Bmw

Un buen gol de cabeza de Iván Aguilar vale para ganar al Villanovense (1-0) y dar vida al Recreativo

Los locales, trabajadores y sólidos, encontraron el premio a su esfuerzo con el valioso tanto del malagueño a los 69 minutos.

Los jugadores del Recre celebra el gol que hizo posible la victoria. / Foto: Pablo Sayago.
Los jugadores del Recre celebra el gol que hizo posible la victoria. / Foto: Pablo Sayago.

G. D. Ya saben el tópico aquel, que dicen que creo Alfredo Di Stéfano, de que “las finales no se juegan, se ganan”. Pues la “final” ante el Villanovense, como calificó el técnico Juan Manuel Pavón, término que fue aceptado por todo, cayó del lado del Recre, gracias a un gol del redivivo Iván Aguilar, que da vida, aire y esperanzas a un Decano necesitado de alegrías.

Dos cambio introdujo Juan Manuel Pavón, por primera vez en el banquillo en un partido en el Nuevo Colombino. Iván Aguilar, como referente en punta, y Rafa de Vicente, en la medular, fueron las caras nuevas con respecto al once que dispuso en el Francisco de la Hera. Manu Ramírez y Pape Assane, entonces titulares, empezaron este choque desde el banquillo.

Buena parte del juego creativo del Decano salieron de las botas de Miguelito. / Foto: Pablo Sayago.
Buena parte del juego creativo del Decano salieron de las botas de Miguelito. / Foto: Pablo Sayago.

La puesta en escena del Recre fue la de un equipo que no puede correr riesgos y enfrente tiene a un rival que pelea por lo más alto y, además, tiene fácil gatillo goleador. Por eso se vio a un Decano conservador, meticuloso en sus acciones, con la idea preconcebida de no dar ninguna concesión a un Villanovense que, a poco que tuviera, podía hacer daño.


No hubo muchas ocasiones en el primer tiempo. Si acaso un par de acercamientos locales coincidiendo con acciones creativas de Miguelito, con remate de Antonio Núñez y Antonio Domínguez, pero con poco fuste. Pudo tenerlo más un cabezazo de Jesús Vázquez, a la media hora, pero no lo hizo en las condiciones que hubiera deseado facilitando la tarea de Wilfred.

Esa jugada despertó algo al Villanovense, acomodado atrás en espera de cazar algo cerca del portal local. Jesús Rubio fue el primero en dar un susto a la parroquia local, que se vio alertada con un remate de Álvaro González, al filo del descanso, que repelió Rubén Gálvez. Respiro.


Primer partido en casa en el que Pavón pudo estar en el banquillo del Recre. / Foto: Pablo Sayago.
Primer partido en casa en el que Pavón pudo estar en el banquillo del Recre. / Foto: Pablo Sayago.

La segunda parte comenzó más movida. Y fue el Villanovense, como ocurrió al filo del descanso, el primero en crear peligro. Mucho peligro en este caso. Fue Álvaro González el que, al minuto de la reanudación, desde el borde del área, estuvo cerca de encontrar el portal albiazul. Para fortuna de los onubenses su disparo salió a un lado del poste.

Pero contestó rápido el Decano, y en las botas de Iván Aguilar tuvo el 1-0, pero su remate desde el punto de penalti lo rechazó Wilfred.

Poco antes de llegarse al cuarto de hora de la segunda parte llegó, posiblemente, la jugada clave del partido: la segunda amarilla de César Morgado, que tuvo que abandonar el terreno de juego. De todos modos, fue el Villanovense el que, a renglón seguido, se acercó con intención al portal de Rubén Gálvez, con una falta de Jesús Rubio y un disparo de Pajuelo.

Momento del gol del Recre, obra de Iván Aguilar. / Foto: Pablo Sayago.
Momento del gol del Recre, obra de Iván Aguilar. / Foto: Pablo Sayago.

Aunque Antonio Domínguez también merodeó el gol para los de casa, la historia se tornó en blanco y azul a los 69 minutos cuando Iván Aguilar conectó un excelente cabezazo tras centro de Miguelito. Era el 1-0. La alegría.

Y tocó sufrir. Los dos entrenadores movieron sus banquillos; Pavón para que no pasara nada de ahí al final; Sanlúcar, por todo lo contrario. Se vivieron minutos de zozobra, conocida es la infausta fortuna que suele tener el Recre cuando el toca guardar la viña, léase conservar marcadores. Y el Villanovense, aún con uno menos, y aplicándose al máximo en lo que era su obligación, metió al Recre en su campo.

Con Ernesto Cornejo, Pape Assane y Rubén Mesa ya en el campo dando aire fresco al equipo, el Recre se juntó atrás, apretó los dientes y capeó el temporal de las diversas faltas laterales que dispuso el Villanovense, amén del gol anulado ya al final que tuvo como efecto colateral la expulsión del técnico extremeño. Incluso pudo no sufrir tanto, ya que Ernesto Cornejo, en dos ocasiones, tuvo la tranquilidad en sus botas. No acertó.

Iván Aguilar protege una pelota en presencia de un adversario. / Foto: Pablo Sayago.
Iván Aguilar protege una pelota en presencia de un adversario. / Foto: Pablo Sayago.

Afortunadamente para el Recre esas acciones quedarán como mera anécdota, ya que el marcador no se movió, los puntos se quedaron en casa y el Recre pudo respirar, de momento saliendo de los puestos de descenso directo, aunque instalándose en el de promoción. Algo es algo.

RECREATIVO: Rubén Gálvez; Iván Robles, José Alonso, Ubay Luzardo, Javi Cantero; Jesús Vázquez, Rafa de Vicente (Pape Assane, 79′); Antonio Domínguez (Ernesto Cornejo, 74′) Miguelito, Antonio Núñez; Iván Aguilar (Rubén Meas, 83′).

VILLANOVENSE: Wilfred; Tapia, Javi Sánchez (Juanjo, 84′), César Morgado, Candelas; Jesús Rubio, Pajuelo (Valverde, 73′); Curro, Mustapha, Álvaro González (Adri Cuevas, 73′); Carlos Fernández.

Árbitro: Samir Amar Ahmed (colegio de Melilla). Expulsó por doble amonestación a César Morgado (53′ y 57′), y con roja directa al entrenador Manolo Sanlúcar, en el bando extremeño. Mostró la cartulina amarilla a Iván Aguilar (53′) y Miguelito (79′), por el Recre; y a Tapia (5′), por el Villanovense.

Gol: 1-0 (69′) Iván Aguilar, tras rematar de cabeza un centro de Miguelito.

Incidencias: Partido correspondiente a la 24ª jornada en el grupo IV de la Segunda División B. Hicieron el saque de honor las choqueras mayor e infantil del carnaval onubense. Asimismo, el capitán del Recre, Jesús Vázquez, hizo entrega de un reconocimiento a Samuel Cotán, que padece el Síndrome Wolfrán, por su ejemplo de lucha. También fue homenajeado el jugador local, Antonio Núñez, por los cien partidos que ha disputado con la camiseta del Decano.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.