Puebla de Guzmán impulsa la creación de una Fundación en homenaje al pintor José Guevara

El próximo lunes, 10 de octubre, se cumplen seis años del fallecimiento de este polifacético artista onubense que vivió en diferentes ciudades de Latinoamérica, así como en París y Milán, conociendo a maestros como Dalí o Picasso. Una fecha que nos permite recordar su extraordinaria trayectoria y conversar con las personas e instituciones que están trabajando en la creación de esta institución, como son Víctor Pulido, su hija Pualine Guevara y el Ayuntamiento de Puebla de Guzmán.

José Guevara, uno de los artistas más destacados de Huelva, era natural de Puebla de Guzmán.
José Guevara, uno de los artistas más destacados de Huelva, era natural de Puebla de Guzmán.

Mari Paz Díaz. A pesar de que su nombre siga siendo un tanto desconocido en Huelva, José Guevara es uno de los artistas más importantes que ha dado la provincia onubense. Nacido en Puebla de Guzmán el 12 de marzo de 1926, José Cristóbal Guevara Sández tuvo una vida muy intensa que le llevó a vivir en varios países, desde Brasil o Uruguay, a Francia o Italia, entre otros. Un hombre polifacético donde los haya, dado que fue pintor, escritor, atleta velocista y, curiosamente, jugador del Recreativo de Huelva, equipo en el que era conocido como ‘Sández’, su segundo apellido. En concreto, jugó en el Atlético de Huelva y en el filial del Recreativo de Huelva, pero una pleuritis a los 19 años le obligó a dejar aparcada su carrera futbolística.

Guevara estudió en la Academia de Bellas Artes del pintor Pedro Gómez en Huelva.
Guevara estudió en la Academia de Bellas Artes del pintor Pedro Gómez en Huelva.

A pesar de cultivar tantas facetas, Guevara logró destacar en varias de ellas, especialmente en la pintura, donde está considerado uno de los artistas de la vanguardia iberoamericana, creador de la técnica de la combustión del pigmento, es decir, óleo por ignición. Una propuesta que le otorgó fama mundial y, de hecho, a lo largo de su vida realizó más de 200 exposiciones individuales y otras tantas de carácter colectivo, junto a grandes genios como Dalí, Picasso o Tápies, entre otros. Artistas a los que conoció, como también sucedió en el ámbito literario con escritores como Julio Cortázar.

Este onubense expuso con aristas de la talla de Pablo Ruiz Picasso. / Foto: kedin.es
Este onubense expuso con artistas de la talla de Pablo Ruiz Picasso. / Foto: kedin.es

Sobre su vida, de forma somera, podemos comentar que, después de estudiar en la Academia de Bellas Artes de Pedro Gómez en Huelva, hasta donde su familia se había trasladado por motivos laborales, su trayectoria artística recibe un gran impulso en el año 1952 al marcharse a Brasil y, después, a Montevideo (Uruguay) y Buenos Aires (Argentina), teniendo los primeros contactos con grupos de vanguardia, tanto en el ámbito artístico como literario, y exponiendo en el Museo de Arte Moderno argentino. A partir de aquí, la fama que alcanza su técnica de combustión del pigmento le permite estar presente en galerías y museos de todo el mundo, desde Francia, Estados Unidos, China, Japón o Australia, llegando a ser el primer artista español en exponer en Irak. En la actualidad, algunas de sus creaciones pueden contemplarse en el Museo Reina Sofía de Madrid, en el Museo Vaticano o en el de Arte Moderno de Buenos Aires.




Sus obras se cuelgan en las paredes de centros tan destacados como el Museo de Arte Contemporáneo Reina Sofía de Madrid. / Foto: www.museoreinasofia.es
Sus obras se cuelgan en las paredes de centros tan destacados como el Museo de Arte Contemporáneo Reina Sofía de Madrid. / Foto: www.museoreinasofia.es

Tras un paréntesis en el que regresa a España debido a la enfermedad de su padre -José Guevara era el menor de los cuatro hijos de Juan Guevara García, que fue alcalde de Puebla de Guzmán-, Pepe, como le conocían sus amigos y familiares, se marcha a Madrid, contactando con Gonzalo Robles, director del Museo Español de Arte Contemporáneo y promotor de grandes exposiciones, lo que le abre las puertas para participar en la Bienal de Venecia, logrando un éxito que le lleva a la National Gallery y a la Bienal de Sao Paulo, de Alejandría y de París.

En Italia era conocido por el color rojizo de sus obras. / Foto: picenumart.com
En Italia era conocido por el color rojizo de sus obras. / Foto: picenumart.com

Precisamente, entre 1963 y 1975, se marcha a vivir a París, con un impás de un año en Estados Unidos, y, en los ochenta, se traslada a Roma, donde alcanza una enorme fama y pasa a ser identificado con el color rojo que aparece en sus obras. Etapa a partir de la cual fue introduciendo la figura y la temática religiosa en sus obras, hasta el punto de que su cuadro titulado ‘La Cruz’ (2000) fue adquirido por la Sección de Arte Contemporáneo del Museo del Vaticano, siendo presentado al Papa Juan Pablo II.




Guevara, en una audiencia con el Papa Juan Pablo II. / Foto: puebladeguzman.org
Guevara, en una audiencia con el Papa Juan Pablo II. / Foto: puebladeguzman.org

Una década después, Pepe Guevara regresa a España, aunque siguió manteniendo abierto estudios en París, Madrid o Milán. Como se puede comprobar, una trayectoria artística que llega a impresionar y que le valió la concesión de la Medalla de Oro de la Provincia de Huelva en el año 2009, reconocimiento impulsado por Paco Huelva, siendo nombrado también Hijo Predilecto de Puebla de Guzmán. Su fallecimiento se produjo el 10 de octubre de 2010 en su localidad natal, por lo que el próximo lunes 10 de octubre se conmemora el sexto aniversario de su muerte.

Se está impulsando la creación de la Fundación José Guevara, contando con el apoyo del Ayuntamiento de Puebla de Guzmán.
Se está impulsando la creación de la Fundación José Guevara, contando con el apoyo del Ayuntamiento de Puebla de Guzmán.

Una fecha muy señalada a partir de la que Huelva Buenas Noticias ha querido recuperar la figura de este artista y, sobre todo, hacerse eco de una interesante iniciativa sobre la que se está trabajando con el apoyo del Ayuntamiento de Puebla de Guzmán: la creación de la Fundación José Guevara.

De izquierda a derecha: el fotógrafo Moises Fernandez, Víctor Pulido y José Guevara, en uno de sus muchos ratos de conversación. / Foto cedida por Víctor Pulido.
De izquierda a derecha: El fotógrafo Moisés Fernández, Víctor Pulido y José Guevara, en uno de sus muchos ratos de conversación. / Foto cedida por Víctor Pulido.

Un proyecto sobre el que hemos querido indagar de la mano del artista onubense Víctor Pulido, que, precisamente, en estos momentos, se encuentra ultimando su tesis doctoral sobre la figura y la técnica de Guevara, un artista al que le unió una profunda amistad, tanto que se convirtió en su maestro y en un segundo padre para él. “Conocí a Pepe Guevara de la mano de Jesús Velasco, autor de libros como Historia de la Pintura Contemporánea en Huelva (1892 – 1992) y de Guevara: de la abstracción internacional al realismo íntimo, que me lo presentó un día en mi estudio y, desde entonces, nos hicimos muy buenos amigos. Corría el año 2005 y me fascinó toda su trayectoria. Era un artista muy polifacético que había vivido en ciudades como París o Milán. Y, desde entonces, se convirtió en mi maestro. También se dio la circunstancia de que, dos años después, falleció mi padre y se convirtió casi en un segundo padre para mí y yo en su hijo, ya que él sólo tuvo dos hijas”, nos cuenta Víctor Pulido.

José Guevara, realizando la técnica al óleo que él mismo descubrió. / Foto: Moisés Fernández, cedida por Víctor Pulido.
José Guevara, realizando la técnica al óleo que él mismo descubrió. / Foto: Moisés Fernández, cedida por Víctor Pulido.

La hija mayor de Guevara fue fruto del primer matrimonio del artista y, en la actualidad, vive en Moguer. Su segunda hija, Pauline, nació de su segundo matrimonio -se casó en segundas nupcias con una francesa-, siendo una de las personas clave a la hora de poner en marcha el proyecto de la Fundación. Tal y como explica la propia Pauline Guevara a HBN, “la idea de realizar este institución me surgió tras el fallecimiento de mi padre en 2010, porque sentí la necesidad de difundir y poner en valor su enorme legado, todo lo que había hecho en vida. Por ejemplo, tenía más de 800 libros y, ningún día, dejó de leer. Pero, además, mi padre siempre decía que lo que realmente hace libre a una persona es la educación, la enseñanza. Y, por este motivo, nuestra intención es que esta institución tenga una vocación social, en el sentido de que nos gustaría otorgar becas de estudio a los jóvenes de Puebla de Guzmán, unas ayudas económicas que luego se podrían extender a toda la provincia de Huelva e, incluso, al resto de España”.

El Andévalo es una tierra que ha dado a grandes artistas. / Foto: puebladeguzman.org
El Andévalo es una tierra que ha dado a grandes artistas. / Foto: puebladeguzman.org

Una idea que irá madurando ante la posibilidad de que, con el tiempo, la Fundación también se convierta en una residencia de artistas, teniendo en cuenta que el Andévalo es una comarca onubense que ha dado a grandes artistas de diferentes ámbitos, de ahí que se podría crear una serie de becas para fomentar esa creatividad. Eso sí, por el momento, en su primera etapa, este organismo dedicado a la figura de José Guevara se centraría en las ayudas para el estudio y la educación de los jóvenes.

Una de las obras de José Guevara. / Foto: Víctor Pulido.
Una de las obras de José Guevara. / Foto: Víctor Pulido.

Tengo previsto ir en noviembre a Huelva para continuar con la puesta en marcha de esta iniciativa que es cierto que ha tenido un pequeño parón a raíz de que me quedé embarazada y he sido madre de mi primera hija. Mi padre siempre decía que la patria es de la infancia y, de hecho, nunca se olvidó de sus raíces. Por eso, ahora, tengo previsto reunirme con el Consistorio de Puebla para continuar con este proyecto, con la ayuda de Víctor Pulido”, concreta Pauline.

El legado del artista es muy amplio, con la presencia de más de 800 libros.  / Foto: Moisés Fernández, cedida por Víctor Pulido.
El legado del artista es muy amplio, con la presencia de más de 800 libros. / Foto: Moisés Fernández, cedida por Víctor Pulido.

No en vano, Víctor Pulido se ha convertido en una especie de albacea del legado de José Guevara, ya que está custodiando toda sus cosas, una documentación que está siendo estudiada y archivada con la ayuda del becario de Arqueología José Ramón Pedregosa, que está recuperando una información muy valiosa.

El Ayuntamiento de Puebla de Guzmán apoya este proyecto.
El Ayuntamiento de Puebla de Guzmán apoya este proyecto.

Una Fundación en homenaje a José Guevara que ha tenido muy buena acogida por parte del Ayuntamiento de Puebla de Guzmán, ya que fue un compromiso adquirido por el Consistorio con el propio artista. Fuentes municipales, con el alcalde Antonio Beltrán al frente, ponen de manifiesto que después de un pequeño parón, este proyecto se ha revitalizado y sigue adelante, dando sus primeros pasos, por ejemplo, con la búsqueda de una posible ubicación para su puesta en marcha. Una Fundación que sería el mejor reconocimiento que su localidad natal le podría rendir a este ilustre artista, al que ya le dedicó una plaza que lleva su nombre.

Un proyecto que continúa dando sus pasos. / Foto: Moisés Fernández, cedida por Víctor Pulido.
Una idea que continúa dando sus pasos. / Foto: Moisés Fernández, cedida por Víctor Pulido.

Con todo, esta iniciativa acaba de iniciar su rodaje. Una propuesta cultural, con un marcado contenido social, que parece que pronto verá la luz en Puebla de Guzmán, el pueblo que vio nacer a José Guevara, un artista que llevó el nombre de Huelva por todo el mundo y que supo crear una forma muy personal de entender el arte. Su futura Fundación será tan sólo una forma de devolverle a su memoria un poco de todo lo que él le entregó a lo largo de su intensa y larga vida.




2 Responses to "Puebla de Guzmán impulsa la creación de una Fundación en homenaje al pintor José Guevara"

  1. Emilio   9 octubre 2016 at 9:57 am

    Merecido reconocimiento a una persona que siempre llevó a su pueblo en el corazón y en su trabajo….Enhorabuena a los impulsores de esta brillante idea¡¡¡¡¡

    Responder
  2. Toni   10 octubre 2016 at 10:24 am

    Efectivamente tuvo dos hijas y la primera, no sólo es “vive en Moguer” su nombre es “María Antonia” y es una persona creativa, como su padre, además con un corazón que no le cabe en el pecho.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.