo (CRS-A) afronta el futuro con optimismo y cautela a partes iguales. Aunque conscientes y orgullosos de los retos alcanzados desde aquel junio de 1989 cuando un amplio conjunto de agricultores se decidió a transformar en regadío sus tierras o a consolidar esta forma de cultivo en sus fincas, el paso del tiempo, unido al desarrollo imparable de las tecnologías aplicadas a la agricultura, obliga a la CRS-A a involucrarse en proyectos de gran envergadura con la finalidad de seguir ofreciendo un servicio de calidad a sus asociados. 

Fernando Javier González, presidente de la Comunidad de Regantes Sur- Andévalo.
Fernando Javier González, presidente de la Comunidad de Regantes Sur- Andévalo.

Con un total de 766 comuneros con propiedades en los municipios de Villanueva de los Castillejos, San Bartolomé de la Torre, Gibraleón y Cartaya y más de 9.792 hectáreas de cultivo, la Comunidad de Regantes Sur-Andévalo se consolida como una de las zonas más destacadas de la provincia en lo que se refiere al cultivo de cítricos, frutales de hueso y berries, principalmente. También con un consumo anual superior a los 30 Hm3. le coloca a la vanguardia del consumo de regadíos de esta provincia.

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Agua, Huelva Buenas Noticias ha conversado con Fernando Javier González, presidente de la CRS-A. Natural de Aragón, y residente en la Palma del Condado desde 1984, el ingeniero agrónomo destaca las medidas que desde hace años se aplican en la Comunidad de Regantes que preside con la finalidad de que los agricultores gestionen de una manera adecuada y responsable este recurso natural limitado: el agua, vital para el desarrollo social y económico de la zona. 

Junta de Gobierno de la Comunidad de Regantes Sur- Andévalo.
Junta de Gobierno de la Comunidad de Regantes Sur- Andévalo.

En esta línea, Fernando González hacía hincapié en lo “tecnificada” de la comunidad. “Tenemos unos sistemas de control ejemplares. Nuestra preocupación porque no se derroche agua por parte de los comuneros nos ha llevado a implementar normas muy estrictas respecto al consumo. En este sentido, indicamos a los agricultores un consumo máximo anual por hectárea de agua, incrementándoles el precio en el momento en el que lo superan. Asimismo, superando otra barrera, procedemos a cortarles el agua”, cuenta a Huelva Buenas Noticias el presidente  presidente de la CRS-A.

Detalle de la estación de bombeo de la CRS-A.
Detalle de la estación de bombeo de la CRS-A.

Al hilo de este asunto, la Comunidad de Regantes Sur- Andévalo puso en marcha hace dos años un innovador proyecto de mejora de la eficiencia en el riego. “Se trata de una especie de asesoría técnica con sensores térmicas en parcelas”, señala González. “Su implantación pretende caracterizar cómo está actuando el agua en cada tipo de terreno y cultivo, en tiempo real, teniendo en cuenta aspectos tales como la climatología y el momento fenológico del cultivo, proporcionando así alertas de riego, información sobre el impacto de las precipitaciones en el terreno o previsión de las necesidades de la planta, entre otras cuestiones. Uno de los aspectos claves del CIARSA es el envío de alertas y recomendaciones de riego a los comuneros vía SMS, ya que les permite saber en todo momento cómo deben actuar en sus plantaciones”, explica el secretario- gerente de la CR Sur-Andévalo, Antonio Mira. 




Por otra parte, la renovación de las infraestructuras de la Comunidad de Regantes se erige a día de hoy como otra de las prioridades de la entidad. “Nuestra andadura comenzó en los años 80 por lo que nuestras infraestructuras requieren ser atendidas. En estos momentos estamos inmersos en un ‘Plan Renove‘, por el cual pretendemos cambiar las impermeabilizaciones de las balsas que utilizamos para acopiar el agua. Hablamos de un proyecto muy ambicioso y muy costoso en términos económicos, para el que estamos echando en falta las líneas de subvenciones con las que nos encontramos en los años ochenta, y que nos posibilitaron seguir adelante entonces”. 

En definitiva, una Comunidad de Regantes en constante evolución, preocupada en todo momento por conseguir prestar mejores servicios a sus comuneros.

 




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.