La periodista onubense Peña Monje prepara un proyecto audiovisual sobre la labor que realiza Madre Coraje en Perú

Durante el mes de agosto ha conocido diversas comunidades del país andino gracias una beca de viaje que le fue concedida tras realizar el Curso de Comunicación Solidaria organizado por la entidad. Una experiencia que le ha permitido valorar otros modelos de desarrollo e impregnarse de valores allí imperantes como el amor a la naturaleza.

Peña Monje, periodista onubense.
Peña Monje, periodista onubense.

Rosa Mora. “Nunca se me había parado el corazón tantas veces y se me había recompuesto por lecciones humanas de gente sin nombre”. Así se expresa la onubense Peña Monje a su vuelta de un viaje que le ha hecho ver la vida con otros ojos.

Los tres periodistas andaluces becados por Madre Coraje. De izquierda a derecha: Álvaro Ruiz Hidalgo, Peña Monje y Carolina Morato.
Los tres periodistas andaluces becados por Madre Coraje. De izquierda a derecha: Álvaro Ruiz Hidalgo, Peña Monje y Carolina Morato.

Durante el mes de agosto, la recién graduada en Periodismo ha visitado diferentes poblaciones de Perú acompañada por el periodista sevillano Álvaro Ruiz Hidalgo y la malagueña Carolina Morato Beltrán. Los tres andaluces fueron los beneficiarios de una beca de viaje que Madre Coraje concede para conocer sobre el terreno el trabajo de cooperación que la organización realiza y llevar a cabo un proyecto de comunicación.

En la comunidad de Pataypampa, donde convivieron con las familias.
En la comunidad de Pataypampa, donde los comunicadores convivieron con las familias de la zona.

En el caso de la onubense, Peña fue la seleccionada de entre todos los participantes del curso de ‘Comunicación Solidaria‘ dirigido a estudiantes de la Universidad de Sevilla, que de celebró en la Facultad de Comunicación de la Hispalense. Su trabajo final sobre el Empoderamiento de la Mujer Indígena y Latina convenció a los organizadores de la acción formativa, siendo Peña la elegida para vivir la experiencia en Perú. Por su parte, tanto Álvaro Ruiz Hidalgo como Carolina Morato Beltrán fueron los seleccionados de la tercera edición del curso ‘Comunicación y Desarrollo’, dirigido a periodistas y profesionales de la comunicación.




Con una de las pequeñas de la casa, dándole la miel que previamente su padre había cogido de la colmena.
Con una de las pequeñas de la casa, dándole la miel que previamente su padre había cogido de la colmena.

“Fuimos becados para realizar un documental que explique el proyecto de desarrollo que se está llevando a cabo en Perú, conocido como ‘El Buen Vivir’. Asimismo, teníamos que grabar material para otros vídeos más corporativos sobre la ayuda humanitaria que hace Madre Coraje con otras entidades como Cáritas y sobre proyectos que la entidad desarrolla en la zona de Apurimac”, cuenta a Huelva Buenas Noticias la joven periodista Peña Monje.

Un momento en el grababan paisajes en la zona de Huancavelica.
Un momento en el grababan paisajes en la zona de Huancavelica.

“Ha sido un mes muy intenso –añade la onubense-  en el que hemos estado viajando constantemente, de hecho no hemos estado más de tres noches en un mismo sitio. Cuando a la vuelta me preguntan cómo me ha ido… es imposible sintetizar, hacía tiempo que no vivía un mes tan emocionante, conociendo tantos proyectos, a tantas personas…”.




Ésta ha sido la primera experiencia como cooperante en el extranjero de Peña Monje. En la foto, en la zona de Huancavelica con los animales de las familias.
Ésta ha sido la primera experiencia como cooperante en el extranjero de Peña Monje. En la foto, en la zona de Huancavelica con los animales de las familias.

En lo que al trabajo audiovisual se refiere, “se nos solicitó que realizáramos un vídeo de unos 30 minutos de duración en el que explicáramos el modelo alternativo de ‘El Buen Vivir’. Se trata de un modelo de desarrollo ya implementado en otras áreas de América Latina, y que está llegando ahora a Perú. Éste -al contrario de lo que ocurre en muchos otros países- toma como referencia índices de desarrollo que van más allá de los puramente económicos. Tiene más en cuenta factores como la igualdad de la mujer, el respeto a la Pachamama -Madre Tierra-, persigue que el bien común sea superior al bien individual. En definitiva, busca una economía sostenible. Según nos transmitían, ellos no están en desacuerdo con la tecnología, pero sí se cuestionan cuál es la mejor manera de utilizarla, usarla de forma más sana…”.
“Algo que me llamó mucho la atención fue que había zonas donde no había agua caliente, pero sí había móviles. Parece que el hecho de que la tecnología llegue a todos los puntos es más importante a que necesidades básicas estén cubiertas”, señala Peña.

Trabajando en la zona de Yuyos con Cáritas Perú
Trabajando en la zona de Yuyos con Cáritas Perú.

La estancia en Perú ha permitido a la joven periodista conocer de primera mano el modo de vida de diversas comunidades de la sierra andina. En este sentido, tuvo la oportunidad de convivir durante unos días con familias campesinas en comunidades de Pataypampa y Antamachay. “Estuvimos en sus casas, con sus niños, probando su comida. Sin lugar a dudas fue lo más impactante”, nos explica la onubense. Experiencias y anécdotas que Peña ha ido compartiendo de forma cercana en su propio blog.

Preparan un proyecto audiovisual sobre el modelo alternativo de 'El Buen Vivir'. En la foto, momento en el que fueron recibidos por los miembros de la comunidad de Madeam.
Preparan un proyecto audiovisual sobre el modelo alternativo de ‘El Buen Vivir’. En la foto, momento en el que fueron recibidos por los miembros de la comunidad de Madeam.

“Por otro lado, por parte de Madre Coraje nos hemos sentido muy arropados y hemos tenido la suerte de ver las iniciativas que desarrollan en la zona.  Hablamos de proyectos de Ayuda Humanitaria gracias a los cuales reparten ropa y jabón artesanal elaborados a partir de técnicas de reciclado, así como proyectos de Desarrollo Humano entre los que destaca la instalación de fitotoldos -invernaderos-, importantes también para el desarrollo de la mujer, que empieza a hacer otro tipo de actividades”.

Peña, con la familia con la que convivió en Esta fue mi familia en la comunidad de Antamachay.
Peña, con la familia con la que convivió en la comunidad de Antamachay.

El viaje a Perú ha sido la primera experiencia en el extranjero en la que Peña participa como cooperante. No obstante, ya en Sevilla se implicó como voluntaria durante unos meses en Faisem, Fundación Pública Andaluza para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental. De hecho, su Trabajo Fin de Grado ha tenido como objeto central su experiencia en esta entidad.

Vistas de la zona de Huancavelica.
Vistas de la zona de Huancavelica.

De su viaje a Perú Peña hace una valoración muy positiva tanto en el plano personal como profesional. “En el apartado personal, ojalá pudiera dar a conocer a todas las personas con las que me cruzado y me han dado lecciones vitales. Son gente que, entre otras cosas, te enseñan a valorar y mimar la naturaleza. Por citar un ejemplo, participamos en una fiesta que se organizaba en honor al agua, para ellos “su mejor amiga”, lo que les permite llevar una vida autónoma.
A nivel profesional, he estado acompañada por dos grandes que me han enseñado muchísimo sobre la profesión, he aprendido a valorarla y a darle un sentido para que sea una comunicación más útil”. “Con esta experiencia he aprendido -añade- que la comunicación sirve para algo más que para ser un altavoz, sirve para mover conciencias y promover el desarrollo”. 

En un futuro, Peña espera vivir de sus dos pasiones: la comunicación y la cooperación.
En un futuro, Peña espera vivir de sus dos pasiones: la comunicación y la cooperación.

De cara al futuro, en unos días Peña se desplazará a la ciudad italiana de Florencia donde disfrutará de una beca que le va a permitir formar parte durante unos meses de una destacada empresa de Italia relacionada con la comunicación. Entre sus aspiraciones destaca el poder llegar a vivir uniendo sus dos pasiones: la comunicación y la cooperación.

 

 

 

 




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.