La onubense Carolina Ronchel logra una beca para estudiar Periodismo y practicar golf en la Universidad de Brooklyn

Hace un mes aproximadamente, esta joven de Huelva se marchó a Nueva York tras lograr esta importante ayuda económica que le permitirá cursar durante los próximos cuatro años una carrera universitaria y jugar como atleta de la Long Island University. Una experiencia que espera disfrutar, aunque tiene claro que después le gustaría regresar a su tierra, a España.

Carolina Ronchel comenzó a practicar golf con tan sólo cuatro años.
Carolina Ronchel comenzó a practicar golf con tan sólo cuatro años.

Mari Paz Díaz. Con apenas cuatro años, esta joven onubense de 18 años comenzó a jugar al golf en el Club de Golf de Bellavista. Puede parecer una edad muy prematura, pero para Carolina Ronchel era algo habitual debido a que su padre también practicaba este deporte. Durante esos comienzos, cuando iba a la escuela de golf con el resto de los niños, se trataba de un mero hobby de fin de semana. Sin embargo, pronto se convirtió en algo más y, junto a su hermano, decidió participar en los campeonatos de la Real Federación Andaluza de Golf, con lo que las horas de entrenamiento y el nivel de las competiciones aumentaron.

El Club Bellavista ha cedido sus instalaciones para este torneo benéfico.
Se inició en este deporte en el Club de Golf de Bellavista.

El punto de inflexión se produjo cuando cumplió nueve años. Fue entonces cuando fue convocada por la Federación Andaluza para las concentraciones del centro de tecnificación en Málaga, lo que implicaba un gran esfuerzo, puesto que suponía, al menos, dos fines de semana al mes. Según nos cuenta, “aquí aparecieron mis primeras amistades en este mundillo, -que gracias a Dios sigo conservando. Esto hizo que mi afición siguiera evolucionando, ya que al principio en la zona occidental de Andalucía no había niñas de mi edad. Recuerdo jugar los campeonatos con los niños, porque no había más niñas, aunque, poco a poco, fueron llegando”. En 2013 empezó a jugar campeonatos nacionales y algún que otro torneo internacional, logrando entrar en 2014 en el ranking mundial amateur femenino.

No ha sido fácil compaginar los estudios con las exigencias de la competición.
No ha sido fácil compaginar los estudios con las exigencias de la competición.

Eso sí, a medida que los años pasaban y se iban incrementando las exigencias de la competición, se complicaba más el compaginar los entrenamientos con los estudios. Pero, como ella misma reconoce, “con esfuerzo todo se puede conseguir, a pesar de que en Huelva no hay ningún tipo de ayuda para poder compaginar estudios y deporte, de ahí que si no tienes a nadie detrás, como han sido mis padres, lo acabas dejando porque supone un sobreesfuerzo enorme. Debo decir que tuve la ayuda de algunos de los profesores de mi colegio, que es de agradecer. Nunca tuve problemas con las ausencias y cambios de exámenes, pero no todos son partidarios de ello”. Una cuestión que se hizo especialmente duro en los últimos años de Secundaria y en Bachillerato, hasta el punto de que tuvo que dejar de competir a partir del mes de marzo para poder compaginar sus estudios.




Ha conseguido una beca para estudiar en la Universidad de Brooklyn.
Ha conseguido una beca para estudiar en la Universidad de Brooklyn.

Un esfuerzo al que se añadió una serie de exámenes que vino realizando con el deseo de conseguir una beca para estudiar en Estados Unidos. Este sacrifico ha tenido su recompensa porque gracias a esas pruebas ha obtenido una ayuda para estudiar en Brooklyn, en la Long Island University (LIU), donde está teniendo la oportunidad de compaginar su pasión por el golf con una carrera universitaria, habiendo elegido Periodismo. Una experiencia que acaba de comenzar y que nos cuenta en esta entrevista.

La joven ha logrado una beca para estudiar durante cuatro años en Nueva York.
La joven ha logrado una beca para estudiar durante cuatro años en Nueva York.

-¿En qué consiste tu estancia en Estados Unidos?
-Me encuentro en la universidad LIU Brooklyn, en Nueva York, donde podré disfrutar de una beca para estudiar los cuatro años de la carrera, a lo largo de los cuales podré cursar los estudios de Periodismo, compaginándolos con el deporte, jugando y compitiendo con el equipo de la universidad. Por ahora, sólo llevo un mes y está siendo bastante duro, pero espero poder estar los cuatros años y, por supuesto, volviendo luego a España.




Una recompensa a todo su esfuerzo.
Una recompensa a todo su esfuerzo.

-¿Cómo has conseguido llegar hasta ahí?
-Todo esto ha sido fruto de mucho esfuerzo, de renunciar a muchas cosas y de entrenar muchas horas. Es una beca que considero como un premio a un trabajo de muchos años. Todos los esfuerzos, antes o después, tienen su recompensa.

-¿Cómo te planteas esta nueva etapa de tu vida?
-Te mentiría si te dijera que estoy tranquila, porque la verdad es que los nervios han estado conmigo desde que supe que vendría. Y ahora que estoy aquí siguen conmigo. Al principio te agobias y hay ratos en los que echas mucho en falta tu casa. Pero el primer mes es así vayas donde vayas. Hay que pasarlo y ya está. Con vistas al futuro lo veo como una gran experiencia de poder estudiar y competir en lo que me gusta, sin olvidar que conoces a mucha gente de otros lugares del mundo y, sobre todo, espero aprender el idioma a la perfección, porque una vez que llegas te das cuenta que no sabes tanto inglés como creías (risas). Esto es un mundo completamente diferente y no todo es tan fácil como parece. He tenido la suerte de que hayan coincidido en mi equipo dos españolas más y una venezolana, por lo que tengo que agradecer tener gente que hable mi idioma.

Su primer objetivo son los estudios, pero también mejorar en la competición.
Su primer objetivo son los estudios, pero también mejorar en la competición.

-¿Cuáles son tus objetivos?
-Mi planteamiento principal es disfrutar y aprender de esta experiencia, teniendo como objetivo los estudios, pero también saber cómo competir con un equipo, ya que en España lo he jugado como un deporte muy individual, así que espero mejorar todo lo que pueda en este aspecto.

Competirá como miembro del equipo de la universidad.
Competirá como miembro del equipo de la universidad.

-¿Tienes alguna labor concreta?
-Vengo como atleta a la universidad, así que mi papel fundamental es aprobar y jugar lo mejor posible para intentar clasificarnos para los torneos nacionales, aunque, para ello, debemos ganar la conferencia primero. En cualquier caso, tenemos muchas ganas e intentaremos dar lo mejor de nosotras.

No tenía claro si marcharse tan lejos, pero después de rechazar tres universidades, decidió lanzarse a la aventura.
No tenía claro si marcharse tan lejos, pero después de rechazar tres universidades, decidió lanzarse a la aventura.

-¿Qué piensa tu familia y tus amigos de esta aventura?
-Mi madre, al principio, era un poco reticente porque esto está muy lejos, pero con el tiempo se fue convenciendo más, porque si yo quería, era lo mejor para mí. Pero, mi padre, lo tuvo claro desde el principio, que era la mejor opción para poder mantener el nivel competición y estudiar, sin olvidar que te abre muchas puertas en el mundo laboral. Por mi parte, es verdad que hace unos meses prefería quedarme en España. No me atrevía a venirme tan lejos. Y, de hecho, le dije no a otras universidades que se me ofrecieron entonces. Pero después de pensármelo mucho, decidí lanzarme a la aventura.

Su intención es disfrutar de esta experiencia y regresar luego a España.
Su intención es disfrutar de esta experiencia y regresar luego a España.

Por parte de mis amigos, la verdad es que siempre me han apoyado al cien por cien y me han animado a hacerlo. Soy consciente de que los voy a echar muchísimo de menos, porque me hacen mucha falta, pero no puedo quejarme porque en los huecos que tengo voy hablando con ellos. Y sé que cuando vuelva, van a seguir estando ahí.

-¿Qué te gustaría hacer en el futuro?
-Nunca se sabe que pasará. En cuatro años pueden suceder muchas cosas. Y aunque tengo muchas ganas de vivir esta experiencia, también vengo con la intención de volver a España cuando acabe. Mi tierra me tira mucho. Soy muy de mi casa y mis amigos.

Carolina es todo un ejemplo de superación y esfuerzo.
Carolina es todo un ejemplo de superación y esfuerzo.

Lo que sí puedo decir es que lo principal son los estudios. Vivir del golf es muy complicado y, aunque sé que aquí voy a mejorar bastante, no me he planteado vivir de ello. Depende de cómo vayan saliendo las cosas. Nunca se sabe.

-¿Algún mensaje a los jóvenes onubenses para finalizar?
-Que se atrevan, que el miedo solo te va a impedir vivir cosas extraordinarias y, sobre todo, si quieres algo, no pares hasta conseguirlo porque todo esfuerzo, absolutamente todo, tiene su recompensa.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.