El periodista Paco Núñez, autor del primer libro dedicado al atletismo de Huelva

'Marismas del Odiel. Diez años de Travesía' es su segundo libro y uno de los numerosos trabajos de este onubense que ha dedicado gran parte de su trayectoria a cubrir la actualidad deportiva de nuestra tierra. Amante del baloncesto, coleccionista de cromos, plumilla-docente, actor de doblaje, imitador... hombre polifacético que bien vale la pena conocer.

Paco Núñez sostiene un ejemplar del libro ''.
Paco Núñez sostiene un ejemplar del libro ”Marismas del Odiel. Diez años de Travesía.

A.R.E. Unir dos de sus grandes pasiones, el periodismo y el deporte, en un mismo proyecto ha sido un placer, más que una tarea, para el periodista Francisco José Núñez, más conocido en el mundillo como Paco Núñez. Bajo el título Marismas del Odiel. Diez años de Travesía, este onubense dio a conocer el pasado mes de noviembre el que considera el mejor trabajo de su carrera profesional y con el que, además, ha marcado un hito, pues se trata del primer libro publicado sobre el atletismo en Huelva.

La idea de sacar a la luz este ejemplar surgió hace más de un año. Paco llevaba siendo el speaker de la carrera anual Travesía Marismas del Odiel tres ediciones y, cuando finalizó la de 2015, un compañero le comentó “nos vemos el año que viene, que serán 10 años”. En ese momento, a Núñez se le encendió una luz y se le ocurrió sacar un libro sobre la historia de esta competición, una de las pocas del mundo que transcurre por un paraje natural protegido y que es, además, Reserva de la Biosfera

Al trabajar en Páginas del Sur, el servicio de publicaciones del Grupo Joly, el onubense le planteó a su jefe, Juan Antonio Romero, la posibilidad de conseguir financiación para llevar a cabo su iniciativa, logrando al final que la Consejería de Medio Ambiente, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Huelva, el Puerto de Huelva y la empresa Atlantic Copper se involucraran en la misma.




Núñez el día de la presentación de la obra junto a Alba López, Luis Miguel Galván y Emilio Martín.
Núñez el día de la presentación de la obra junto a Alba López, Luis Miguel Galván y Emilio Martín.

Así nació Marismas del Odiel. Diez años de Travesía, una obra diseñada por Joaquín Ávila y estructurada en dos partes: una centrada en el medio ambiente y la otra en el atletismo. Para llevar a cabo la primera, Paco se documentó en profundidad, leyendo la Guía de las Aves del Paraje Natural Marismas del Odiel y también contó con la inestimable aportación de Enrique Martínez, director conservador del Paraje, que le explicó todo sobre el espacio natural, desde la recuperación del águila pescadora, a la idiosincrasia de la musaraña marismeña, pasando, cómo no, por sus identificativos flamencos.

La otra mitad del ejemplar se centra en la historia de esta carrera, recordando que fue el actual consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, el onubense José Fiscal, el pionero al que se le ocurrió abrir el paraje al atletismo en 2006.

Huelva organiza un amplio programa para celebrar en Huelva el Día Mundial de las Aves.
Colonia de flamencos en Marismas del Odiel.

Además de una parte de crónica histórica de la competición, en la que ha predominado curiosamente el dominio luso, la obra aporta una docena de testimonios de deportistas que explican cómo viven el atletismo y, en concreto, esta Travesía. Los tres hermanos Andivia, Miguel Beltrán, Julio Fernández, Alba López, Emilio Martín, Gloria López Pantoja, Lidia Rodríguez, Ana Barletta y los ultrafondistas Jaime Álvarez y Miguel Ángel Pereira hablan con detalle de cómo se preparan para las carreras.

Como explica el propio autor, “es maravilloso ver en esta prueba correr al bicampeón del Mundo de Duatlón junto a gente desconocida. Profesionales, semiprofesionales y amateurs, todos a la vez. Ello deja ver las vidas de estas personas, la superación de estos héroes cotidianos que tenemos en nuestra tierra y que, casi todos, están al margen del boom del running”. En relación al recorrido, todos los entrevistados confiesan que su tramo favorito es el último, que a pesar de ser el más duro es muy hermoso porque pueden contemplar a los flamencos mientras se encaminan hacia la meta.

El baloncesto siempre ha sido una de sus pasiones.
El baloncesto siempre ha sido una de sus pasiones.

El libro se completa con artículos de periodistas onubenses y fotografías de Luis Miguel Galván y del archivo del diario Huelva Información. Pero cabe destacar que, a pesar de ser del que más satisfecho se siente, Marismas del Odiel. Diez años de Travesía no es el primer volumen que publica Paco Núñez. Y es que el profesional es coautor, junto a Nacho Delgado y Virginia Simón, del ejemplar 25 años de baloncesto, un trabajo editado con motivo de las bodas de plata del CDB Sevilla Cajasol y que vio la luz a finales de 2012.

Esta memoria histórica del club le permitió al onubense entrevistar a grandes figuras del baloncesto, como Alexander Petrovic (que aún se acordaba del castellano), Gustavo Aranzana, Pedro Martínez o Andre Turner, entre otras personas vinculadas al equipo (ex presidentes, ex entrenadores, etc.).

Presentación del ejemplar en las instalaciones del Puerto.
Presentación del libro sobre la Travesía en las instalaciones del Puerto de Huelva.

Para Núñez aquello fue un sueño hecho realidad, pues desde niño es un amante de la canasta, como él mismo confiesa: “el baloncesto es mi pasión. Le he echado muchas horas, en la cancha he conocido a algunos de mis mejores amigos y es donde mejor me he relacionado con ellos y vivido momentos inolvidables. El baloncesto para mí es una lección de vida y me ayuda a soltar adrenalina, porque soy una persona inquieta y sensible y me sirve para desestresarme de los problemas de la vida cotidiana”.

Su incondicional afición por este deporte nació cuando era sólo un niño. Junto a sus hermanos, Manolo y María Oliva, Paco se crió en el barrio de las Colonias, formándose en el colegio Juan Luis Vives. Este centro fue uno de los primeros en organizar actividades extraescolares, siendo en él donde Núñez descubrió el baloncesto. “Cursaba 4º de EGB y los viernes por la tarde recuerdo que jugábamos una pachanga con Manolo Ortiz y el profesor de Educación Física, don Julián”, afirma con añoranza el profesional.

Paco realizó un curso de doblaje en 2009.
Paco realizó un curso de doblaje en 2009.

Entonces, y en relación con el deporte, surgió otra de sus aficiones, el coleccionismo de álbumes de cromos. Empezó con los del mundial de 1986 y ya no pudo parar. De hecho tiene todos los de los mundiales de fútbol desde entonces y casi todos los de la saga Star Wars, dado que es además un cinéfilo empedernido.

Por otro lado, también desde muy corta edad, aquel niño apuntaba maneras para la que acabaría siendo su profesión, la comunicación. Aprendió a hablar y leer muy pronto, en el cole se le daban bien los dictados y, con un añito, se inventaba los diálogos de los bocadillos de los tebeos que leía su hermano. A los ocho, montaba entrevistas muy curiosas que grababa en un casete, adaptando sus preguntas a escenas de Rocky, su saga preferida, como si mantuviera una conversación con el mismísimo Sylvester Stallone.

Paco estudió Publicidad y Relaciones Públicas.
Paco estudió Publicidad y Relaciones Públicas.

Con este precedente, cuando finalizó sus estudios en el IES Pablo Neruda, Núñez ingresó en la Universidad de Sevilla, donde se licenció en Publicidad y Relaciones Públicas. “Yo quería hacer Periodismo, pero por una décima me quedé fuera. Así que me metí en Publicidad, que me gustaba también porque soy muy creativo y lo importante era tener un título en Ciencias de la Información. Después te das de bruces con la realidad y te das cuenta de que para trabajar como creativo te tienes que irte a Madrid o Barcelona…”, pone de relieve el onubense.

En cualquier caso, la facultad fue para él toda una experiencia, pues se metió en un grupo de teatro universitario, Pánico S.A., con el que llegó a representar dos obras en la sala El Cachorro y en el Teatro Alameda. Además, se hizo muy famoso por sus imitaciones, una faceta que sus más allegados ya conocían (desde pequeño imitaba a profesores del instituto, a humoristas, etc.) y que luego le ha servido a lo largo de su trayectoria para animar el ambiente en más de una redacción.

Sin embargo, su carácter divertido y guasón le jugó una mala pasada en 1997, cuando estaba en una fiesta celebrando con sus amigos que se habían terminado los exámenes. Como bien recuerda, “estábamos en casa de una amiga y había una piscina. Nos pusimos a jugar a waterpolo y yo no sabía nadar. Llegó un momento en el que no daba pie… Como era tan bromista la gente pensó que estaba de cachondeo y casi me ahogo. Me tuvo que reanimar una chica que estaba estudiando Enfermería. Ese verano aprendí a nadar”.

El onubense entrevistando a Leopoldo  Abadía.
El onubense entrevistando a Leopoldo Abadía.

Por otro lado, durante sus años de Universidad, el onubense realizó junto a su amigo Manu Rodríguez un programa radiofónico de humor llamado ‘Palabras más, palabras menos‘ para la Fundación ONCE, y también hizo prácticas en Radio Fórum, la radio municipal de Mérida, que le permitió cubrir tres ediciones del prestigioso Festival de Teatro Clásico, entrevistado a grandes artistas como Juan Diego, Paco Rabal, Ana Belén o Benjamin Barrington, entre otros.

Cuando acabó Publicidad, Paco regresó a Huelva, movido sobre todo por que allí se encontraba su entonces novia, ahora mujer, Laura Villanueva, escritora de poesía erótica, junto a la cual lleva ya 22 años. Vivió entonces sus primeras experiencias profesionales como periodista deportivo, primero en La Voz de Huelva y luego en el diario Odiel Información, cubriendo la actividad de equipos como el Aguas de Huelva de voleibol, el Ciudad de Huelva de baloncesto, etc. Desde entonces, confiesa que sus referentes periodísticos en el mundo deportivo han sido José Carlos Galván, Ramón Trecet, Antoni Daimiel y Luis Fernando López

Su mejor entrevista, la que le hizo a Jesús Quintero y que jamás publicó.
Su mejor entrevista, la que le hizo a Jesús Quintero y que jamás publicó.

Posteriormente, Núñez trabajó en Teleonuba, llevó durante bastante tiempo la corresponsalía deportiva de El Mundo, se marchó unos meses para ser redactor de local en El pueblo de Ceuta y luego estuvo colaborando en Radio Nacional de España mientras trabajaba en Huelva Información. Entre 2005 y 2009 trabajó en dos empresas de comunicación y se mudó a Sevilla, donde su mujer había encontrado un empleo, y donde el onubense trabaja desde entonces en Páginas del Sur.

Asimismo, el periodista lleva cuatro años participando en un proyecto muy hermoso llamado ‘La prensa en las escuelas’, promovido por la Asociación de la Prensa de Sevilla. Éste consiste en que profesionales de la comunicación acuden a institutos de la provincia hispalense para explicar a los alumnos, en dos sesiones, además de la historia de los medios y los géneros periodísticos, la importancia de estar informados para ser más libres, además de qué es la libertad de expresión y cómo ejercerla con criterio desde el conocimiento profundo de la actualidad. 

Paco dedica su segundo libro a las tres mujeres de su vida.
Paco junto a la corredora Alba López.

Como se puede comprobar, Paco es una persona muy polifacética, por lo cual no resulta extraño que también haya hecho sus pinitos en el mundo audiovisual, habiendo realizado tres cortometrajes (Par negro, Amigas muertas y El pez rojo) y, tras hacer dos cursos de doblaje, convertirse en la voz de un personaje de un videojuego on line.

En relación a su trayectoria como periodista, el onubense destaca que entre los mayores placeres que le ha concedido su profesión está en haber podido entrevistar a Rafael Azcona y también a Jesús Quintero, aunque este último texto permanece aún inédito: “conservo aquella conversación en una cinta y los siete folios de respuestas”, afirma divertido Núñez.

Finalmente, Paco ha coronado su extenso currículum con su segundo libro, ejemplar que dedica a las tres mujeres de su vida: Laura, sin cuyo apoyo nada hubiera sido posible; su hija Alicia, la luz de sus días y su madre, Oliva, “sobre todo a ella, una mujer sacrificada, polifacética, generosa, un ejemplo de virtud y una campeona de la vida, una luchadora, una mujer entre un millón. Buena e inspiradora”, afirma emocionado el onubense.

En suma, Núñez es un hombre prolífico, un defensor del deporte onubense y que ya se ha propuesto, como objetivo para este 2017, parir su tercer hijo de papel. ¡Mucha suerte Paco!




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.