Mini

Invertidos 46 millones de euros en la restauración del complejo minero de Sotiel Coronada

La Administración autonómica inició los trabajos en 2002 tras el abandono no autorizado de las instalaciones por parte de Almagrera.

Complejo minerometalúrgico de Sotiel Coronada.
Complejo minerometalúrgico de Sotiel Coronada.

Redacción. La  Junta de Andalucía ha destinado 46.275.804,64 euros a los trabajos de restauración que inició en 2002 en las instalaciones del complejo minerometalúrgico de Sotiel Coronada (Calañas) y que asumió de forma subsidiaria tras el abandono no autorizado de Almagrera SA, titular de los derechos mineros, y el incumplimiento de sus obligaciones en materia de seguridad minera y medioambiental.

Según ha destacado el delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Ceada, la Junta de Andalucía tiene entre sus objetivos prioritarios la seguridad de las explotaciones mineras y sus instalaciones, así como de los trabajos que se realizan. Por ello, ha realizado servicios de mantenimiento de seguridad minera y medioambiental en Sotiel Coronada, incluida la depuración de aguas que vertían al cauce público, así como obras de clausura y regeneración medioambiental de balsas de depósitos mineros para corregir y eliminar estos vertidos.

Desde 2013, se ha llevado a cabo una serie de trabajos de depuración, de mantenimiento de instalaciones y de seguridad y control medioambiental.
Desde 2013, se ha llevado a cabo una serie de trabajos de depuración, de mantenimiento de instalaciones y de seguridad y control medioambiental.

En concreto, entre 2002 y 2013 se realizaron obras de emergencia en materia de seguridad minera, las clausuras de las balsas de cenizas y de estériles, así como la limpieza del entorno de la planta industrial y diversos servicios esenciales. Desde 2013, se ha llevado a cabo una serie de trabajos de depuración, de mantenimiento de instalaciones y de seguridad y control medioambiental, incluyendo el bombeo de aguas procedentes de las filtraciones y de los pozos de depresión de las antiguas balsas de estériles y cenizas a la balsa de regulación; el procesado de las aguas de filtraciones y pozos de depresión a través de la planta de tratamiento de efluentes; el control dimensional y, en su caso, piezométrico de las balsas de cenizas y de estériles, y el mantenimiento de los equipos de depuración y bombeo.

Al margen de las actuaciones ya acometidas, la Junta destinará 684.352,89 euros para los trabajos de mantenimiento de las condiciones de seguridad minera y medioambientales que continúen con los trabajos de depuración, mantenimiento de instalaciones, seguridad y control medio ambiental ya ejecutados. Por otro lado, se destinarán 8.460.910,38 euros para la ejecución de las actuaciones incluidas en el proyecto de clausura de la balsa de estériles y su integración en el medio natural en su tercera fase. A ello habrá que sumar los 3.712.337,51 euros que se invertirán en la gestión y ejecución de las actuaciones incluidas en el proyecto de restauración del espacio degradado por la minería metálica ‘Cementación las Viñas’ en Sotiel-Coronada.

Plenas garantías en la actualidad. El delegado territorial ha recordado que, en la actualidad, la Junta impulsa una minería con plenas garantías ambientales y laborales y que trabaja para que ningún proyecto viable se quede sin llevar ejecutar, ya que es un sector activo, generador de riqueza y empleo, que no sólo está muy enraizado en la provincia, sino que también tiene por delante unas perspectivas excelentes.




Ha argumentado que la recientemente aprobada Estrategia Minera de Andalucía, que establece las bases de la política autonómica de apoyo a este sector hasta 2020, aprovechará las perspectivas abiertas en los últimos años por el resurgimiento de la minería metálica, cuya creciente demanda vuelve a hacer rentable la investigación de yacimientos y la reapertura de antiguas explotaciones.

La estrategia se centra en el respaldo de nuevos proyectos y en reforzar las medidas ya en marcha para garantizar la sostenibilidad ambiental, con cuatro grandes objetivos: el aprovechamiento del potencial minero andaluz; la mejora de los servicios públicos vinculados; la integración ambiental y puesta en valor de su patrimonio, y el desarrollo de un marco de relaciones laborales con especial atención a la seguridad y salud.

Los programas de apoyo al tejido empresarial se llevarán a cabo sobre todo en ámbitos como la innovación tecnológica, el desarrollo industrial, la eficiencia energética y el empleo de calidad. En cuanto a los servicios públicos, el plan incluye medidas para agilizar e impulsar la gestión administrativa en los ámbitos competenciales de la comunidad autónoma, de acuerdo con el dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre la minería no energética. En esta línea, la estrategia sienta las bases para la revisión, unificación y agilización de los procedimientos, así como para la reducción de los tiempos de respuesta a través del uso de las nuevas tecnologías.

 

 




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.