José Antonio Marín Rite, alcalde de Huelva (1979-1988)

A pesar de los escasos medios económicos de que disponía, supo llevar el barco denominado Huelva al buen puerto que su rumbo le marcara.

 José Antonio Marín Rite, primer alcalde democrático de Huelva.
José Antonio Marín Rite, primer alcalde democrático de Huelva.

Antonio José Martínez Navarro. El siglo XX nos legó, con los avances tecnológicos de que tan orgulloso presumiera, unas cuantas personalidades políticas que gallardamente los vendavales del siglo XXI se han tomado el trabajo de aventar. Y uno de ellos fue un alcalde que, a pesar de los escasos medios económicos de que disponía, supo llevar el barco denominado Huelva al buen puerto que su rumbo le marcara. Nos estamos refiriendo a José Antonio Marín Rite.

El domingo 29 de junio de 1941 nacía en Valverde del Camino en el seno de una familia compuesta por Diego Marín Rodríguez, ilustre abogado y Marcela Rite Batanero y sus hijos José Antonio, Diego y Andrés.
En una entrevista aparecida en el diario “Odiel” el día 11 de marzo de 1984 el propio alcalde nos habló de su niñez:

<<…En aquel piso donde vino al mundo había algún óleo de antepasados bigotudos. Un bufete funcionando y cientos de libros para un humanista metido a estudiante. De niño lo enseñaron a rezar todos los días, recitar algún poema, actuar en algún teatrillo a fin de curso y a pelar una naranja con tenedor y cuchillo. Su bachiller lo estudio en un Valverde coloquial, repleto de inquietudes culturales y jóvenes con vocaciones sacerdotales. En este ambiente tenía que cumplir ciertos ritos. Una mañana tomaba una “palomita” y otra se ponía ruborizado pantalón bombacho. Después, José Antonio Marín se matricula en la Facultad de Derecho de Madrid y vivía en un Colegio mayor. Aquí, gracias a la Biblia, lee a Neruda, Machado, Lorca, Marcase y el hombre empieza a debatirse excesivamente, entre banalidades literarias ante la injusticia…>>.




Revista informativa del Ayuntamiento “Huelva Municipal”, número 1. Marzo, 1984.
Revista informativa del Ayuntamiento “Huelva Municipal”, número 1. Marzo, 1984.

Podemos ampliar los datos de los pasos de José Antonio en su ciudad. Sabemos que estudió hasta quinto de Bachillerato en su patria chica. Los estudios finales de este nivel los realizó en el Colegio Francés. A renglón seguido, se matricula en la Universidad de Madrid de donde sale con el título de Abogado debajo del brazo y con muchos deseos de abrirse paso en el difícil camino de la abogacía. En la primera referencia suya aparecida en el diario “Odiel”, el día 21 de octubre de 1967, contraía matrimonio con Amparo Santos Bonaño:

<<Enlace Marín Rite-Santos Bonaño.
En Valverde del Camino contrajeron matrimonio la señorita Amparito Santos Bonaño, licenciada en Ciencias Químicas y don José Antonio Marín Rite, abogado, verificándose el enlace días pasados en la Parroquia de Nuestra Señora del Reposo, y bendijo la unión el párroco don José Romero Oviedo.
Fueron apadrinados por don Américo Santos Montes, padre de la novia y doña Marcela Rite Batanero, madre del novio, y como testigos firmaron don Domingo Bonaño Cristiano, don Isidoro Morato Lagos, don José María Boza Domínguez, don Salvador Vázquez Marín y don Jesús María Santos Bonaño.
Los invitados fueron exquisitamente obsequiados en el Círculo “El Recreo”, amenizando la fiesta la gran Orquesta “Copacabana”, de Río-Tinto. La feliz pareja emprendió viaje por varias provincias españolas, proponiéndose visitar también París y Roma>>.




Después de su viaje de novios fijó su residencia en nuestra capital. Así, el martes 30 de enero de 1968 el diario “Odiel” informaba a sus lectores que había jurado como letrado siendo su padrino en esta ceremonia su propio padre:

<<Audiencia. Jura de un Letrado. En la mañana de ayer y ante la Audiencia provincial, se ha celebrado la jura del Letrado, don José Antonio Marín Rite, en cuya ceremonia actuó como padrino, el prestigioso Letrado, don Diego Marín Rodríguez, padre de dicho profesional.
La jura resultó muy brillante por el número de compañeros que asistieron a la misma –Segovia Moreno, Marín Mittenhoff, Jiménez Puente, Bernal Díaz, Azcárate, Carrero, Rodríguez Mora, Cárdenas, Peña, Navarro Nieto, Mora Ortega-los cuales, felicitaron al señor Marín Rite, por su incorporación al Colegio de Abogados de esta capital.
Le deseamos los mayores éxito en su carrera>>.

Los Carnavales de Huelva, una fiesta recuperada en 1983.
Los Carnavales de Huelva, una fiesta recuperada en 1983.

A partir de febrero de 1969 comienza una esforzada labor como abogado laboralista formando parte del despacho de U. G. T. a cargo de Carlos Navarrete defendiendo siempre al más débil. Interviene y opina en toda suerte de materias laborales, aún las más ajenas a su habitual ocupación, con tal acierto, que los versados que se le oponían se veían obligados a reconocerle la máxima beligerancia. Otra de las cualidades excepcionales era y es su rectitud. Resultaba como una reacción física en él la protesta airada contra toda inmoralidad o injusticia. Y pronto se convierte en abogado célebre, jurista y jurisperito a la vez, versado como pocos en leyes y especialmente en las de procedimientos, que siempre cultivó con ahínco, período en el que su inmenso talento y su voluntad de hierro lo elevan al pináculo del prestigio de la abogacía, haciendo de su persona, no ya una figura local, sino provincial. En el partido del PSOE, a nivel capitalino y provincial, es el candidato idóneo para optar a los más relevantes cargos. Irrumpe la democracia en nuestro país y el Partido le pide que encabece la lista municipal. Fue una sorpresa para él, aceptó por no encontrar argumentos importantes para negarle. De otra parte eran momentos en que España se consolidaba en las libertades y me pareció honesto colaborar. Tal vez en una época con la democracia más consolidada, su respuesta hubiese sido distinta. Al finalizar las elecciones don José Antonio fue elegido Alcalde de Huelva. Asistamos a la toma de posesión como primer edil del Ayuntamiento de Huelva el viernes 20 de abril de 1979. Al día siguiente el diario “Odiel” destacaba el hecho:

<<Ayer en el Palacio Municipal. Constitución del nuevo Ayuntamiento. Don José Antonio Marín Rite.
José Antonio Marín Rite fue elegido en la mañana de ayer alcalde de la Ciudad de Huelva.
A las once y nueve minutos de la mañana, daba comienzo en el salón de sesiones del Ayuntamiento de Huelva, la sesión constituyente de la nueva Corporación Municipal. En primer término se formó la Mesa de edad, con los concejales electos de mayor edad: don José González Gastañaga, 60 años, y más joven, doña María Magdalena García Hierro, de 24. Les asistía el Jefe de los Servicios Jurídicos (secretario de la Corporación, en funciones), don Joaquín Maján López, estando igualmente presente el interventor don Juan Manuel Fernández Sánchez.
Una vez comprobadas las credenciales de los concejales, cuya asistencia fue total, se declara constituida la Corporación.
El señor González Gastañaga, en uso de la presidencia dijo unas breves palabras, por las cuales mostraba su satisfacción por la recuperación de la democracia en los Ayuntamientos.
En la sala reinaba una gran expectación, estando presentes todos los funcionarios municipales, miembros de partido, centrales, asociaciones de vecinos y ciudadanos en general, en un número total que sobrepasaba los dos centenares de personas.
Se hizo el silencio y fueron presentadas las candidaturas a alcaldes. Por la UCD don Jaime Madruga Martín; por el PSOE, don José Antonio Marín Rite; y por el GIH, don Carmelo García Laguna. Manifestaron en presentar candidaturas, el PCE, PSA y ORT.
A las once y tres minutos se iniciaba la votación. A medida que el secretario los iba nombrando, fueron pasando por la presidencia de la Mesa los nuevos concejales para entregar al presidente su voto, que éste introduce en una urna situada al efecto. Pasó en primer lugar el grupo de UCD, les siguió el PSOE. Al emitir su voto los miembros del PSA, encabezados por don Antonio Mora Roche, desplegaron cada uno de ellos su respectivas papeletas y leyéndola en voz alta pronunciaban el nombre de José Antonio Marín Rite, mostrando, públicamente su disciplina de partido y ratificando encierto modo el pacto que había venido rumoreándose en las últimas horas, sobre que el primer Teniente de Alcalde iba a ser el Sr. Mora Roche, y que la Delegación de Cultura sería igualmente ostentada por el PSA. Siguió en el orden la ORT, y el GHI.
El Secretario actuante Sr. Maján, había advertido que catorce votos serían suficientes para proclamar alcalde a un concejal.
Comenzó el escrutinio de la votación. Al llegar el voto número catorce para el Sr. Marín Rite, la sala prorrumpió en vítores y una prolongada salva de aplausos. Siguió el recuento, que arrojó el siguiente resultado: la UCD recibió los votos de su grupo, total 8 votos. El Grupo Independiente de Huelva también se auto votó. Los grupos PSOE, PCE, ORT y PSA, votaron unánimemente la candidatura del Sr. Marín Rite, que obtuvo así 17 votos.
El Secretario proclamó alcalde de Huelva a don José Antonio Marín Rite y este dijo: “Acepto el cargo y tomó posesión del mismo”. Eran las once y veinticuatro minutos.
Como detalle anecdótico podemos reseñar que el alcalde dio inmediatamente su primera orden diciendo: “Ya pueden quitar la urna ésta de aquí”. En consecuencia el primer funcionario que ha trabajado a las órdenes del nuevo alcalde ha sido el ordenanza don Juan Banda Bolaños, que lleva nueve años en la Casa.

Inauguración del Monumento “A los muertos por la libertad”, situado en el Cementerio de Nuestra Señora de la Soledad. 12 de noviembre de 1983.
Inauguración del Monumento “A los muertos por la libertad”, situado en el Cementerio de Nuestra Señora de la Soledad. 12 de noviembre de 1983.

Seguidamente, el señor en relación a las de la Comisión Municipal Permanente, dio lectura a la misma:
“El artículo 28, apartado 4, de la Ley de EleccionesLocales de 17 de julio de 1975, establece que en los Ayuntamientos de 2.000 habitantes en adelante se constituirá en la misma sesión la Comisión Permanente que se compondrá de alcalde, más un número de concejales equivalente al tercio, en cifra estricta del número legal de concejales. Se añadirá uno más si el número total resultante fuese impar. La atribución de puestos para las distintas listas se continuará de la siguiente forma a) El Alcalde ostentará la presidencia de la Comisión Permanente, b) Los puestos restantes se atribuirán a cada lista proporcionalmente al número de concejales que haya obtenido, corrigiéndose por exceso las fracciones iguales o superiores al 0,5 y por defecto los restantes. C) si como consecuencia de la corrección de fracciones el total resultante no coincidiera con el número de miembros de la Comisión Permanente, se atribuirán los puestos que faltasen, correlativamente, a las listas que más votos hayan obtenido, o se disminuirán los puestos de exceso, correlativamente, de las listas que menos votos hayan obtenidos.
En consecuencia, la Comisión Municipal Permanente se compondrá de tres miembros de UCD, 3 del PSOE, 2 del PSA1 de ORT, 1 de GIH y la presidencia del alcalde que equivale a uno más del PSOE.

Éste es el primer discurso oficial del nuevo alcalde: “Señoras y señores: Quiero en primer término dirigir un saludo a todos los miembros de esta Corporación, ponerme incondicionalmente a disposición de todos, porque esta es la forma de ponerme a disposición del pueblo de Huelva, y al mismo tiempo expresar mi agradecimiento a todas las personas y a todas las organizaciones que de una u otra forma han puesto en mí su confianza.
Quiero expresar también la satisfacción que en este momento siento. Esta satisfacción se expresa en una triple vertiente: En primer lugar como ciudadano. Yo pienso que hoy la palabra ciudadano tiene realmente un sentido especial; ciudadano significa hombre de la ciudad libre, hombre de la ciudad democrático. Hoy ya pienso que todos somos ciudadanos, en el verdadero y auténtico sentido de la palabra. También quiero expresar la satisfacción que personalmente siento, para mí es un motivo de orgullo y de satisfacción presidir esta Corporación Municipal. Y también quiero expresar mi satisfacción como socialista, como miembro, como militante del Partido Socialista Español.

En cuanto a política municipal, yo quiero ahorrar aquí hoy discursos de tipo político, pienso que no es necesario. Todos en nuestra campaña electoral hemos expuesto nuestros programas, y hoy creo que lo que cabe decir aquí es que tenemos un camino en común que recorrer y que la meta de ese camino tiene que ser Huelva, tiene que ser necesariamente el bien de la ciudad y el interés de la mayoría de los ciudadanos. Y en ese camino estoy seguro que a pesar de las diferencias idealistas que lógicamente existen entre
Estos son los nombres que componen la Corporación Municipal: José Antonio Marín Rite, José González Gastañaga, Margarita Ramírez Montesinos, Jesús Bravo González, Aurelio Barreda Moreno, Amalia Periáñez Camacho, Juan Vázquez Pavón, Jaime Madruga Martín, Emiliano Sanz Escalera, Manuel Flores Caballero, Antonio Oliveira Assalit, José Antonio Fonseca Sotomayor, Santiago Cotán-Pinto Núñez, Francisco Méndez Pérez, Gregorio Iglesias Portero, Antonio Mora Roche, José Vega Serrano, Manuel Pérez Blanco, Francisco Revuelta Pérez, Estrella Martín Tejerizo (independiente), Oliva Tornero Coder, Juan Ceada Infantes, María Magdalena García Hierro, Emilio Escobar Toscano,Francisco Portillo Rodríguez, Carmelo García Laguna y Juan Ortiz García>>.

La Huelva que se encuentra José Antonio Marín era para salir corriendo. El mismo alcalde la recordaba:

<<…El Parque de Bomberos era bochornoso, se tardaban tres días en hacer un análisis del agua de consumo, la lonja era una chabola de madera donde las ratas paseaban por encima de las cajas de frutas que al día siguiente comprarían la gente en el mercado. Pero también había carencia en la red de saneamiento, porque se construía un barrio y se sacaba un tubo a la marisma y cuando se obstruía, como pude ver en “Pérez Cubillas”, llegaba el agua sucia a más de un metro de altura en las casas. Era pues una tarea ingente a la que nos enfrentábamos, porque además no había dinero.
No sé cómo es posible añorar aquella Huelva, se añora el ser más jóvenes, pero entonces lo que había eran los partidos de habitaciones en el Corralón de Buenos Aires o en el Brasil, o las chabolas de Los Rosales…>>-.

Amparado en la profesión de abogado, que fue soporte de su vida, no le faltan buenas perspectivas para conseguir lo que Huelva necesita y desde el primer Pleno del nuevo Ayuntamiento va a encaminar sus pasos a ello. El diario “Odiel” publicaba aquella histórica jornada en sus páginas el mismo día de celebrarse el acto, el viernes 27 de abril de 1979:

<<Hoy, primer pleno del nuevo Ayuntamiento. Hoy celebrará su primera sesión extraordinaria el Ayuntamiento Pleno, correspondiente con el siguiente orden del día:
Designación de miembros de la Comisión Municipal Permanente.
Régimen de sesiones del Excmo. Ayuntamiento Pleno y de la Comisión Municipal Permanente.
Atribución de tenencias de Alcaldía y constitución de comisiones informativas.
Conocimiento de las resoluciones del Alcalde en materia de sustitución por razón de urgencia o enfermedad, así como la designación de presidentes de Comisiones Informativas y Delegaciones que la Alcaldía estime oportuno conferir>>.

De las ocho capitales andaluzas el PSOE había alcanzado el triunfo en seis de ellas, el PCE en una (Córdoba) y el PSA había hecho lo propio en Sevilla. Y en la revista “Cambio 16”, número 387 sometieron a los ocho alcaldes a una encuesta bajo el título de “Alcaldes contra el miedo”. Y la respuesta del recién estrenado alcalde onubense era la siguiente:

<<…No he apreciado que haya miedo hasta ahora. Desde luego, están contentos de que en la toma de posesión hayamos descargado de contenido político”. Pero están los impuestos: “Es posible la gente tema que vayan a subir los impuestos municipales y en Huelva hay un problema de recaudación, que pasa por una campaña de concienciación. Pero si hablamos de mejorar los servicios, hay que financiar esta mejora”. Hoy en día ciertos problemas, como el Polo de Desarrollo, con sus industrias, o el Plan de Ordenación Urbana, en los que pueda haber gente que tema, pero nosotros iremos por la vía de la negociación. Ni se puede pensar en un desalojo traumático del Polo, ni las empresas deben olvidarse de los intereses de la ciudad. Ahora, creo que nadie teme; de aquí a dos meses no sé qué pasará.
Queremos popularizar las fiestas colombinas al máximo. Es una fiesta del pueblo y queremos que el pueblo la recobre como tal. Hay gran cantidad de casetas de empresa a las que muchos no tienen acceso; nosotros queremos montar instalaciones populares y hablaremos para ello con las asociaciones de vecinos. Pero reconocía: “Nuestros medios son limitados y no podemos competir con las casetas que montan las empresas”>>.

José Antonio Marín Rite es un volcán de actividad. Desde las primeras horas de la mañana recibe en su despacho del Palacio Municipal a un sinfín de comisiones de todo tipo, a las Asociaciones de Vecinos que van a exponerle los viejos asuntos de dotación de servicios en sus barrios, a los técnicos municipales que le informan sobre datos urbanísticos, a sus ediles con los que trata temas respectivos a las concejalías y de la ciudad. Particulares, profesionales y amigos, todos en general, quieren conocer, tratar, dialogar y conciliar con el nuevo alcalde.

El sábado 12 de mayo de 1969, haciendo un paréntesis en su apretada agenda, recibe al reportero del diario “Odiel” y contesta a una serie de cuestiones de interés municipal entre las cuales hemos seleccionado dos de gran importancia en aquellos días:

<<…Nuestra primera pregunta es casi obligada:
¿Qué problemas fundamentales ha encontrado en el Ayuntamiento después de la toma de posesión?
A mi juicio tiene dos vertientes: la vertiente administrativa y la económica. En cuanto a la primera, la antigua Corporación se encontró en los últimos meses en una situación de provisionalidad que afectaba de una forma y otra las decisiones del Ayuntamiento. Esta situación ha producido un deterioro que yo considero lógico y por supuesto no imputable a las personas que aquí estaban. En lo que se refiere a la estructura misma de la Casa, ellos sabían que iba a cambiar todo y por eso se acentuaba esta situación de provisionalidad de una manera crítica en muchas ocasiones. Desde el punto de vista económico, el Ayuntamiento tenía y tiene en endeudamiento extraordinario y por otra parte muchos problemas de tipo presupuestario que nos dificultan cualquier tipo de operación económica; por ello exigiremos al Gobierno que dicte unas medidas inmediatas para realizar nuevos presupuestos. No obstante nosotros pensamos hacer público a finales de mes una información exhaustiva de la situación económica del Ayuntamiento.
Relacionado con todo este asunto ¿qué se sabe del dinero que tenía que conceder el Banco de Crédito Local para solventar las deudas contraídas por los antiguos Ayuntamientos?
Esta solución, en el caso de que se llevase a cabo, lo único que haría sería cambiar de deudor, lo que creemos que no es la solución el problema, aunque nos facilitase una capacidad mayor de maniobra. Por otra parteese dinero no responde a la totalidad de las deudas contraídas.
¿Podría anticiparnos algo sobre proyecto a corto, medio y largo plazo?
De momento estamos estudiando uno por uno los serviciosy viendo las necesidades que tiene cada uno en concreto y confeccionando un plan de prioridades. Este plan que verá la luz en días no muy lejanos para por un estudio previo de todos y cada uno de los servicios. No obstante nosotros somos conocedores de muchas situaciones insostenibles dentro del municipio como por ejemplo el basurero de la Orden que afecta a cuestiones tan importantes como la sanidad pública, etc. Todas esas cosas tendrán cabida en este plan que procuraremos que recoja todas las necesidades perentorias de la ciudad>>.

El carácter de José Antonio Marín Rite era y es opuesto al de otros alcaldes que había tenido Huelva. Es abierto, arrollador, alegre hasta el delirio. En las fiestas colombinas de 1979 los ciudadanos onubenses lo ven bailar más que un trompo. Esto impacta y el redactor del diario “Odiel” publica el día 7 de agosto del citado año:

<<Un alcalde rockero. Palabra que a primer golpe de vista nos hizo gracia, pero luego estimamos que eso estaba bien, y que le acercaba al pueblo, ya que el pueblo es él. En la caseta popular pudimos ver al alcalde dejando pálido a cualquier travoltista bailando el rock con depurado estilo. Resultaba una imagen muy de hoy ver a nuestro primer ciudadano sin protocolo y disfrutando como uno más de las Fiestas Colombina, bailando y todo. Por otra parte, un alcalde, si es buen alcalde, tiene que saber bailar al son que le toquen>>.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.