Un moguereño testigo del Descubrimiento de América, protagonista del Documento del Mes

En estos días en los que celebramos el 524 aniversario del regreso de las naves descubridoras, el Archivo Histórico de Moguer nos presenta como Documento del Mes el testamento de uno de los testigos del primer viaje colombino, el clérigo Alonso Durán que vivió en primera persona aquellos acontecimientos.

Bienvenida del concejalRedacción. Años después del descubrimiento del Nuevo Mundo fueron muchos los testigos que declararon en los Pleitos Colombinos que enfrentaron los intereses de la familia del Almirante, empeñada en hacer valer las prerrogativas concedidas al descubridor por los Reyes Católicos, ante una Corona que accedía solo en parte a sus requerimientos.

Presentación del documentoAsí en Moguer, Palos, Santo Domingo, y en otras poblaciones, declararon en distintos pleitos personas que habían participado en el viaje descubridor o fueron testigos de los momentos previos a la expedición y del posterior regreso de la carabela Niña, entre ellos, vecinos y marineros que intervinieron en las probanzas de los hermanos Niño donde también se exponen los méritos y servicios de Pedro Alonso Niño, piloto mayor de la flotilla colombina y verdadero responsable técnico del descubrimiento.

Aspecto de la sala de consultas .jpgEl documento del mes que han presentado esta mañana el director del Archivo Histórico de Moguer, Diego Ropero y el concejal moguereño José Manuel Alfaro, saca a la luz a uno de los testigos de la probanza realizada en Moguer en 1557, presentada por el hijo del piloto Pedro Alonso Niño, el también navegante Francisco Niño. Esta demanda tuvo su continuación años más tarde por parte de su nieto Pedro Niño desde la ciudad de Tunja, en la actual Colombia, donde varios descendientes de los navegantes moguereños se asentaron y residieron durante los siglos posteriores.

Detalle del testamento de Alonso DuránEl personaje en cuestión es Alonso Durán, clérigo presbítero de la iglesia parroquial de Moguer, quien el 16 de mayo de 1559 otorgó su testamento, una pieza clave que nos informa sobre sus bienes y su familia.

En la probanza de 1557 Durán declara que vio nacer, conoció y trató a Francisco Niño y a sus padres Leonor de Boria y Pedro Alonso Niño, “por ser vecino de los susodichos con su casa morada en la calle de la Ribera”. Alonso Durán afirma que también fue testigo del casamiento en la iglesia mayor de Francisco Niño e Isabel González la Caballera, y que, aunque entonces apenas tenía diez o doce años, se acuerda que Pedro Alonso Niño y sus hermanos partieron de Moguer en compañía de Colón para las Indias y “así mismo sabe que desta ida descubrieron las Indias y regresó a esta villa después de haberlas descubierto”.




El documento despertó gran interésEn este 2017 en el que celebramos el Encuentro entre Dos Mundos, Moguer se destaca como una de las localidades más decisivas en la organización y realización del primer viaje colombino, y el papel de sus navegantes, encabezados por el piloto mayor de la flotilla, Pedro Alonso Niño,  se revela como esencial en el éxito de esta gran aventura para la humanidad.

Diego Ropero




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.