El Colegio Francés, institución que está en el corazón de miles de onubenses, inicia esta semana los actos de su Centenario.

La antigua Escuela Francesa, hoy Colegio Moliere, comienza las actividades conmemorativas con un acto en el Gran Teatro, el próximo jueves a las 19:00 horas.

Fachada del Colegio original, en la calle la Fuente, entonces General Bernal, 14.
Fachada del Colegio original, en la calle la Fuente, entonces General Bernal, 14.

RFB. El prolegómeno de la carroza dedicada a la Escuela Francesa-Colegio Moliére en la cabalgata de los Reyes Magos de Huelva 2017 abre el telón de un año muy especial para esta popular entidad educativa. Nuestra ciudad y su entorno tendrán durante los próximos doce meses notable actualidad por la capitalidad gastronómica española y también por la conmemoración del 525 aniversario, así como el centenario del diario de un poeta recién casado de Juan Ramón Jiménez.

Anuncio de la Escuela Francesa de Huelva publicado en 1924.
Anuncio de la Escuela Francesa de Huelva publicado en 1924.

Pero más allá de estas referencias fundamentales del nuevo año, en lo emocional muchos onubenses tendrán la oportunidad de reafirmarse en su origen educativo y rememorar los entrañables tiempos de la niñez y adolescencia a través del Centenario del Colegio Francés.

Alumnos franceses de la Escuela Francesa de Huelva, paseando en 1921 por la calle Puerto.
Alumnos franceses de la Escuela Francesa de Huelva, paseando en 1921 por la calle Puerto.

Porque la Escuela Francesa -hoy Moliere- siempre ha sido un centro especial. Manuel Garrido Palacios, uno de sus destacados alumnos que ha alcanzado la mayor brillantez profesional, como director y realizador de cine y televisión y escritor, en un artículo publicado en la revista del colegio, ‘ça va’, y reproduciendo una conversación telefónica mantenida hace unos años con una profesora de su infancia que vivía en el extranjero, definía la forma de educar que el recibió:

Fachada del colegio en la calle San Andrés cuando aún era Hospital de la Rio Tinto Company.
Fachada del colegio en la calle San Andrés cuando aún era Hospital de la Rio Tinto Company.

‘…le dije que ahora, en el solar del Ecole hay un edificio muy alto y muy ancho, como si la altura en las cosas la marcara la cinta de medir. Sabía mi maestra Maruja que la altura la tenía aquel formidable centro de enseñanza a ras de suelo, pionero en hacer bilingues a unas criaturas, en mostrar en un momento crucial de este país que había otras formas de enseñar, de aprender, de estar, de ser, de entender, que era posible elevar el nivel de educación…’.

Trasera y patio del Colegio cuando aún era Hospital Inglés, segunda década del XX.
Trasera y patio del Colegio cuando aún era Hospital Inglés, segunda década del XX.

La historia de esta institución onubense comienza en 1917, pero tiene su antecedente principal en 1904, cuando el director de la Sociedad Francesa de Piritas de Huelva, Víctor Prevost, y el apoderado de la misma, Charles Marchal, fundan la Société Française de Bienfaisance de Huelva.

Celebración de una primera comunión en el patio del Colegio. Mesa presidida por Madame Ivonne Cazenave, con algunas de las más emblemáticas profesoras, como Pilar Gallango, que la sucedería en 1975.
Celebración de una primera comunión en el patio del Colegio. Mesa presidida por Madame Ivonne Cazenave, con algunas de las más emblemáticas profesoras, como Pilar Gallango, que la sucedería en 1975.

 

La Sociedad Francesa de Piritas se había constituido en 1899 y, como vemos, tan solo cinco años desde el comienzo de su explotación en varias minas de Huelva -entre ellas, Aguas Teñidas, Perrunal y Lomero-Poyatos-, ya desarrollaba actuaciones de responsabilidad social a través de la asociación creada. 

En 1917, con la ayuda de destacados franceses radicados en Huelva y otras compañías mineras, la asociación instituye y pone en funcionamiento en la calle general Bernal, nº14 -antigua y hoy calle La Fuente- L´École Française de Huelva, que inicia su docencia en octubre de ese año. Pero no solo fueron franceses los que posibilitaron la creación de este emblemático centro de enseñanza. Un importante número de destacados personajes de Huelva estaban en su núcleo fundacional, además de franceses, españoles, ingleses y alemanes.

La mítica campana del Colegio en su sede de la calle San Andrés.
La mítica campana del Colegio en su sede de la calle San Andrés.

Manuel Pérez de Guzmán, por ejemplo, que fue presidente del Puerto, de la Cámara de Comercio y de la Real Sociedad Colombina, estaba entre ellos, así como Guillermo Poole, Emilio Cano, Matías López, Guillermo Duclós, José Muñoz, Elena Wishaw, Pedro Blanch, John Catlin, José Tejero y una larga lista de principales referentes de la economía, cultura y sociedad de la Huelva de entonces.  Como curiosidad, en la calle General Bernal estaba también entonces la Escuela Normal de Magisterio de Huelva, en el número 18.

Clase de parvulitos en 1964, con las profesoras Chari Mora y Esperanza Franco. Los cuadros con el cuento de Blancanieves en las paredes permanecen inmutables en el tiempo.
Clase de parvulitos en 1964, con las profesoras Chari Mora y Esperanza Franco. Los cuadros con el cuento de Blancanieves en las paredes permanecen inmutables en el tiempo.

El proyecto se desarrolla y se consolida, de modo que en 1932, y con la ayuda del Gobierno Francés, se adquiere un local más importante, el antiguo hospital de la Compañía de Río Tinto, construido en 1884, y situado en la calle San Andrés. Además, el 14 de Septiembre de 1932 la Société Française de Bienfaisance de Huelva se transformó en la Société Française de Bienfaisance et d´Enseignement de Huelva. En la calle San Andrés estuvo el colegio 55 años, y en 1988 pasó a las nuevas instalaciones del Colegio Moliére, en la calle Julio Caro Baroja.

Los tres rótulos que en los cien años de historia han presidido las entradas del Colegio Francés.
Los tres rótulos que en los cien años de historia han presidido las entradas del Colegio Francés.

Desde el curso 1936-37 hasta su fallecimiento en 1975, la dirección del Colegio recayó en Madame Ivonne Cazenave, a quien se le otorgó el nombre de la plaza junto al Colegio, y en la que se erige un monumento desde 1988. Madame Ivonne en sus casi cuarenta años dirigiendo el Colegio dejó huella en todos y cada uno de los alumnos que la conocieron. El respeto y admiración que generaba en los estudiantes era muy especial. Le sucedió en el cargo Pilar Gallango, que siguiendo su estela estuvo desde entonces como directora hasta que se jubiló en el año 2000.

Tres alumnas de la Escuela Francesa a finales de los años 30 del siglo pasado, que luego fueron profesoras, las hermanas Maruja, Memi y Tony Beviá.
Tres alumnas de la Escuela Francesa a finales de los años 30 del siglo pasado, que luego fueron profesoras, las hermanas Maruja, Memi y Tony Beviá.

En la actualidad dirige el colegio Inmaculada Gómez Herrera. El Centenario que se conmemora es una oportunidad para recordar a tantos excelentes docentes que pasaron por el colegio y celebrar el éxito personal y profesional de tantos alumnos que ocuparon sus aulas y que después han destacado a nivel onubense, español y mundial en artes y cultura, ciencia, empresa, política y otras muchas ramas de actividad y conocimiento. 

Hoy el Colegio Moliere cuenta con unas modernas instalaciones en la zona de Zafra.
Hoy el Colegio Moliere cuenta con unas modernas instalaciones en la zona de Zafra.

El próximo jueves por la tarde, en el Gran Teatro se realizará el primer acto conmemorativo del Centenario. En el disertará el periodista José Antonio Gómez Marín, antiguo alumno del colegio.

 



2 Responses to "El Colegio Francés, institución que está en el corazón de miles de onubenses, inicia esta semana los actos de su Centenario."

  1. CAPITÁN ADAMS   9 enero 2017 at 2:30 pm

    MI MÁS SINCERA ENHORABUENA A TAN VENERABLE INSTITUCIÓN

    Responder
  2. Antonio Vázquez Bosch   10 enero 2017 at 12:16 pm

    Desde Barcelona, donde resido y ejerzo la profesión de arquitecto, felicito a tan digna institución, por sus muchos años de dedicación a la formación de los jóvenes onubenses.
    Junto con mi hermano Manuel y mis dos hermanas Trini y Lola, fui en los años 50/60 alumno del colegio en la calle San Andrés y conservo hermosos recuerdos tanto de mis compañeros, (algunos de los cuales continúan siendo amigos) como de mis profesores/as, en especial a Madame Ivonne, su esposo D. Eugenio, la Sta.Teresa, la Sta.Cinta, D. Emilio, D. José….. y, como no a Pilar Gallango a quien recuerdo como alumna y felicito cariñosamente.

    Responder

Leave a Reply to Antonio Vázquez Bosch Cancel Reply

Su dirección de correo no será publicada.