De Mazagón a California: La emotiva historia de los hermanos Silvia y José Carlos Falcón, que han logrado localizarse tras veinte años sin conocerse

Después de diez años intentando encontrar a su hermano mayor, fruto de una relación anterior de su padre, un mensaje de Twitter que tuvo más de 7.000 retweets los puso en contacto, a pesar de que ella se encontraba en Huelva y él en Estados Unidos. Hoy, gracias a las redes sociales, siguen hablando todos los días.

¿Estamos predispuestos genéticamente a tener más conexión con los miembros de nuestra familia? / Foto: Innatia.com
¿Estamos predispuestos genéticamente a tener más conexión con los miembros de nuestra familia? / Foto: Innatia.com

Mari Paz Díaz. ¿Es posible que tengamos conexión con miembros de nuestra familia, aunque nunca los hayamos conocido? ¿Estamos predispuestos genéticamente a tener más química con nuestros padres, hermanos, tíos, primos, abuelos o sobrinos? Son cuestiones que, realmente, resultan difíciles de responder, si bien todos los que tenemos a nuestros familiares cerca podemos reconocernos en muchos de sus gestos, actitudes, forma de hablar o gustos a la hora de comer. Coincidencias que, en ocasiones, nos sacan una sonrisa por ver la efectividad de la genética, que nos viene impuesta desde antes de nacer. 

Silvia Falcón es una joven onubense de 22 años que vive en Mazagón.
Silvia Falcón es una joven onubense de 22 años que vive en Mazagón.

Una conexión que, a veces, se puede comprobar también en casos únicos e irrepetibles, como el que acaba de protagonizar una onubense de 22 años llamada Silvia Falcón Molina, residente desde siempre en Mazagón. Su historia tiene muchos condicionantes que la convierten en un testimonio que merece la pena conocer, porque, gracias a su perseverancia, la joven ha logrado contactar con su hermano, al que no conocía y al que llevaba más de diez años buscando. Un encuentro del que se han hecho eco numerosos medios de comunicación nacionales, desde periódicos, radio y televisión, de ahí que en Huelva Buenas Noticias hayamos querido conocer en primera persona los detalles de este conmovedor episodio. 

Las dos únicas fotos que tenía de su hermano José Carlos, fruto de una relación anterior de su padre.
Las dos únicas fotos que tenía de su hermano José Carlos, fruto de una relación anterior de su padre. / Foto: twitter.

Todo comenzó cuando sus padres le contaron a Silvia Falcón Molina que tenía un hermano llamado José Carlos, que era fruto de una relación anterior que su padre había mantenido con una mujer de Espera, un pueblo de Cádiz, de la que se había separado dos o tres años antes de conocer a su madre. Silvia tenía entonces cinco años. Poco más supo de esta historia hasta que, hace unos diez años, la joven onubense decidió buscar a su hermano. Quería conocerlo. Creía que sería fácil, pero no fue así. Al parecer, la madre del joven ya no vivía en Cádiz. Todo indicaba que, tras separarse, se había mudado a Estados Unidos para vivir con su hermana, que residía en San Bernardino (California). Pero, por aquel entonces, su paradero exacto era desconocido, porque ella se había vuelto a casar y, tal y como marcan las leyes estadounidenses, había cambiado su apellido por el de su esposo. 


Cartas que mostró en su mensaje en Twitter para encontrar a su amiga. / Foto: Twitter.
Cartas que mostró en su mensaje en Twitter para encontrar a su amiga. / Foto: Twitter.

Una búsqueda con sus más y sus menos que quedó un poco aparcada al no hallar resultado alguno. Así fue hasta que, el pasado mes de enero, Silvia lo volvió a intentar, esta vez haciendo uso de las redes sociales. Aquel cambio de actitud se debió precisamente a que consiguió contactar a través de Twitter con una amiga de la infancia, de la época en la que estudiaba en el Colegio El Faro de Mazagón. Su deseo de comunicarse con ella le llevó a lanzar en esta red social un mensaje el 15 de enero de 2017 que decía así: “¿Me ayudáis a encontrar a una chica con la que me escribía cuando tenía 7 años? Es de Córdoba y estudió en el colegio Abderramán. RT, pls?” Un mensaje que logró más de 2.500 retweets y, lo que fue más importante, le permitió contactar con su amiga cordobesa. 

La joven decidió volver a utilizar las redes para volver a buscar a su hermano.
La joven decidió volver a utilizar las redes para buscar a su hermano.

El éxito de este llamamiento animó a Silvia a utilizar la misma técnica para localizar a su hermano. Para ello, puso en Twitter el siguiente mensaje, una apelación con mucho sentimiento, que provocó que muchos usuarios de la red se hicieran eco. Aquel mensaje decía así: 


Desde que era pequeña mi madre me habló sobre mi hermano, al cual no conozco. Siempre pensé que el saber de su existencia era un secreto ya que mi padre nunca me habló de él, así que estuve durante años en silencio. Hoy día ya hablamos algo más abiertamente del tema, así que llevo algunos años tratando de encontrarlo. Anteriormente a la relación de mis padres, mi padre tuvo otra pareja y con ésta un hijo. Ella un día se marchó llevándoselo. Tengo pocas pertenencias suyas pero creo que son suficientes para dar con él. Hay una carta entre esas cosas que puede ser de gran ayuda, con el nombre de su madre.
Hasta donde sé, se marcharon a San Bernardino, California. La ex mujer de mi padre es de Espera, un pueblo de Cádiz. Ella se llama Rosario García. Mi hermano se llama José Carlos Falcón García, nacido el 9 de marzo de 1991. Si lo conocéis a él, algún familiar o amistades, os pediría por favor que contactéis conmigo.

Su mensaje buscando a su hermano tuvo tanto éxito que logró encontrarlo en tan sólo dos días.
Su mensaje buscando a su hermano tuvo tanto éxito que logró encontrarlo en tan sólo dos días.

Este enternecedor mensaje fue acompañado de dos fotografías de su hermano cuando era pequeño, junto a una vieja carta recibida desde California. Cuál fue su sorpresa que, después de diez años de búsqueda, su mensaje en Twitter tuvo tanta repercusión, que pudo encontrar a su hermano en tan sólo dos días. No en vano, fueron más de 7.300 los retweets que tuvo aquel llamamiento, en el que Silvia aseguraba: “Mi madre me ha animado a difundir información sobre mi hermano porque cree que hay posibilidades de encontrarlo. Ojalá tenga razón. RT, pls”. Y tanto que la tuvo, como ella misma comunicaba en otro mensaje de Twitter el 17 de enero de 2017 en el que decía: “Estoy muy, muy nerviosa porque creo que ya he dado con mi hermano. Todo apunta a que sí. ¡Muchísimas gracias, en serio!”

En su perfil pudo ver fotos, a través de las cuales una de sus tías le aseguró que aquel joven se parecía a su padre.
En el perfil de José Carlos pudo ver fotos, a través de las cuales sus tías le aseguraron que aquel joven se parecía a su padre. En concreto, esta foto fue clave para confirmar su identidad.

Según recuerda Silvia, “además de este mensaje en Twitter, mucha gente me aconsejó que también intentara buscarlo por Facebook e Instagram. Fue así como me pusieron en la pista de un joven que se llamaba Joseph Jones, que, además, se parecía mucho a mi padre. Su apellido no coincidía, pero sí tenía entre sus amigos a personas del pueblo de Espera (Cádiz). Era mucha casualidad. Así que me puse a buscar su perfil en las diferentes redes sociales para que mis tías lo vieran. Ellas me dijeron que era igual que mi padre cuando joven, así que no dudé en escribirle y ponerme en contacto con él. Al principio, me quedé un poco desilusionada porque no me contestaba, así que decidí intentarlo por Instagram. Y esta vez sí tuve suerte”. 

José Carlos respondió a los mensajes de su hermana en Instagram.
José Carlos respondió a los mensajes de su hermana en Instagram.

Un reencuentro que hizo muy feliz a Silvia, “porque él me comentó que también llevaba tiempo buscándome. También quería conocer a su hermana. Así que ha sido maravilloso, porque nos ha permitido reencontrarnos”. Una historia que no se ha quedado aquí, dado que “desde entonces hablamos casi todos los días. Mantenemos una relación muy fluida, especialmente a través de Instagram”, nos comenta la joven.

La joven está muy feliz por este encuentro.
La joven está muy feliz por este encuentro.

Y no sólo ella, porque Silvia vive en Mazagón con sus padres y con otro hermano, Juan Carlos Falcón, que también está muy feliz con la noticia de poder conocer a su hermano, con el que también habla mucho a través de las redes sociales. Por todo ello, Silvia anima a toda la gente a que “pongan empeño en todo aquello que quieran conseguir, porque, con esfuerzo, siempre se acaba logrando. A pesar de que se vea todo negro y se pierdan las esperanzas, como en mi caso, la historia puede tener un final feliz, puesto que después de estar buscando a mi hermano durante diez años, al final nos hemos encontrado”. 

Los jóvenes esperan poder verse pronto en persona.
Los hermanos esperan poder verse pronto en persona.

Ahora, tan sólo queda el deseo de los tres hermanos de verse en persona, “una idea de la que ya estamos hablando, porque nos gustaría mucho. Sólo tenemos que solucionar el tema económico, debido a que no se trata de viajes baratos”. Por el momento, Silvia, que está preparándose unos exámenes para hacer estudios de Nutrición, y José Carlos, que tiene su vida en California, donde está trabajando, han logrado conocerse después de veinte años.

Una familia unida a la que les ha cambiado la vida. Y todo ello gracias a las redes sociales. 



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.