Rocío Álvarez gana el Premio de la Cátedra Endesa por demostrar que los sistemas de almacenamiento de energía pueden complementar a las renovables

La ingeniera industrial de Aroche ha basado su análisis en las redes de distribución de Santiago de Chile, aunque su estudio puede extrapolarse a cualquier otro sistema eléctrico, lo que lo convierte en un proyecto versátil y útil, que fomenta la utilización de las energías más respetuosas con el medioambiente.

Rocío Álvarez el día que presentó su proyecto.
Rocío Álvarez el día que presentó su proyecto.

A.R.E. La onubense natural de Aroche Rocío Álvarez Corbacho se ha alzado con el Premio de la Cátedra Endesa en la categoría Fin de Carrera de la Escuela de Ingenieros de Sevilla, a la que presentó su proyecto ‘Comparación de estrategias de control de sistemas de almacenamiento de energía para aportar a la regulación de frecuencia’.

La joven, que ha finalizado sus estudios de Ingeniería Industrial en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla, reconoce que se siente muy “contenta e ilusionada” con esta distinción que, por otro lado, no se esperaba. “Es un reconocimiento muy importante por parte de la Cátedra Endesa y el cual agradezco mucho. Además, se lo dedico a mi padre, José Manuel Álvarez Mojarro, quien falleció hace un año y medio. Gracias a él soy quien soy, y a él le debo todos los éxitos que obtenga en mi vida”, afirma emocionada Rocío.

Instalaciones de Endesa.
Instalaciones de Endesa.

No ha debido ser nada fácil destacar entre el centenar de candidaturas presentadas a estos premios que han celebrado su XII edición y en los que, además de la categoría Fin de Carrera, también se engloba la de Fin de Grado, que en esta ocasión ha ganado el gaditano Fernando Pérez Ramírez.


Con este premio, dotado con 1.000 euros por categoría, la Cátedra Endesa ha valorado el trabajo de investigación realizado por esta onubense sobre un factor relacionado con las actividades de la empresa de energía. En concreto, Álvarez ha realizado un análisis de las redes de distribución de Santiago de Chile y estudiado cómo mejorarlas gracias a sistemas de almacenamiento. Un estudio que puede ser extrapolado a otras redes, factor que ha sido muy bien valorado por Endesa.

Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla.
Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla.

La onubense ha llevado a cabo esta investigación en el seno del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Sevilla, contando con el apoyo y supervisión de su tutor, el doctor Juan Manuel Mauricio, a quien la joven califica como un “profesor ejemplar” y agradece toda la formación recibida.


Así pues, el proyecto ‘Comparación de estrategias de control de sistemas de almacenamiento de energía para aportar a la regulación de frecuencia’ trata el control de un sistema de almacenamiento de energía para contribuir a la regulación de frecuencia en sistemas eléctricos con alta penetración de energía renovable, en concreto, el sistema eléctrico interconectado del norte grande de Chile.

Rocío ha sido premiada en la categoría Trabajo Fin de Carrera.
Rocío ha sido premiada en la categoría Trabajo Fin de Carrera.

Como explica su autora, “estas energías suponen una generación alternativa más respetuosa con el medioambiente, pero presentan una gran desventaja: la variabilidad de su generación provoca inestabilidad en los sistemas eléctricos. Por tanto, en este proyecto, gracias al control diseñado, se presenta a los sistemas de almacenamiento de energía como un complemento a estas energías renovables para paliar esa gran desventaja y fomentar así su utilización”.

En suma, Álvarez Corbacho ha comparado en su estudio diferentes estrategias de control para un sistema de almacenamiento de energía, presentando, de esta manera, a estos sistemas como una solución a la inestabilidad que supone la generación renovable en los sistemas eléctricos.

Para realizar este análisis, la ingeniera ha puesto en práctica una metodología de trabajo que ha implicado la recopilación de datos del sistema interconectado del norte grande de Chile para su posterior modelado en un programa de cálculo eléctrico (DigSilent). También ha tenido que consultar bibliografía de los sistemas de almacenamiento de energía, regulación de frecuencia y estrategias de control; llevado a cabo un modelado y control del sistema eléctrico interconectado del norte grande de Chile junto con el sistema de almacenamiento y, por último, realizar un estudio dinámico y un análisis de resultados para obtener las oportunas conclusiones.

Una apuesta por las energías renovables.
Su estudio supone una apuesta por las energías renovables.

El proyecto de la onubense es muy novedoso en este área, ya que en él se describe una comparación muy exhaustiva de diferentes estrategias de control (control proporcional, control proporcional derivativo y control Washout), estudiando de manera pormenorizada todas las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas para alcanzar el objetivo final del proyecto.

Así pues, tras analizar la comparativa, Álvarez concluye que el control Washout es el que consigue el objetivo final, según los criterios fijados en el proyecto, logrando así demostrar que los sistemas de almacenamiento de energía pueden complementar a las energías renovables.

Pero la clave de toda la investigación, y probablemente lo que más ha llamado la atención de la Cátedra Endesa, se halla en sus enormes posibilidades, ya que, si bien el proyecto de la joven arochena utiliza un sistema eléctrico chileno para su desarrollo, este estudio puede extrapolarse a cualquier otro sistema eléctrico, lo que lo convierte en un proyecto versátil y útil. “En este trabajo se fomenta la utilización de las energías renovables, que forman una parte muy importante en los compromisos que el mundo está adquiriendo para lucha contra el cambio climático”, apostilla la autora.

La energía
Rocío no descarta dedicarse a la investigación.

En las próximas semanas, Rocío expondrá su trabajo a Endesa durante un acto en el que recibirá la recompensa económica a su interesante labor de investigación.

Por otro lado, cabe destacar que, tras finalizar hace un mes su última experiencia laboral, actualmente la ingeniera se encuentra en búsqueda activa de empleo mientras sigue formándose, a fin de estar “en una continua evolución personal y profesional”, reconoce. En este sentido, no descarta realizar un doctorado para continuar en el mundo de la investigación y seguir aportando su granito de arena a la ciencia.

Pero la joven no es de planes a la largo plazo, más bien de ir caminando paso a paso, mejorando cada día, y buscando siempre un hueco para volver a Aroche, su “rinconcito de luz”

En suma, Rocío Álvarez es un ejemplo más del talento onubense, una promesa de la Ingeniería cuyo esfuerzo ha sido recompensado por la Cátedra Endesa.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.