Los vecinos de San Bartolomé de la Torre reconocen el valor de la amistad

Aunque una semana más tarde de lo habitual debido a las elecciones generales, la localidad celebra su conocida Romería de la Amistad. Un evento que el alcalde del municipio, Manuel Domínguez, invita a todos a descubrir.

Alcalde de San Bartolomé de la Torre, Manuel Domínguez.
El alcalde de San Bartolomé de la Torre, Manuel Domínguez.

A.R.E. La localidad onubense de San Bartolomé de la Torre inicia este 1 de julio, una fecha un poco más tardía de lo habitual, su conocida Romería de la Amistad. Una fiesta es la que vecinos y visitantes se reúnen durante tres jornadas para disfrutar, sencillamente, de una buena charla o un buen vino, en la que se celebra la vida, la familia y el seguir pasando el tiempo juntos en fraternidad.

Son, pues, motivos más que destacados los que consiguen congregar a todo el pueblo en la zona del ‘Alto de la Lobera’, llenándola de buen ambiente y alegría. De esta tradición, que institucionalizaran los propios bartolinos y que cumplirá 40 años el próximo 2017, nos habla el alcalde del municipio, Manuel Domínguez Limón:

Fachada del Ayuntamiento de San Bartolomé de la Torre.
Fachada del Ayuntamiento de San Bartolomé de la Torre.

– Manuel, la principal peculiaridad de esta fiesta es que no se celebra en honor a ningún santo…
– Sí, no hay otra romería pagana como ésta. Nació como una reunión de amigos que iban al final de cada mes de junio al Alto de la Lobera, que es donde se celebra, en un pinar precioso. Luego se fue consolidando. Es una romería para estar juntos en convivencia, como todas las romerías. Aunque no se celebre en honor a un santo y no haya un protocolo en la liturgia, como sí tienen las otras romerías religiosas, se mantiene ese ambiente de confraternidad propio de estas fiestas.


Cartel de la Romería de la Amistad de este año.
Cartel de la Romería de la Amistad de este año.

– ¿Cuál es la principal novedad de este año? 
– Este año, como novedad, la junta directiva de la romería con el Ayuntamiento de San Bartolomé tomaron la decisión de cambiar la fiesta de fecha, ya que siempre se celebra el último fin de semana de junio, para que no coincidiera con las elecciones generales del 26J. Es decir, hemos retrasado la romería una semana, pero ha sido por tema de seguridad. Siempre se celebra a final de junio porque es una fecha en la que los estudiantes ya han terminado las clases, la campaña agrícola también está finalizando… eso hace que el 90% del pueblo pueda trasladarse estos días al Alto de la Lobera.

– ¿La programación se mantiene igual a la de años anteriores?
– Sí, el viernes y el sábado habrá, como siempre, desfiles de caballos, charrés y remolques por las calles principales del pueblo y luego iremos a la finca, en el Alto de la Lobera, donde están las casetas. Allí comeremos, beberemos y disfrutaremos con nuestras familias, amigos y todas las personas que se acerquen a San Bartolomé en estos días. El Ayuntamiento, desde hace unos años, hace una inversión importante en la caseta de servicios, donde están los bomberos, Protección Civil, los sanitarios, etc.


Foto antigua de jóvenes disfrutando durante los días de convivencia en la romería de San Bartolomé de la Torre.
Foto antigua de jóvenes disfrutando durante los días de convivencia en la romería de San Bartolomé de la Torre.

Allí, el primer día se ofrece una tapa y un ponche o un refresco a quienes se acerquen a visitarnos. Cabe destacar que es una romería sencilla, pero compleja a la vez porque hay que establecer un Plan Romero, que se aprueba en pleno, para asegurarnos de que no haya problemas. El Ayuntamiento se encarga de coordinar a Policía Local, 112, servicios sanitarios, Protección Civil, dispositivo de recogida de residuos urbanos, la vigilancia y demás. Cada vez tenemos mejores servicios, infraestructuras y dotaciones. Nuestro fin es que todos estén cómodos y tengan la seguridad de pasárselo bien.

De izquierda a derecha el escultor, Martín Lagares con el alcalde de San Bartolomé, Manuel Domínguez Limón, y el presidente de Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios.
Monumento a la Romería de la Amistad.

– ¿Qué momento de la romería vive usted con mayor intensidad y por qué? 
– Principalmente el primer día porque es el más local y puedo atender mejor a los amigos del pueblo y estar en convivencia con ellos. El sábado y el domingo viene más gente de fuera, entonces son más de protocolo y de atender a quienes nos visitan. De todas formas, cualquiera es un gran día. Por ejemplo, el domingo, al ser todo el día, no sólo la noche, es cuando disfrutan más los niños.

– La romería cumple el año que viene sus 40 años. ¿Tienen pensado hacer algo especial para celebrarlo?
– La Asociación Romería de la Amistad es la que se encarga de todo dentro del recinto romero, la que mueve en asamblea las casestas y toma las decisiones. Entonces, si ellos piensan que se debe hacer algo especial, el Ayuntamiento estará, como siempre, a su lado en lo que ellos nos pidan.

Obras en San Bartolomé de la Torre.
Obras en San Bartolomé de la Torre.

– Hablando de San Bartolomé en general, ¿cuáles son las principales iniciativas o proyectos que están llevando a cabo?
– Como Ayuntamiento, cuando cumplimos el año de legislatura hicimos un análisis del programa electoral y más del 70% de aquello a lo que nos comprometimos lo hemos cubierto ya. Se está transformando la fisonomía urbana del pueblo, generando espacios libres y de esparcimiento. La última obra ha sido el adecentamiento de la torre, que ha quedado preciosa. También donde estaba el antiguo cementerio hemos hecho un parque periurbano bonito, limpio y diáfano. Ahora nuestros objetivos son terminar de asfaltar lo que nos queda del Camino de las Bodegas, que es una vía muy importante para la comunicación con la zona de costa, y cubrir las gradas del polideportivo. Al ritmo que vamos, creemos que en 2017 habremos realizado ya las grandes obras que recogía nuestro programa electoral.

– Por último, invite usted a los ciudadanos a visitar la Romería de la Amistad.
– Decirles que se trata de una oportunidad de conocer una romería diferente, bonita y fraternal, y de conocer a la gente de San Bartolomé, que es de lo mayores valores del pueblo, gente muy abierta que hace que ésta sea una auténtica exaltación de la amistad.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.