Mini

Presentada una guía sobre los recursos para la mediación en la provincia de Huelva

El documento agrupa a las administraciones, colegios profesionales, asociaciones y demás colectivos que prestan servicios en este ámbito.

Presentación de la guía.
Presentación de la guía.

Redacción. La Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y la Consejería de Justicia e Interior, ha promovido la elaboración de una guía con la que se persigue poner a disposición de la ciudadanía onubense y todas aquellas personas interesadas los diferentes recursos existentes en la provincia en materia de mediación, una práctica enfocada a la resolución de conflictos en distintos ámbitos sociales de una forma positiva y dialogada y sin necesidad de judicializar el proceso.

El documento ha sido presentado hoy en el Ayuntamiento de Huelva en un acto que ha contado con la presencia del delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Rafael López; las concejalas de Vivienda, Medio Ambiente y Sostenibilidad y de Políticas Sociales e Igualdad, Esther Cumbreras y Alicia Narciso, respectivamente, y el director de Relaciones Institucionales de la Universidad de Huelva, Sebastián González. Se trata de un directorio en el que se recoge a las instituciones públicas, colegios profesionales, asociaciones y otros organismos de Huelva que trabajan y desarrollan actividades en este campo, describiendo el tipo de mediación que ofrecen, los destinatarios y sus datos de contacto. También se profundiza en el concepto de mediación, sus funcionalidades y ventajas con respecto a un procedimiento judicial y las modalidades existentes.

La guía surge en el seno del ‘Grupo Mediación Huelva’, constituido el año pasado a propuesta de la Junta y conformado por los siguientes 21 miembros: la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y la Consejería de Justicia e Interior, de la que dependen otras entidades implicadas como la Fundación Mediara y el SAVA (Servicio de Asistencia a Víctimas de Andalucía); los ayuntamientos de Huelva y Almonte; la Universidad de Huelva; los colegios profesionales de Psicología de Andalucía Occidental, Abogados, Educadoras y Educadores Sociales, Gestores Administrativos, Graduados Sociales, Procuradores y Trabajo Social; la Cámara de Comercio, y las asociaciones Alcores, Esperanza, Mesites, Mediantes, Cruz Roja y la federación andaluza Enlace.




El acto de presentación se enmarca en los actos organizados por el ‘Grupo Mediación Huelva’ para conmemorar a lo largo de esta semana el Día Europeo de la Mediación (21 de enero). Así, a la confección de esta guía hay que añadir la celebración mañana de la segunda edición de las jornadas provinciales de mediación y la instalación de mesas informativas al día siguiente en la Plaza de las Monjas de la capital, todo ello con la finalidad de difundir esta práctica, acercar los servicios disponibles y dar a conocer su aplicación en los distintos ámbitos profesionales a la población de Huelva.

Mediación familiar: competencia de Igualdad y Políticas Sociales. Si bien en Andalucía existe una amplia trayectoria en el ámbito de la mediación familiar, teniendo en cuenta que desde el año 2001 la Junta desarrolla programas de mediación familiar e intergeneracional a través de entidades colaboradoras, la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales ha potenciado en los últimos años esta actividad a través de la creación del Registro de Mediación Familiar de Andalucía, cuya finalidad es lograr una mayor cercanía a las personas usuarias. La creación de este recurso reafirma la apuesta de la Junta por la mediación y la resolución de conflictos en el ámbito familiar de una forma positiva y dialogada entre todas las partes.

El Registro de Mediación Familiar andaluz, gestionado en la provincia por el servicio de Prevención y Apoyo a las Familias de la Delegación Territorial del ramo, cuenta en Huelva con 49 profesionales inscritos para la prevención y solución de conflictos, mayoritariamente trabajadores sociales, pero también psicólogos, licenciados en Derecho y educadores sociales. Se trata de profesionales formados que facilitan a las partes llegar a acuerdos estables en los conflictos, evitando, o al menos minimizando, las consecuencias negativas que tienen tanto para los adultos como los menores y las personas más vulnerables.

Huelva se suma al Día Europeo de la Mediación.
Huelva se suma al Día Europeo de la Mediación.

El registro se plantea como un procedimiento extrajudicial para la gestión de conflictos no violentos que ayuda a mejorar o restablecer las relaciones en el ámbito familiar e intergeneracional. Incluye un sistema de turnos para atender aquellos casos que cumplan los requisitos establecidos para beneficiarse de la gratuidad del servicio o cuando las partes en conflicto no se pongan de acuerdo en la elección de la persona mediadora.

Dicho servicio facilita a la ciudadanía el acceso a la mediación, promoviendo la publicidad y transparencia y ofreciendo datos sobre las personas mediadoras inscritas para su elección por parte de las personas interesadas. Y se enmarca a su vez dentro de las políticas preventivas de la Consejería en este apartado.

Pueden acogerse voluntariamente a un proceso de mediación familiar las partes en conflicto que sean personas casadas, parejas de hecho, parejas sin vínculo conyugal pero con hijos e hijas comunes y familiares hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad. Asimismo, el procedimiento está también abierto a personas adoptadas o acogidas y a sus familias biológicas, adoptivas o acogedoras, así como a aquellas personas que ejercen la tutela sobre menores o sobre personas en situación de dependencia.

Entre los conflictos que pueden ser objeto de mediación familiar figuran los relativos a los procedimientos de nulidad matrimonial, separaciones, divorcios o disoluciones de parejas de hecho; los conflictos derivados del régimen de visitas y comunicación de los nietos y nietas con sus abuelos y abuelas; cuestiones relativas al derecho de alimentos y cuidado de personas en situaciones de dependencia; relaciones de menores con sus parientes, personas tutoras o guardadoras; y ejercicio de la patria potestad o tutela. La mediación familiar, no obstante, queda expresamente excluida en situaciones en las que exista violencia o maltrato sobre la pareja, hijos e hijas o cualquier otro miembro de la familia.

Los profesionales que deseen inscribirse en el Registro de Mediación Familiar deben estar en posesión de una titulación universitaria, título de grado o de formación profesional superior, así como contar con la formación específica necesaria.

La profesionalización y consolidación de la figura del mediador familiar a través de una formación homogénea y adecuada para el desempeño de sus funciones es otro de los objetivos de este sistema. A la vez que las actuaciones de mediación familiar se desarrollen con plenas garantías, no sólo para las personas usuarias de la mediación, sino también para los profesionales que ofrecen este servicio público de la Junta.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.